Etiqueta nutrimental: los básicos


#1

Seguramente recorriendo los pasillos del supermercado te has encontrado en la situación de tener que elegir un producto y no saber cuál es mejor o que tomar en cuenta para hacer una compra saludable. Afortunadamente existe una herramienta que te será de ayuda: la etiqueta de información nutrimental.

Ésta es una tabla que, por ley se encuentra al reverso o a un costado del empaque del producto y que nos brinda información valiosa sobre el contenido nutrimental del mismo. A continuación, te comparto los pasos fundamentales para interpretarlas:

Identifica el tamaño de la porción: hace referencia a la cantidad del producto por porción, si consumes más de esta cantidad, estarás consumiendo más de lo que indica la etiqueta. Es decir, si hablamos de un paquete de galletas, nos dirá el número de galletas que se sugiere consumir para obtener los nutrimentos enlistados.

Porciones por envase: en ocasiones, en el empaque hay más de una porción. Siguiendo con el ejemplo de las galletas, puede haber 4 porciones en total, y si el tamaño de la porción son 2 piezas, tendremos 8 galletas en todo el empaque.

OJO: si consumes más de una porción, deberás multiplicar la cantidad de nutrimentos por las porciones que consumes.

Carbohidratos por porción: es importante que uses los gramos de carbohidratos totales para el conteo, si buscamos no excedernos, prefiere aquellos que tengan máximo 15 g de carbohidratos por porción. Asimismo, identifica alimentos altos en fibra (más de 5 g por porción) y bajos en azúcar añadida (menos de 5 g por porción), pues de esta forma ayudarás a tus niveles de glucosa a mantenerse en rango.

Grasas por porción: las grasas totales incluyen las grasas buenas (monoinstaturas y polinsaturadas) y las malas (saturadas y trans). Para evitar enfermedades del corazón, elige productos que sean bajo en grasa saturada, es decir, que contenga menos de 1 g por porción de este nutrimento y 0 g de grasas trans.

Lista de ingredientes: éstos se encuentran enlistados de mayor a menor cantidad en el alimento, lo que significa que el primer ingrediente es el componente de mayor proporción en el alimento. Si el primero es azúcar será mejor buscar otra opción. Recuerda que el azúcar puede tener otros nombres como: jugo o miel de caña, jarabe de maíz de alta fructosa, dextrosa, miel de maíz, entre otros.

NOTA: algunas etiquetas complementan la información con el valor diario nutrimental que aporta el alimento en una dieta de 2000 kilocalorías. Éste normalmente se expresa en porcentaje. Si es menor al 5% es bajo en ese nutrimento (sodio y colesterol) y si es mayor en 20% será alto (vitaminas y minerales). Si cuentas carbohidratos, será mejor usar la cantidad en gramos por porción.

Independientemente del país donde te encuentres, la etiqueta de información nutrimental estará presente en todos los alimentos empaquetados… ¡es momento de usarla y tomar decisiones saludables!

Referencias bibliográficas:

  1. Cómo usar la etiqueta de la información nutricional. U. S. Food and Drug Administration.

  2. Guías alimentarias y de actividad física para población mexicana. Instituto Nacional de Salud Pública y Secretaría de Salud.

  3. Lee detenidamente las etiquetas. Asociación Americana de Diabetes.

HÉCTOR INFANZÓN

Héctor es Licenciado en Nutrición y Gastronomía y Educador en Diabetes Certificado. Actualmente labora en la Ciudad de México en el Centro de Atención Integral del Paciente con Diabetes (CAIPaDi-INCMNSZ) en la Ciudad de México. Está convencido que la educación en diabetes y el trabajo multidisciplinario son fundamentales para vivir bien, por lo que tiene un compromiso personal para orientar a las familias con diabetes. Disfruta mucho leer y participar como voluntario en los campamentos de verano para niños y jóvenes con diabetes. Además, Héctor escribe artículos sobre alimentación saludable en el blog de Hablemos Claro (hablemosclaro.org). Puedes encontrarlo en Twitter: @hectorinfanzon o escribirle al correo: ng.hectorinfanzon@gmail.com.


#2

Con diabetes dos de hace 18 años diagnosticada con 65 años de edad , mi experiencia personal es que los alimentos elaborados deben erradicarse de la dieta y volver a los alimentos que nos daban nuestras abuelas o sea lo más natural posible y hacerse cargo de si mismo y conocer su cuerpo porque todos no somos iguales, no me complico con lecturas de productos del supermercado a no ser que sean verduras, algunas frutas.


#3

así es, lo ideal es que la mayoría de los alimentos que vayamos a consumir sean naturales y no tengamos que leer etiquetas porque es un solo ingrediente brócoli, pollo, tomate, cebolla y de usar alimentos que tengan etiquetas que tengan pocos ingredientes y los nombres no sean impronunciables


#4

Las personas están tan aceleradas que no se dan cuenta que hay mucho donde elegir para comer natural y sano, se debe detener y hacer un balance de costo beneficios del futuro que nos queda por vivir.


Web-Stat web statistics