Júzgate a ti mismo


#1

Ningún adicto a la IRA quiere admitir que es un adicto. La pregunta del millón de dólares: las personas afectadas a la diabetes ¿podrían transformarse en adictas al enojo?

Veamos una analogía…Hipotéticamente, si cada vez que te enojas clavara un clavo en la pared, y clavaras 37 clavos como promedio por que eres una personas que te enojas por todo y por nada. Hipotéticamente si reflexionaras sobre tu adición a la IRA y aprendiera a controlar tu enojo, cada día clavaría menos clavos en la pared. Hipotéticamente después de determinar tu terapia sobre el enojo, se te recomendaría un plan de seguimiento. En el seguimiento debe hacerse lo siguiente cada vez que te enojes debería sacar un clavo de la pared. Con el tiempo tendrías que decirle al terapista o al consejero que ya no hay ningún clavo en la pared. Y él consejero te diría ¿Y qué hay con los hoyos que han quedado en la pared? Bueno dirías tú, la pared está llena de hoyos, la pared nunca será igual. ¡Perfecto! Vamos a la moraleja.

Moraleja. Cuando dices cosas con ira, enojo, con rabia, dejas cicatrices como ésta analogías. Las palabras son como estocadas, no importa cuantas veces pidas perdón, la herida permanece. Las palabras hieren, destruyen y matan.
No te olvides de tus familiares, de tus amigos y de tu prójimo. Los amigos son como joyas, nos hacen sonreír y nos animan al éxito. Los buenos amigos son buenos oyen y nos abren su corazón. Ellos como tus familiares necesitan afecto, respeto y que se los valores.

Aplicación ¿Existirán personas afectadas por la diabetes adicta a la ira? ¿Cuándo se puede decir que una persona diabética es adicta a la ira? Cuando no tiene control sobre la ira y ésta es algo crónico, compulsivo. Entonces esa persona es adicta a la ira, sea diabética o familiar del diabético.

Fomentemos la cultura de la paz, los buenos amigos mejoran la salud. Los ángeles existen, pero a veces no tienen alas. Amigos siempre amigos.

Si quieres sacarte el ENOJO únete a mi grupo y salgamos a caminar 30 a 45 minutos diarios y bajaremos un KILO por mes, Luis L. Gavin y sus dulces “garabatos”


#2

Es bueno el artí■■■■ Luis se dice que la mayoria de los diabeticos son mal genio y las razones son varias entre ellas el no tener libertad de comer lo que nos plasca y la otra es que la diabetes afecta el sistema nervioso y nuestras emociones, en lo personal trato de no alterarme y desde siempre e sido una persona muy tranquila , pero me noto que no tengo la paciencia de antes,procuro generalmente cuando me altero no hablar ya que lo que se dice no se puede recoger, cariños amigo


#3

María Angélica, no hay excusa, igual me sucede, pero la IRA es como una silla, depende como la utilizamos, para sentarnos, para dormir, para defendernos, para atacar, etc. Debemos respirar profundo, contar hasta 10, repetir el Padre Nuestro, antes de explotar, la IRA es un hábito que se puede arraigarse. Todo lo podemos controlar con la Oración de la Serenidad que dice:
Dios…concedeme la SERENIDAD para aceptar las cosas que no puedo cambiar… VALOR para cambiar aquellas que puedo y SABIDURIA para reconocer la diferencia.
Un abrazo, con menos coraje, menos odio, menos rencor, menos ira, menos palabras hirientes, etc, etc, etc,
Luis L. Gavin y sus dulces "garabatos. DTB amiga María Angélica


#4

“Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo”. Ef. 4:26
Cariños.


#5

“La música calma las fieras”

  1. Impida que su ira o la ira de otra persona lo controle.
  2. Acuérdese que el que se enoja pierde.
  3. Nunca use su cuerpo o su voz para lastimar a otros.
  4. Salga de la situación que lo enoja, para evitar que sus sentimientos lo rebasen.
  5. Evalúe sus opciones y piense antes de actuar.
  6. Recuerde que es su responsabilidad decidir enojarse o no. Uno es el que permite que las cosas lo enojen y no son los demás los que lo “obligan” a enojarse.
  7. Imagine que es el papá o la mamá del resto de las personas, y que hagan lo que hagan, usted no puede evitar quererlos.
  8. Respire con calma y piense en otra cosa.
  9. Póngase en el lugar de la persona que aparentemente lo está agrediendo y trate de ver el problema desde su punto de vista.
  10. Evite contra atacar en un pleito, aunque éste sea verbal, la agresividad fomenta más agresividad y ésta irá en aumento hasta estallar o hasta que alguien se retire.
  11. Evite usar un tono acusativo y recriminatorio: diciendo: “Tú” hiciste esto, “Tú” hiciste aquello, etc.
  12. No se deje provocar. Siempre conviene más evitar enojarse a dejarse llevar por los busca pleitos.

“La Música calma las fieras” y caminar 30 a 45 minutos diarios nos permitirá bajar un KILO mensual. Yo camino, tú caminas, él camina, nosotros caminamos, ellos caminan ¡Ha caminar y a sacrse en enojo!
Luis L. Gavin y sus dulces “garabatos”


Web-Stat web statistics