Farmaco para diabeticos causa 500 muertes en francia


#1

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/20101117/farmaco-para-diabeticos-causado-500-muertes-francia/590498.shtml


#2

Francia admite 500 muertes por un fármaco contra la diabetes
Mujeres de mediana edad a las que los médicos, para reducir el sobrepeso, les recetaban Mediator y que ahora, según explicaban, tenían problemas de corazón y debían cuidarse y no llevar a cabo ningún esfuerzo.

ANTONIO JIMÉNEZ BARCA - París

Un medicamento fabricado para luchar contra la diabetes y que también era utilizado como tratamiento para mitigar el apetito y así bajar de peso ha causado al menos 500 muertes en los 33 años en que ha sido comercializado en Francia, según un informe médico elaborado por la Seguridad Social francesa, hecho público ayer. Catherine Hill, una de las especialistas responsables del informe advierte, de cualquier forma, que el cálculo es “a la baja”, dado que, entre otras cosas, no han tenido acceso a determinados archivos ni se han podido incluir en el estudio las muertes fuera de los centros hospitalarios.

El medicamento en cuestión, denominado Mediator, confeccionado a base de benfluorex, del laboratorio Servier, comenzó a circular en Francia en 1976 y, según los datos del estudio, causaba disfunciones en las válvulas cardiacas. También fue vendido en España, donde fue prohibido en 2003. En Estados Unidos, en cambio, fue retirado mucho antes, en 1997. En Francia no se impidió su comercialización hasta noviembre de 2009, después de que las autoridades sanitarias comprobaran “que tenía una eficacia modesta contra la diabetes” y, a su vez, acarreaba “un riesgo de disfunción de las válvulas cardiacas”. Por entonces, cerca de 300.000 personas se administraban Mediator y sumaban los dos millones los tratados con el fármaco desde 1976. Además de los 500 fallecidos, el informe añade que cerca de 3.500 pacientes fueron hospitalizados. En Chipre y Portugal, Mediator se retiró incluso más tarde.

En España, el fármaco, comercializado con el nombre de Modulator, se retiró en 2003, y no se han detectado muertes asociadas a su consumo, según confirmó el Ministerio de Sanidad, informa Emilio de Benito. Es posible que se deba a que “lo tomaba muy poca gente, entre 400 y 450 personas”, indicó una portavoz, quien también descartó que, después del plazo transcurrido, aparezcan nuevos efectos adversos.

El laboratorio médico, el segundo en importancia en Francia, replicó que las “hipótesis del número de casos se basan en extrapolaciones”. “Si se calcula el número de pacientes afectados y el de los que tomaron el fármaco durante 33 años, concluimos que el riesgo es de 0,005%”, añadió un portavoz de Servier.

Las televisiones y las radios francesas se llenaron ayer de casos parecidos: mujeres de mediana edad a las que los médicos, para reducir el sobrepeso, les recetaban Mediator y que ahora, según explicaban, tenían problemas de corazón y debían cuidarse y no llevar a cabo ningún esfuerzo.

Las autoridades sanitarias francesas, de hecho, pidieron ayer a los pacientes que hayan tomado este medicamento durante tres meses, especialmente en los últimos años, que acudan a su médico para asegurarse de que no corren ningún riesgo.

Hacía mucho tiempo que el Mediator era considerado sospechoso. La persona que descubrió los riesgos que implicaba su venta, la neumóloga Irène Franchon, de 48 años, detectó el primer caso en 2007. A base de investigaciones y de cotejar otros episodios parecidos con otros pacientes, ayudada por otros colegas, acudió a la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria en febrero de 2008 con un expediente. “Pero no lo tuvieron en cuenta. No parecían muy conformes con la idea de denunciar este medicamento peligroso”, manifestó ayer en varias entrevistas en televisión. Lo hicieron, ante la insistencia de esta doctora y de otros especialistas, en noviembre de 2009. En junio de este año, la especialista publicó un libro en el que explica toda la investigación sobre este medicamento titulado Mediator 150 gramos. “Los laboratorios médicos y las personas que inspeccionan los medicamentos deben estar completamente separados”, añadió. “Si nosotros no levantamos la liebre, eso seguiría aún en las farmacias”, concluyó.

El diputado socialista Gérard Bapt, cardiólogo, tras examinar el informe y catalogarlo como de “escándalo de la sanidad francesa”, se preguntó ayer por qué había tardado tanto la Administración de este país en prohibir este medicamento considerado peligroso. “Tengo la impresión de que algunos expertos que trabajan en la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria (Afssaps) están demasiado cerca de ese laboratorio”, añadió.


#3

E s muy complicado opinar, vivir con diabetes sin control genera más muertes que el uso de ese medicamento y si vemos las consecuencias o reacciones de cada medicamento, por Dios estamos siempre en peligro de muerte.

Que bueno que ese medicemento está fuera ahora hay que suministrarse otro medicamento menos agresivo, recuerden que la dieta y el ejercicio es muy importante en el control y causa mejores efectos que daños.

SALUDOS CORDIALES.


#4

<br Ya sabían que el Mediator era peligroso, dice neumóloga Nota Europa| Inglaterra| Salud pública

En Francia prohibieron el Mediator en noviembre de 2009. AFP
Entrevista a Iréne Franchon
La Seguridad Social francesa reconoce que el medicamento Mediator ha causado 500 muertes en 33 años que fue comercializado

PARÍS, FRANCIA (22/NOV/2010).- Un día de febrero de 2007, la médico Iréne Franchon, neumóloga del hospital francés de Brest, sospechó que una dolencia en las válvulas cardiacas de un paciente a la que atendió podría tener que ver con el hecho de haber tomado un medicamento sospechoso, el Mediator, comercializado en Francia desde 1976. Franchon emprendió esa misma mañana una cruzada contra ese compuesto, elaborado por el laboratorio francés Servier, el segundo de Francia, usado como remedio para diabetes y como adelgazante.

Hace unos días, un informe de la Seguridad Social francesa presentado en la Asamblea Nacional reconoció que el medicamento ha causado 500 muertes en los 33 años en que fue comercializado y tres mil 500 hospitalizaciones. Cerca de cinco millones de personas tomaron Mediator en Francia. Fue apartado del consumo en noviembre de 2009 gracias a que meses antes, tras visitar seis veces la Agencia de Seguridad Sanitaria francesa, Franchon depositó un informe determinante que vinculaba el Mediator con las malfunciones cardiacas. Desde el hospital de Brest, en el que sigue trabajando, aceptó hablar. En su mesa de trabajo, según explicó, tenía delante un ejemplar del periódico “Le Parisien”, que presentaba el viernes una decena de personas con secuelas graves a causa del Mediator.

– ¿Qué piensa al ver a todas esas personas afectadas?
– Que todo esto ha sido una auténtica catástrofe. No sólo por las muertes, sino por todas las personas afectadas. Ahora veo sus rostros y pienso lo que están sufriendo.
Este medicamento, pensado para la diabetes, era usado, sobre todo, por mujeres mayores de 50 años, que con la menopausia habían engordado. Entonces, para rebajar esos kilos, el médico les recetaba Mediator. Era muy popular. Hay que tener en cuenta que como remedio para la diabetes no era muy bueno. Y como adelgazante, o como producto que quitaba el apetito, pues actuaba como una anfetamina.

– ¿Cómo empezó su investigación?
– En 2007, en mi hospital, vi una paciente cuyos síntomas de hipertensión arterial pulmonar me recordaron otros que vi muchos años atrás a otra paciente que tomaba Isoméride (otro producto de ese mismo laboratorio, también utilizado como producto que quitaba el apetito, retirado en 1997 tras considerarlo peligroso). Después, indagué en los archivos informáticos del hospital buscando más casos. A muchos pacientes con disfunciones en las válvulas cardiacas les pregunté si tomaban Mediator. Después, me dirigí a otros colegas de otros hospitales para que me ayudaran. En febrero de 2009 ya tenía un estudio hecho. Ya estaba completamente convencida de que el medicamento era peligroso.

– ¿Y qué hizo?
– Fui con toda la documentación a la Agencia de Seguridad Sanitaria francesa, pero no vi mucha prisa por querer prohibir la comercialización del Mediator. Me pidieron más información. Y eso que sabían que era peligroso.

– ¿Qué quiere decir con eso?
– Que desde 1997, fecha en que retiraron el Isomeride, sabían que el Mediator podía ser peligroso. Así consta en algunos documentos. Pero no se lo dijeron a ningún médico.

– ¿Qué hizo después?
– Seguí investigando. La historia del Mediator se había convertido en una auténtica obsesión para mí. Y antes de irme de vacaciones aporté más casos. También ya estaba investigando en ello los médicos de la Seguridad Social, que, por cierto, creyeron en mi historia desde el primer momento. Ellos sí, pero las autoridades sanitarias han estado ciegas y sordas.

– ¿Cree que ha habido presiones de los laboratorios, que por eso se retrasó la prohibición?
– Los laboratorios y la Agencia de Seguridad Sanitaria francesa no son compartimentos estancos. Hay muchas reuniones a las que acuden juntos. Y los laboratorios tienen lobbys muy poderosos. Yo creo que la Agencia de la Seguridad Sanitaria tenía miedo del laboratorio. Ya sé que lo que digo no es normal, pero es así.

– ¿Y cuándo se prohibió?
– En noviembre de 2009. Después de que presentara más casos. También coincidió con la inminencia de un estudio de la Seguridad Social. Ahora que veo todos los casos que salen en la prensa de personas afectadas, no entiendo cómo las autoridades sanitarias no oyeron nada.

– Se entrevistó con el nuevo ministro de Sanidad, Xavier Bertrand. ¿Qué conclusión sacó?
– Se ha convencido del problema, creo. Me aseguró que va a hacer trabajar a los inspectores, y que va a ordenar una investigación.
El País

TELÓN DE FONDO
Presente por 30 años

En 1975 el laboratorio francés Servier comenzó a vender un medicamento llamado Mediator, que contiene benfluorex, prescrito a diabéticos con sobrepeso.
Mediator se hizo presente en 140 países y se vendió en Francia entre 1975 y 2009.

El medicamento ha sido prohibido en varios países por sus supuestos efectos secundarios, ya que las autoridades sanitarias aseguran que causa problemas cardiacos.

En 2005 en España y en Italia, el propio laboratorio decidió que no pediría la renovación de la licencia, mientras que en Portugal, las autoridades lo sacaron de la venta hace un año, después de Francia.

El pasado martes, la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria recomendó a las personas que tomaron el Mediator durante más de tres meses que consulten a su médico.

El Mediator llegó aterritorio mexicano y el miércoles pasado la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) dijo que sí tenía registro en México, pero que el mismo era utilizado poco en el país. Un día después, la comisión reculó su declaración y dijo que en su base de datos sí tienen un registro del Mediator, pero se trata de un laboratorio mexicano que no solicitó la renovación del registro sanitario, por lo que este producto no está comercializándose en el país.

“”/>


#5

Jajajaja

Estos de la Cofepris, puras mentiritas piadosas, lana y más lana abajo del agua.

Que bueno que este producto está saliendo del mercado.

SALUDOS


Web-Stat web statistics