Habitos saludables para controlar la ansiedad


#1

Cuando sentimos que que ya no podemos más con una situación y que estamos al borde un ataque de nervios es probable que estemos pasando por una crisis de ansiedad o respuesta de temor y preocupación desmedidas ante la imposibilidad de controlar una determinada situación.

Ahora bien, todos experimentamos ansiedad en varios momentos de nuestra vida, lo cual es completamente normal por la inquietud de enfrentarnos a algo desconocido o asumir un reto. Ello siempre y cuando el estrés no nos haga “perder la cabeza” ni nos haga acabar con la paciencia de los demás.

Si el problema es muy grave, conviene buscar ayuda psicológica y seguir un tratamiento con fármacos, previa indicación del médico (automedicarse es un gran error). Pero a la par podemos poner en práctica algunos hábitos que nos permitan recobrar la calma y de paso fortalecer nuestra salud.

En primer lugar, llevar una alimentación libre de sustancias excitantes, como las contenidas en el café, el alcohol y otras drogas. Así mismo, disminuir las raciones diarias de azúcar -que aumentan la energía, pero también la sensación de tensión- y reemplazarla por miel como acompañante de las frutas e infusiones naturales a base de manzanilla u otra hierba relajante.

Por otro lado, el ejercicio permite regular los niveles de ansiedad. De preferencia, practiquemos alguna actividad física (correr, nadar o un deporte en equipo) antes de empezar con nuestros quehaceres o al terminarlos.

Esto se complementa con ejercicios respiratorios a lo largo del día, tratando de que las inhalaciones y exhalaciones sean lo más lentas y profundas posibles. Para facilitar las respiraciones convine absorber la esencia de las Flores de Bach que vienen en frasquitos que podemos llevar en el bolso o maletín como si fueran un perfume.

Pero lo más importante es que cuando sintamos que el “mundo se nos viene encima” nos tomemos un tiempo para concentrarnos en una imagen agradable. Si es posible, tomemos distancia física y empecemos a analizar las posibilidades de solución del problema.

Pensar con la “cabeza fría” siempre trae mejores resultados. Y cuando estemos a punto de gritarle a alguien o agredirlo, contemos hasta cien o más mientras se nos pasa la cólera


#2

Que bueno todo lo que dices linda!!!a mi me hace falta un poquito de todo eso;)
Un besito enorme!!!Espero hablar contigo pronto y que me cuentes que tal estas…
Te quiero mucho,mucho!!!

imagenes y comentarios para hi5


Imagenes y Comentarios para Hi5


Web-Stat web statistics