ÍNDICE DE MASA CORPORAL Y SUPERVIVENCIA EN PERSONAS DE 70 y 75 AÑOS


#1

Introducción

La obesidad es una epidemia global a nivel mundial y afecta tanto a países desarrollados como en desarrollo, a ambos sexos y a cualquier edad, produciendo un impacto negativo en la salud de las personas y en la economía de los países. Según datos recientes, Australia, detrás de los Estados Unidos y del Reino Unido es el tercer país con mayor tasa de obesidad.

Tanto la obesidad como el sobrepeso se determinan a través del índice de masa corporal (IMC: kg/m2). La OMS define las siguientes 4 categorías principales:

Bajo peso < 18,5 kg/m2

Peso normal 18,5 a 24,9 kg/m2

Sobrepeso 25,0 a 29,9 kg/m2

• Obesidad ≥ 30,0 kg/m2

Estos umbrales se basaron esencialmente en evidencias de estudio de riesgo de morbimortalidad de personas jóvenes y adultas, pero no está claro si estos puntos de corte para sobrepeso y obesidad resultan restrictivos para predecir morbimortalidad en los ancianos.

Dos estudios sistemáticos y un metaanálisis que abarcaron períodos de 1966 a 2004 llegaron a la conclusión de que el IMC en la gama de sobrepeso no es factor de riesgo de mortalidad global en los ancianos.

El propósito de este estudio es evaluar una pregunta no resuelta: ¿Cuál es el valor de IMC que se relaciona con la más baja mortalidad en ancianos? Un objetivo secundario es establecer si hay diferencias de IMC y mortalidad entre ancianos de ambos sexos.

Métodos

El estudio fue aprobado por el comité de ética de la University of Western Australia, de laUniversity of Newcastle y de la University of Queensland.

La información se obtuvo del Health in Men Study (HIMS) y del Australian Longitudinal Study on Women’s Health (ALSWH). La cohorte del HIMS se compuso de 12.203 hombres. De esta cohorte se incluyeron sólo 4.931 hombres que tenían al inicio del estudio 70-75 años. De 12.614 mujeres del ALSWH se incluyeron 5.042 mujeres. La tasa de respuesta fue de 69,7% en los hombres y de 35,5% en las mujeres.

Los/las participantes fueron seguidos durante una década o hasta el momento del fallecimiento. Las causas de muerte se dividieron en 3 categorías principales: enfermedad cardiovascular, cáncer y enfermedad respiratoria crónica.

Resultados

Por falta de datos la población de hombres se redujo a 4.677 y la de mujeres a 4.563. No hubo diferencias en el promedio de edad en ambos grupos 72,1 y 72,3 para mujeres y hombres, respectivamente. La tabla muestra las características entre hombre y mujeres del estudio

Tabla. Características entre ambos sexos (valores en %)

Variable Hombres Mujeres
Casados 80,0 54,0
Viudez 7,6 35,0
Educación terciaria 15,1 5,1
Sedentarismo 24,9 18,1
Ausencia de tabaquismo 26,4 60,0
Antecedesntes de tabaquismo 63,1 30,7
Consumo de alcohol 41,4 11,5
Peso normal 43,5 50,3
Sobrepeso 44,5 33,5

Relación entre el IMC y la mortalidad global. Tanto para hombres como para mujeres, el riesgo de mortalidad fue mínimo en los que tenían sobrepeso de acuerdo al IMC. El mínimo riesgo de mortalidad se observó con un IMC de 26,6 kg/m2 en los hombres y de 26,26 kg/m2 en las mujeres y el máximo riesgo de mortalidad se observó en las personas con bajo IMC (Tabla 2).

Teniendo en cuenta otras variables, el sedentarismo aumentó el riesgo de mortalidad en un 28% en los hombres mientras que se duplicó en las mujeres (Tabla 2).

Tabla 2. Mortalidad global en hombres y mujeres entre 70 y 75 años según el IMC y el grado de actividad física expresado en riesgo de probabilidades. Ajustado para tabaquismo.

IMC (kg/m2) Hombres sedentarios Mujeres sedentarias Hombres activos Mujeres activas
< 18,5 (bajo peso) 4,15 3,65 3,25 1,76
18,5-24,9 (peso normal) 2,36 2,08 1,85 1,0
25,0-29,9 (sobrepeso) 2,03 1,78 1,59 0,86
≥ 30,0 (obeso) 2,3 2,03 1,8 0,98

Conclusiones

Este estudio demostró que las personas que sobreviven hasta la edad de 70 años, el mínimo riesgo de mortalidad global se observa en las que tienen un IMC considerado como sobrepeso según la clasificación de la OMS. Las personas con peso normal tenían mayor riesgo de mortalidad que las personas con sobrepeso y esta tendencia se acentuó aún más en las personas con bajo peso. La diferencia de sexo no alteró la relación observada entre IMC y mortalidad. El efecto protector del ejercicio fue mucho mayor en las mujeres que en los hombres.

La eliminación de otras variables como el tipo de enfermedad de los que murieron no alteró los hallazgos observados.

Estos resultados agregan mayor evidencia de que los umbrales establecidos por la OMS para sobrepeso y obesidad son demasiado restrictivos en los ancianos. Los ancianos con sobrepeso no tienen mayor riesgo de mortalidad y no parece justificado administrarles dietas hipocalóricas, por el contrario, la pérdida de peso puede ser perjudicial.

♦ Comentario y resumen objetivo: Dr. Ricardo Ferreira

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=64146

Web-Stat web statistics