Explican como muchas personas recuperan velozmente el peso perdido al terminar una dieta


#1

Si bien las cuestiones endocrinológicas representan una "marca" en cuanto a lo que pueden ser los resultados de un plan de descenso, lo cierto es que lo actitudinal y la incorporación de hábitos saludables tendientes a mantener el objetivo alcanzado ayudan mucho.

Explican como muchas personas recuperan velozmente el peso perdido al terminar una dieta

www.neomundo.com.ar

Más allá del sacrificio que se haga, independientemente del tiempo y aún practicando regularmente actividad física, algunas personas no son capaces de mantener el descenso de peso logrado y aumentan nuevamente una vez que terminaron de hacer dieta. ¿Por qué?. ¿Esto es consecuencia únicamente de volver a determinados "permitidos"?. ¿Es que al "bajar la guardia", los kilos vuelven?.

De acuerdo con una reciente investigación española no se trata únicamente de una cuestión actitudinal o, si se quiere, de compromiso prolongado respecto al mantenimiento de los logros alcanzados durante una dieta, sino que también intervienen diversas hormonas, puntualmente la leptina y la grelina que están involucradas en la regulación del apetito.

"Creemos que saber este tipo de cosas ayuda a identificar a priori cuáles son las personas más propensas a volver a engordar a futuro, más que nada para poder diseñar un programa adaptado a las necesidades de cada uno", sostuvo la doctora Ana Belén Crujieras, líder del estudio realizado por el equipo de Endocrinología Molecular y Celular del Hospital Clínico de Santiago de Compostela y del cual participaron 104 personas, e investigadora del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn).

Para la investigación cuyas conclusiones forman parte de la reciente edición de The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, el equipo de la doctora realizó el seguimiento de los participantes quiénes presentaban sobrepeso y obesidad pero se sometieron a una dieta baja en calorías durante ocho semanas.

Entre otros factores el equipo de Crujieras midió el nivel plasmático de grelina y leptina, tanto al comienzo del estudio como seis meses después. Así hallaron que aquellos voluntarios que habían recuperado más del 10 por ciento del peso perdido tras la dieta presentaban niveles más altos de leptina y cifras más bajas de grelina que el resto de sus compañeros (los que no habían vuelto a engordar).

"Esta instancia de la investigación constituye sólo el primer paso. Ahora resta encontrar una asociación entre lo endocrinológico y las demás cuestiones para poder desarrollar planes para cada persona, porque no sólo es importante lograr que la gente baje de peso, sino también que pueda mantener ese descenso y no recuperar kilos", concluyó la doctora española.

Por su parte, el doctor Alberto Cormillot, médico nutricionista, director del Instituto Argentino de Alimentos y Nutrición y de la Licenciatura en Nutrición de la Fundación Isalud, refirió: "Una vez que una persona engordó y mantiene su sobrepeso por un tiempo, se activa una cuestión metabólica que la marca. Es decir, se genera una suerte de predisposición en el marco de la cual el organismo queda programado para ese sobrepeso, y por ende tiende a volver aún después de una dieta. No obstante esto no implica que este destino no se pueda evitar. Al contrario, la incorporación de hábitos saludables y el hecho de considerar una dieta o plan de descenso de peso no como una meta sino como un proceso educativo ayuda y mucho".

"No se trata -agregó Cormillot- de bajar de peso y nada más. Hay que aprender a alimentarse, entender la importancia de la actividad física e incorporarla, tomar nota de los avances alcanzados, llevar un registro del peso, recurrir a la balanza, etc.".

Todo esto es muy importante porque es inevitable que al ir descendiendo de peso y acercarse paulatinamente al objetivo, los brazos se vayan bajando. "Es que perder kilos es sólo el uno por ciento del 'problema'. El 99 restante pasa por mantener ese descenso de manera saludable. Lo fundamental que hay que tener en cuenta es que el sobrepeso es una enfermedad crónica que por ende requiere tratamiento crónico", finalizó el doctor Cormillot. (Fuente: PRO-SALUD News)

http://salud.latam.msn.com/xl/latinoamerica/articulo_periodismo.aspx?cp-documentid=25666768


#2

Comencé hace dos meses la dieta que me fue asignada y bajé ya 12 kgs. y quisiera saber cuáles serían las consecuencias del llamado “rebote”… por lo demás este artí■■■■ me parece excelente. Gracias por darlo a conocer, Sandra…


#3

Buen día Adrían, para evitar el efecto rebote:
*Deberás siempre tener una alimentación equilibrada y variada.
*Tus porciones de alimentos serán adecuadas a tus necesidades.

  • Como diabético; seleccionarás siempre los mismos según las cantidades de Hidratos de Carbono y según Índice Glucémico.
    *Agregarás un programa de actividad física de acuerdo a tus posibilidades.

Si tomas en cuenta estas premisas es la mejor garantía que no exista el llamado efecto rebote.
Cada organismo es diferente en lo que se refiere al descenso de peso; pero por regla general si se bajan Kilos en forma paulatina y teniendo en cuenta lo que ya mencioné; seguramente lograrás el efecto deseado: Bajar de peso y mantenerlo.

El único secreto para esto es EL CAMBIO DE HÁBITO. No existen las dietas mágicas.
En los últimos tratados científicos de Obesidad se confirma esto.

Si quieren más información sobre este tema con gusto.
Un abrazo desde Argentina.
Lic. Sandra Lis Gómez.
M.P: 1017
U.N.C


#4

¿Cómo evitar el efecto rebote en tu dieta?

http://www.estudiabetes.org/group/aperderpeso/forum/topics/algunos-tips-para-tener


#5

El aumento de peso después de las dietas. El efecto rebote Silvina Murad Todo cambio de peso provoca una modificación de los rendimientos energéticos del organismo.

Cumplido el objetivo de reducción de peso, muchas personas abandonan completamente la dieta y/o ejercicio volviendo a una alimentación sin límites
Este se explica debido a que el incremento del consumo de alimentos genera un aumento de masa grasa, masa magra y peso del organismo. Si aumenta el peso del individuo, las necesidades energéticas mínimas del organismo para mantenerlo también aumentan, representando un límite para el aumento de peso.

Inversamente, si se desarrolla un mayor esfuerzo físico cotidiano, el consumo energético mínimo aumenta debido al consumo de energía que el ejercicio representa. Por lo tanto, si se ingiere identica cantidad de alimentos que sin realizar ejercicio (suponiendo que el individuo se encontrara en un peso estable sin importar su valor), entonces el cuerpo quemará energía de reserva, representada por las grasas en el organismo y así reducirá su peso.

Toda reducción de aportes energéticos, hace disminuir la masa grasa y después la masa magra, provocando la disminución de la curva de adelgazamiento que acaba estabilizandose incluso en el caso de aportes energéticos muy reducidos.

Este equilibrio energético representa un problema para aquellas personas que inician una actividad física periódica e incrementan la cantidad de alimentos que consumen.
Al momento en que abandonen la continuidad en el ejercicio, entonces inevitablemente incurrirán en un aumento de peso debido a que normalmente mantienen el volumen de alimentos.

Por lo general esto se ve en personas que inician una dieta de calorías fijas y actividad física que la acompaña. Cumplido el objetivo de reducción de peso, muchas personas abandonan la dieta y/o el ejercicio. Al haber reducido su peso, su consumo energético mínimo también habrá disminuido, por lo que no deben volver a una alimentación sin límites, sino cuidar la cantidad de calorías que ingieren.
En el caso de haber alcanzado el objetivo de reducción de peso y abandonar la actividad física, entonces harán disminuir su consumo energético diario, por lo que aumentarán de peso nuevamente en caso de no cuidar la cantidad de energía que consumen.

Este efecto por el cual quienes redujeron su peso, luego lo aumentan se denomina efecto ‘rebote’ (ver gráfica).

Contrario a la opinión generalizada, el organismo no cambia su masa facilmente y de forma duradera, si solo se modifican los aportes alimenticios. Esto, es lo que refuerza el importante papel de la actividad física en la obtención del peso y forma deseados.

http://www.zonadiet.com/alimentacion/rebote.htm


Web-Stat web statistics