Estoy gluco-estable


#1

Hola a todos. Esto es mi primer post. Debo decir que me sorprendió mucho encontrar esta web y ahora no recuerdo cómo fue.
Estuve leyendo un montón de casos y, habiendo vivido bajones de azúcar diarios a lo largo de muuucho tiempo, enseguida me identifiqué con los foreros aquí reunidos.
Mi historia es larga, pero para mí, con final feliz.
Debo decir que empecé a saber lo que era un bajón de azúcar en mi adolescencia, pero que entonces mi cuerpo no tardaba más que media hora en fabricar glucógeno? glucagón? y remediar los pocos síntomas que sufría por sí mismo. Sin embargo, a lo largo de los años, fue a más. Ya cerca de los 30 empecé a ir al médico, siempre insistiéndo en que me hicieran análisis, y como salían “bien”, nunca me derivaron a la endocrina hasta un día en que ya me puse hasta llorar en mi médico de familia… Estaba desesperada… Comía con miedo, sin saber cuándo sería mi próximo bajón de azúcar. Siempre llevaba comida conmigo a la calle y a todas partes… En el trabajo mi jefe bromeaba que siempre me encontraba comiendo… Y llegó un día en que empecé a necesitar a beber más agua… y me llevaba comida incluso cuando salía de fiesta y mis amigos se reían, no sabiendo el por qué de mis excentricidades…
He de decir que desde joven me informé de lo que eran las proteínas, los carbohidratos rápidos y los de lenta absorción; intenté seguir la dieta del Low Glycemic Index Diet. Mezclaba cereales integrales, con nueces, proteína con verdura, luego también probé Atkins durante un mes, pero echaba de menos la fruta desesperadamente…, he leído a Cala Cervera y aunque tiene mucho sentido lo que dice… tampoco me funcionó… Vamos, lo he probado todo. Llegué a tener un glucómetro, y durante un tiempo hacía pruebas: mi novio y yo comíamos lo mismo, o cenábamos lo mismo: a las más o menos dos horas empezaba yo con mis temblores, mis sudores, mi cansancio, mis cambios de humor, mi desesperación… y mis mediciones siempre daban más bajas que las de mi novio que por el contrario se encontraba bien.
Debo decir que tengo la sospecha de que hay gente que no tiene estos problemas, o no los sufre igual. Supongo que hay diferentes niveles de susceptibilidad en cada organismo, y que todos somos diferentes. Efectivamente, finalmente un día me topé con otra cosa. Leí a James D’Adamo. Durante años creí haber sido del grupo sanguíneo A ya que mi madre lo es (y la sangre no es algo que me hubiera planteado como diferenciador a la hora de decidir qué comidas debía hacer)… probé unas semanas lo que recomienda a los de este grupo sanguíneo, pero tampoco me sentía mejor. Un día mi novio, consciente y sufridor de todos mis ataques y dolencias… me trajo el libro de la dieta del grupo sanguíneo de James D’Adamo, y empecé a leerlo con más detenimiento. Fue meses después que me decidí a averiguar si este señor estaba en lo correcto. Un día me hice la prueba de sangre. Resultó que mi grupo sanguíneo era igual que el de mi padre: B.
Podríamos pensar que ha sido todo mental, una quimera que me ha funcionado porque existe el efecto placebo… Pero yo estoy convencida de que no se trata de ninguna farsa, porque a mí me ha funcionado. Y los medidores de azúcar no se dejan manipular por la sugestión.

Llevo ya más de un año siguiéndola, y al mes de seguirla ya notaba muchos cambios: ya dejé de tener episodios de hipoglucemia reactiva, de bajones de azúcar inesperados, de agotamiento etc. Simplemente he eliminado aquellos alimentos que indica la dieta. Es más, pasado un año no veo más que mejoras. Ya no tengo ese sentimiento de “hambre” y cansancio constante por falta de azúcar, mis niveles de azúcar son normales; ha dejado de caérseme el pelo; mi piel está más suave que nunca; mi ciclo menstrual es más regular, no tengo episodios de descomposición ni problemas intestinales; tengo la mente más alerta, más despierta; tengo mucha más energía! He dejado de tener esas cuatro gripes estacionales que cogía cada año y ya no salgo con comida a la calle! Estoy genial y quería compartirlo! Me sentí tan sofocada leyéndoos y sabiendo lo mal que lo estáis pasando que tenía la necesidad de compartir mi experiencia… Aún recuerdo cuando me derivaron a la endocrina (antes de descubrir esta dieta) y ella me dijo “tienes que seguir una dieta como la de un diabético, y comer cada dos o tres horas porque tienes tendencia a la hipoglucemia”… Me quedé desesperada: ya ni la escuché, no quería oir sus recomendaciones porque eso era YA lo que Ya estaba haciendo, y no me servía de nada!!
En mi caso la hipoglucemia me estaba haciendo perder peso, y ahora lo he recuperado (nunca he estado ni muy delgada ni muy gorda, pero ahora no tengo miedo de llevar x horas sin comer).
Ahora lo único que me da un poco de respeto es tomar más de un café al día, porque siempre he sido un poco susceptible a la cafeína. Aparte de eso, sólo tengo buenas razones y buenas noticias, en lo que se refiere a la salud, ya que creo positivamente que esta dieta me ha salvado.

Mis recomendaciones no tienen una base científica que yo pueda explicar. Y hay mucha gente que se dedica a desprestigiar esta dieta, pero somos muchos los seguidores, gente con muchos tipos de dolencias a los que les ha cambiado la vida. Yo os recomiendo que la leáis y comprobéis primero, y que juzguéis por vosotros mismos.
Espero que algunos de vosotros os decidáis a probarlo: comer sano, evitar comida transgénica (esto lo digo yo, no lo especifica D’Adamo en su libro) y evitar los alimentos no recomendados: espero que os vaya bien y me digáis cuál es vuestra experiencia. Pero también sugiero a los que no estén todavía formados, que se informen bien de lo que contiene un alimento, carbo-hidratos, proteínas, fibras, cantidades y porciones, vitaminas y minerales. Y si alguien ha seguido esta dieta, que me diga cuál ha sido su experiencia. Me interesará oirla.
Un abrazo a todos, espero que tengáis un día gluco-estable :smiley:

Web-Stat web statistics