Glicina. Dismunuye hemoglobina glicosilada? daña o afecta a los riñones?


#1

Hola! en internet me tope con un articulo (http://www.medigraphic.com/pdfs/gaceta/gm-2007/gm071k.pdf). En este unos investigaores descubriron que en ratas la glicina ayuda a reducir la hemoglobina glicosilada, y que además (por lo menos en ratas) su consumo disminuyo la microalbuminuria en la orina lo cual sugiere una disminucion del daño renal. Sin ambargo en otras fuentes me tope con que la glicina puede dañas los tubulos reñales (o algo asi, no me acuerdo del termino). Me interesa ya que mi papa empieza con complicaciones del riñon, le detectaron muchas proteinas en la orina. Y.. pues estoy buscando alternativas. Hay algun investigador, medico que sepa si es recomendable que un dabetico (en especial si tiene daño renal) consuma glicina? Hay algun diabeteico que la haya consumido y que quiera compartir su experiencia?
Saludos! Gracias de antemano!!
Elva Domìnguez


#2

Recomendaciones especiales para sustituir el sabor dulce

Edulcorantes artificiales: Son sustitutos que se utilizan para endulzar alimentos y bebidas. Se venden en forma líquida, comprimidos y gránulos.

Aspartamo Brumfit ®: Aspartamo 25%, lactosa, fuente de fienilalanina.

Azucrona: Ciclamato sódico, acesulfamo k, sacarina sódica, lactosa, bicarbonato sódico y ácido tartárico.

Biomanán Endulzante: Glicina, Aspartamo, Acesulfamo k, L-leucina, Carboximetilcelulosa.

Canderel: Aspartamo 18 g, lactosa, carboximetilcelulosa, L-leucina, 3 g Aspartamo, metodextrina 97 g.

CB Century Endulzante: Aspartamo y ciclamato.

Dietisa Dietisetas Líquido: Ciclamato, sacarina, glicerina.

Hermosetas Original: Sacarina sódica.

Milical Edulcorante líquido: Ciclamato sódico, glicerina, sacarina sódica, conservantes E-216 y E-218.

Mesura endulzante: Sacarina, fructosa y lactosa.

Natreen granulado: En 100 g aprox.: Aspartamo 3,1 g, maltodextrina 96,9 g.

Sacarina Dulcinat: Sacarina.
Pueden tomarse de forma libre dentro de las dosis máximas recomendadas.

Atención especial a la fructosa: Se encuentra en la fruta y se vende como “azúcar para diabéticos” o mezclada con otros edulcorantes. Es más dulce que el azúcar pero igualmente contiene hidratos de carbono. Debe controlar su aporte.

Según parece lo venden como un producto saludable para reducir los niveles de azúcar, pero guarda que solo he visto estos estudios con ratas no vi resultados estadísticos con personas diabéticas.

De igual forma no creo que sea dañino solo que la industria a veces vende publicidades exageradas en sus efectos.
Nunca reemplazar tu terapia habitual por estas “por favor”.
Un abrazo.


#3

Hola he estado investigando acerca de la glicina y me encontre con esta nota del conacyt (Consejo nacional de ciencia y tecnologia) en Mèxico (http://www.conacyt.mx/comunicacion/Agencia/notas-vigentes/glicina-i…). Al parecer es mas que un endulzante alternativo. Aqui la nota:

Analizan sustancia para combatir complicaciones en pacientes diabéticos

Desde hace cuatro años el grupo del doctor Miguel Cruz ha trabajado con es aestudio de la glicina como suplemento en el tratamiento farmacológico para el control de la glucosa en pacientes diabéticos.

-La glicina reduce los niveles de hemoglobina glucosilada y coadyuva al retraso y disminución de las complicaciones asociadas a la diabetes mellitas tipo 2
-El equipo del Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS estudió los efectos de esta sustancia en 38 pacientes durante tres meses
-La sustancia no sustituye el tratamiento farmacológico, pero a nivel experimental ha mostrado efectos importantes en los procesos inflamatorios

Por Daniela Navarro
Ciudad de México, 29/05/06 (AG). La glicina, un aminoácido no esencial utilizado por el organismo para sintetizar proteínas, podría ayudar a pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2 a retardar y disminuir las complicaciones asociadas con esta enfermedad, como el síndrome del pié diabético, daños renales, en la retina o los vasos sanguíneos, entre otros.

El doctor Miguel Cruz López, de Unidad de Investigación Médica en Bioquímica del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI, dio a conocer que la glicina evita que la glucosa se adhiera a las proteínas, y así favorece la disminución de los niveles de ésta y de hemoglobina glucosilada, además de coadyuvar a la producción de insulina.

El deterioro del organismo
De acuerdo con el doctor Cruz, si la glucosa se encuentra fuera de los rangos normales, comienza a dañar el organismo, el primer efecto es la glucotoxicidad, es decir la disminución en la secreción de insulina, y en pacientes con sobrepeso u obesidad se produce un daño directo en el páncreas por el incremento de los ácidos grasos.

Por otra parte, los pacientes con diabetes presentan un elevado nivel de hemoglobina glucosilada. Ésta es resultado del exceso de glucosa circulante que se adhiere a la hemoglobina, una proteína presente en los glóbulos rojos, responsable de transportar el oxígeno sanguíneo a todo el organismo. En pacientes con diabetes se encuentra en niveles superiores a lo deseable (más de 5 por ciento de la hemoglobina del organismo).

Además, el tejido adiposo, que hasta hace no mucho se consideraba un tejido inerte –principalmente dedicado a almacenar energía–, hoy se sabe juega un papel fundamental en la regulación de procesos de inflamación crónica e inmunidad, pues a través de la secreción de diversas sustancias cumple funciones pro-inflamatorias y anti-inflamatorias. En sujetos con diabetes, la adiponectina que actúa como una molécula antiinflamatoria y participa en la regulación de la sensibilidad a la insulina, se encuentra en niveles muy bajos.

Cruz López señaló que “estas alteraciones producen una disfunción en la señalización de la unión de la insulina con su receptor para llevar a cabo el control de la glucosa. Se pierde esta armonía y comienza a haber alteraciones porque se eleva la glucosa, se acumula el tejido graso y se presenta resistencia a la insulina. En términos generales, estamos viendo un panorama de deterioro permanente en el organismo, porque el paciente con diabetes tipo II presenta una inflamación crónica que tiene como consecuencia una oxidación permanente, envejece más rápido”.

Resultados favorables
El grupo de investigación de la Unidad de Bioquímica ha trabajado desde hace 4 años para conocer los efectos benéficos de la glicina como suplemento en el tratamiento farmacológico que recibe el paciente para el control de la glucosa.

Para el estudio se hizo una evaluación clínica, bioquímica, de medición de citocinas y un análisis estadístico. Del total de los pacientes, 36 recibieron un placebo y 38 recibieron efectivamente la glicina.

El grupo tenía un promedio de 5 años de diagnóstico sin complicaciones aparentes, presentaban sobrepeso u obesidad, las presiones arteriales se encontraban dentro de los niveles normales, más del 60% de los pacientes no tenían controlada la glucosa y la hemoglobina glucosilada estaba por arriba de lo deseable (los niveles recomendables son de 7 o 6.5).

En los pacientes que recibieron el placebo se registró un nivel de 8 en la hemoglobina glucosilada, mientras quienes recibieron la glicina presentaron una reducción de esta sustancia del 8.3 a 6.9.

La glicina también mostró un efecto en el incremento de la producción de insulina, pues a nivel experimental, utilizando ratas, se demostró que algunas células de páncreas en cultivo secretaron insulina. El grupo de investigación también tiene evidencias del efecto antiinflamatorio, pues se observó que las adiponectinas, en presencia de glicina, inhibían la capturación de glucosa; aunque los resultados son alentadores, Cruz López señaló que es necesario continuar realizando más experimentos.

El tratamiento
El grupo del doctor Cruz López encontró que la dosis más adecuada de glicina es de 15 mg al día, distribuidos en tres dosis tomadas como agua de ingesta con los alimentos, por tres meses. Hasta ahora no han documentado ninguna molestia en los pacientes.

Esta sustancia, aseguró el doctor Cruz López puede representar una alternativa de tratamiento al paciente con diabetes tipo II, pero asegura que éste es adicional al tratamiento farmacológico. “El efecto antinflamatorio tiene un aspecto importante dado que la condición crónica de inflamación esta asociada esta asociada al daño endotelial, a la alteración microvascular en el paciente A la fecha se están realizando experimentos en modelos animales y en un futuro próximo esperamos proponer este tratamiento adicional para el paciente con diabetes tipo 2”.


Web-Stat web statistics