La fobia a la Manteca de Cerdo


#1

La manteca de cerdo es grasa procesada. Se usa comúnmente para freír y hornear y constituye una gran proporción de la grasa de cocina que se usa en muchas culturas tradicionales. La manteca de cerdo en la cocina proporciona un aire de calidad, que no suele verse cuando se utilizan otros productos. En la década de 1950, la grasa alimentaria sustituyó en la cocina común de los hogares a la manteca de cerdo después de una investigación sobre grasas saturadas. Este estudio hizo que muchas personas consideraran a la manteca de cerdo como poco saludable para el corazón. Muchos restaurantes de comida rápida y panaderías dejaron de usar la manteca de cerdo como fuente de grasa en la década de 1990 y las preocupaciones sobre el contenido de grasa saturada en la comida rápida crecieron.

Grasas Trans

Greaves lard with onions image by Elzbieta Sekowska from Fotolia.com
Una gran ventaja de cocinar con manteca de cerdo es que la grasa de cerdo no contiene grasas trans. La principal alternativa de la manteca de cerdo es la grasa alimentaria, un producto hecho por la hidrogenación parcial de aceite líquido para convertirlo en sólido, un proceso que impregna a la grasa alimentaria con altos niveles de grasas trans. Éstas son una de las formas más peligrosas de grasa. Elevan los niveles totales de colesterol en la sangre y los niveles de lipoproteínas de baja densidad, el tipo de colesterol que contribuye a la arteriosclerosis. La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda mantener la ingesta de grasas trans por debajo del 1 por ciento del total de la ingesta calórica diaria y evitarla por completo si es posible.

Grasas saturadas

Greaves lard with onions image by Elzbieta Sekowska from Fotolia.com
El contenido de grasas saturadas de la manteca de cerdo es lo que originalmente provocó miedo a la gente que la utilizaba como grasa de cocina. Alrededor del 39 por ciento de la manteca de cerdo se compone de grasas saturadas. Éstas también aumentan los niveles de colesterol y contribuye a la arteriosclerosis y a las enfermedades del corazón. La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda consumir a diario sólo el 7 por ciento o menos de estas calorías que se producen en forma de grasa saturada.

Grasa monoinsaturada

La mayor parte de la grasa en la manteca de cerdo, alrededor del 45 por ciento, es grasa monoinsaturada, el tipo que se promociona como saludable para el corazón y más comúnmente asociada con el aceite de oliva. Sin embargo, sólo porque es alto en grasa monoinsaturada no significa que la manteca de cerdo sea un alimento saludable de forma automática. Los efectos saludables de grasas monoinsaturadas no se han estudiado específicamente con respecto a la manteca de cerdo ya que la grasa monoinsaturada no es único componente graso.

Consideraciones

Greaves lard with onions image by Elzbieta Sekowska from Fotolia.com
Piensa que la manteca de cerdo puede, por supuesto, dañar tu salud, así como el consumo excesivo de otras grasas. Sin embargo, la Asociación Estadounidense del Corazón recomienda que del 25 por ciento al 35 por ciento de tus calorías diarias provengan de grasas y la manteca de cerdo puede ser una parte de esa cantidad, siempre y cuando también veas el contenido de grasa saturada de tu comida.


Web-Stat web statistics