" equidad de genero "


#1

Durante siglos, nuestra cultura se ha asentado en el principio que las mujeres somos diferentes a los hombres, inferiores y “DEPENDIENTES”, sustentado además en el criterio arraigado de la mujer como sexo débil y el hombre ser fuerte y agresivo. Esta forma de pensamiento llegó a convertirse en un modo de conducta y creó determinados esteriotipos.

Pero que felicidad que me haya tocado nacer en una época en la cual las mujeres estamos tan conscientes de lo que ocurre en el mundo entero y no tenemos que estar luchando tan duramente para hacernos oir. El mundo está abierto de par en par para ser lo que queramos. Es arduo, pero por lo menos siempre encontramos a otras mujeres en lucha por las mismas cosas.

Aunque la total igualdad está aún muy lejos, ciertamente ha habido cambios que hacen nuestra vida de mujer menos estereotipada y recluída. Vivimos en una época en la cual las mujeres por fin estamos creciendo para llegar a ser todo lo que nos propongamos y tener pleno control de nuestras vidas.

Nos resulta muy difícil a las mujeres tener éxitos profesionales, hijos felices y una plena vida personal. Cuando vamos al trabajo. nos sentimos culpables por no estar con los hijos. Cuando estamos con los hijos, nos sentimos culpables por el trabajo que dejamos pendiente, y si nos queda tiempo para asuntos personales pues nos sentimos culpables porque no estamos cuidando ni las necesidades de los hijos, ni las del trabajo.

Para que las mujeres podamos hacer con éxito todo lo que queremos, debemos delegar algunas responsabiidades y nuestra pareja deberá compartir con igualdad todas las responsabilidades de la familia, porque de no ser así, terminamos demasiado agotadas y frustrada para gozar de la vida.

Todas podemos obtener lo que nos propongamos, pero debemos escoger con cuidado nuestras metas. Saber lo que nos gusta y lo que no. Debemos ser críticas acerca de lo que podemos realizar y de lo que no podemos hacer bien. Debemos escoger una carrera o una forma de vida que nos interese y debemos trabajar duro para que sea un éxito.

Debemos tener una relación con un hombre que sea digno de todo lo que física y mentalmente hacemos por él.Pero no dependamos de él para que nuestra vida sea más fácil o más feliz. Nadie puede hacer eso por nosotras.

Debemos luchar por lograr cuanto queramos y debemos descubrir la felicidad en todo lo que hacemos.

AMEMOS CON TODO NUESTRO SER, AMEMOS CON UN ALMA DESINHIBIDA Y HAGAMOS UN TRIUNFO DE CADA ASPECTO DE NUESTRA VIDA.

" TODAS MERECEMOS UNA VIDA DICHOSA ".

Y hasta aquí le paro, porque sobre ésto podría seguir escribiendo y escribiendo… SALUDOS Y UN GRAN ABRAZO.


#2

Sabes Angelitos? (Te puedo llamar así?)
la verdad, a mi la teoría de la equidad de genero no me gusta mucho. He leido bastante sobre ella… y en fin…
Soy mujer, y me gusta ser mujer… suy orgullosa de serlo, pero yo si estoy de acuerdo en que las mujeres somos diferentes de los hombres, como dices en tu primera frase. Diferentes… lo cual no quiere decir inferiores… y tambien somos dependientes… como todo se humano, hombre o mujer. El hombre depende de la mujer, y la mujer del hombre. Asi nos hizo Dios… o para los que lo prefieran de otra manera… asi nos hizo la naturaleza. Nos necesitamos mutuamente.
Y tampoco creo en la igualdad total… no puede haber una igualdad total, porque somos diferentes… y esa diferencia es sana… y buena. Nunca haré eco del feminismo que exige que los hombres dejen de abrirle las puertas a las mujeres, y que las mujeres dejen de cuidar a los hijos para abrirse las puertas en un mundo competitivo igual al de los hombres.
Es por eso que la igualdad de genero en la familia es irreal: es verdad que hay que compartir responsabilidades, pero la responsabilidad de la mujer y del hombre nunca serán iguales dentro de la familia: La naturaleza a querido que sea la mujer y no el hombre la que cargue con la criatura 9 meses en su vientre, y que sea la mujer, y no el hombre la que sea capaz de alimentar a su hijo. El rol de madre, desde un punto de vista fisico y emocional, siempre será mayor… en tiempo, aunque no en responsabilidad.
Yo si creo que es bueno que nuestra felicidad dependa de otros tambien… de nuestra familia, de nuestra pareja… y no únicamente de nuestras desiciones… con esa dependencia buena (y no enfermiza), no hacemos más que mostrar lo que somos: seres capaces de amar, y a la vez necesitados de amor, y personal al decir yo te elijo a ti en la sbuenas y en las malas, y ato mi felicidad a la tuya y mi tristeza a la tuya. Seres sociales, capaces de sufrir, llorar, amar y reir… Todo en uno.
Un abrazo! Y sigue escribiendo…


#3

Hola Verónica…pero claro que somos diferentes, sino que chiste, en donde estaría el gusto… la equidad de género se refiere a la igualdad de oportunidades, y lo menciono,…“aún etá muy lejos una igualdad total”.

Con lo que respecta a la dependencia, yo no creo que el hombre dependa de la mujer y la mujer del hombre, yo considero y asi lo vivo, que se COMPLEMENTAN, SE ACOMPAÑAN. ¿no lo consideras así tú también?.

Y por último jamás he fincado mi felicidad en otros. Más bien me ocupo de que mi familia y los que me rodean sean felices.

Te mando un abrazo cariñoso.


#4

Bueno… supongo que es question de carater… yo si que suelo fincar mi felicidad en los que amo, a tal punto que sufro cuando sufren aunque no tenga nada que ver conmigo. Es como una necesidad de que los que amo sean felices para yo poder ser feliz… si no lo son, yo tampoco. En ese sentido mi felicidad depende de otros. Y depende de buen grado… es decir, no me arrepiento de ello.
Si, considero que se complementan y acompañan, pero tambien que dependen. Depender es necesitar. El complemento es algo optativo… a mi modo de ver… lo que es necesario no es un complemento. Y yo tengo la firma convicción de que nos necesitamos mutuamente para ser felices: por eso dependemos.
Sabes? hace un tiempo justamente lei un tratado sobre este tema: La agenda de Genero: Redefiniendo la Igualdad. De una escritora americana.
Por eso creo en la igualdad de derechos… humanos… pero no en ninguna otra igualdad. Ni siquiera en la de oportunidades en el sentido amplio de la palabra, porque las opotunidades realmente dependen de las habilidades… y los hombres y las mujeres tenemos habilidades diferentes.
Creo en el respeto a nuestra diversidad de género (o de sexo, para se rmás exactos, porque género implica muchas otras cosas), y en la ayuda mutua considerando nuestras diferencias complementarias. Creo que podemos ser felices siendo diferentes, y teniendo oportunidades diferentes… aunque siempre con libertad! La libertad de elegir lo que queremos, como bien lo dices!
De hecho por eso algún dia decidí que me gustaban las artes marciales, y me meti a ello con todo entusiasmo.
suerte y cariños!


#5

Muy bonito tu escrito Mary ,cmo todo lo que haces,eres un ejemplo de la mujer actual,combinas tu trabajo (que es bastante),tu vida en familia,de igual meanra tus amistades,yte felicito como ya lo hice anteriormente por tus bodas de plata,eso es la definicion de lo que es la pareja,complemento,Un abrazo cariñoso hasta la bella xalapa,Cuidate mucho x favor.


Web-Stat web statistics