La mejor manera de quererse


#1

ADILU y sus siempre interesantes charlas

A cargo de la infatigable Dra.Marcela de la Plaza, el lunes 22 se ofreció una charla dirigida a quienes recién comienzan de comenzar el camino de la Diabetes.

Todas incertidumbres son las que acuden para movilizarse alrededor de quien acaba de ser diagnosticado como diabético. Un camino que se hace oscuro ante la desolación lógica de saberse enfermo y ante las dudas de cómo sobrellevar mejor lo que está pasando y comienza a pasar. Pero ese panorama se amplía cuando se suma la mirada de un médico especialista, la mirada de los que afectivamente están cercanos y la propia mirada, la que a conciencia, puede ver que hay más caminos que el de la desesperación, sabiendo que éstos son reales y conducen a una vida realmente sin complicaciones a nivel salud si es que se lleva a cabo el control necesario para que así sea.

Por eso, esta vez, la Dra. Marcela de la Plaza, junto con la gente de ADILU organizaron una charla cuyo tema central era “Recién hoy descubrí que soy diabético. Cuál es el tratamiento correcto?”, para aquellos que comienzan con los `pinchazos’, la insulina, las pastillas y para aquellos que ya llevando un largo tiempo de controles y tratamiento, siempre quieren saber algo más acerca de la Diabetes.

“Es una enfermedad en la que aumentan los valores de azúcar en la sangre porque el páncreas deja de producir insulina o la insulina que produ-ce no actúa correctamente, son dos situaciones pero la misma enfermedad, terminan teniendo azúcar en la sangre más alto que lo normal en forma constante, y eso se llama diabetes, y termina arruinando la salud si no nos cuidamos”, comenzaba diciendo la especialista, para agregar: "La comida se come en la boca, se digiere en el estómago y en el intestino, pasando a la sangre en forma de glucosa. Todos los alimentos se terminan transformando en moléculas de glucosa que por la sangre van a todos los tejidos. La glucosa es el combustible, la nafta' para que funcionen todas las células del cuerpo. Si no hay suficiente insulina, la glucosa no puede entrar a la célula y se va quedando comoterroncitos de azúcar’ metidos dentro de la sangre porque no pueden llegar.

El sandwichito lo comimos, pero como el páncreas no funciona bien, no hay suficiente insulina, el azúcar de la sangre se empieza a juntar en la sangre y cuando llega a 160 ó a 180 el nivel de azúcar en mi sangre, lo empiezo a orinar, empieza a aparecer azúcar en la orina y entonces no se aprovechan bien los alimentos _porque comimos y la glucosa no llegó a los tejidos-, la persona empieza a perder fuerza _porque consume sus propios músculos-, se siente cansada, tiene mucho apetito pero come y no engorda, orina mucho, mucho y muy clarito, porque es una orina llena de azúcar y de agua, lo que le trae una sed intensa. Esos son los síntomas que tuvimos el día que todavía el médico no nos había dicho `¿sabés lo que tenés vos?, diabetes’. Con un control de laboratorio común y la glucosa en ayuna, que si es mayor de 126, el diagnóstico es diabetes".

“Hay muchos controles que tiene que hacerse una persona con diabetes para vivir los 80, los 90 o los 100 años que tenga programados, que la diabetes no nos acorte la vida, que no nos arruine la vida. Yo cuando veo a una persona a la que le amputan una pierna, siempre digo lo mismo háganle un reportaje a esa persona, cuánto hace que es diabética', nunca menos de 25 años, cuántas veces cuando uno dicehemoglobina glucosilada’ te dicen `¿qué? o sea nunca nadie los controló o los cuidó y a los 25 años de una diabetes _que ustedes saben que es una enfermedad totalmente silenciosa- le terminan cortando una pierna porque la circulación se tapó, pero eso hoy no debería existir y hace años que no debería existir porque hay un tratamiento perfecto para la diabetes”, señalaba esperanzan-do la Doctora a los presentes en la tarde del lunes 22 de junio, en el Salón de Eventos de la Cooperativa Eléctrica.

CLARA Y DIDACTICA

Acompañada como siempre tan didáctica charla por una serie de proyecciones en las que para ejemplificar más y mejor las dudas y vivencias de los diabéticos aparecían personajes como Homero Simpson, Gaturro o los compañeros de Mafalda, la Dra. de la Plaza desgranó las diversas situaciones e incertidumbres acerca de esta enfermedad que es perfectamen-te controlable, si es que se toma conciencia de ello, tanto en la Diabetes Tipo 1 (insulino dependiente, el páncreas dejó de funcionar totalmente), la Tipo 2 (el páncreas tiene insulina pero no puede actuar) y la diabetes gestacional (que se da en el embarazo).

“¿Qué significa un tratamiento perfecto?. Que hoy existen todos los medios para que una persona con diabetes pueda vivir con valores de azúcar prácticamente normales toda la vida. No es fácil, pero es posible y el premio es mejor que sacarse la Lotería, porque se evitan las complicaciones que son tan jodidas”, decía la Doctora agregando: "Los altos valores de glucosa en la sangre durante mucho tiempo nos complican todos los órganos pero sobre todo los que más nos preocupan: los ojos, corazón, arterias de las piernas, riñones.

Para lograr mantener el nivel de azúcar en la sangre correcto, es necesario hacerse los controles cotidianos, porque si yo lo único que hago es ir cada seis meses al médico con un análisis de cuánto tenía esta mañana y hace 12 horas que no como, eso no me está diciendo nada, me está contando del hambre que tenía esta mañana y lo mucho que me cuidé el día anterior. Por eso hay que saber que hay que tener como valores los mismos que una persona sana, por eso uno se medica y se cuida. Si con media pastillita me levanto con 125 tendré que tomar la pastilla entera para levantarme con 90, o sea, es nada más mejorar la medicación y la comida. Es posible estar con menos de 140 durante todo el día, es posible".

La Dra. de la Plaza señalaba además, la importancia o lo indispensable de realizarse el análisis llamado hemoglobina glucosilada, el que entrega un informe acerca de cómo durante 6 meses ha estado el organismo. Análisis esencial en el tratamiento y en esta toma de conciencia.

Por otra parte, en una folletería entregada, aparecía un punto también de importancia, como lo es el cuidado de los pies, señalando: "*Examine todos los días sus pies, en especial la planta, las uñas y entre los dedos. Mire si hay zonas enrojecidas, callos, ampollas, grietas o heridas. *Lávese los pies todos los días, utilice jabón neutro y agua templada, no deje sus pies en remojo más de 5 minutos. *Después del baño utilice una crema hidratante pero NO la aplique entre los dedos. *Cuide el estado de sus uñas, deben cortarse rectas y sobresalir 1mm por encima del borde del dedo, acuda al podólogo si las uñas son gruesas y tiene dificultad para cortarlas.

En las personas con diabetes el cuidado de los pies es fundamental para evitar úlceras y amputaciones. Deben saber que hay menor sensibilidad al dolor, al frío, al calor y a la presión y puede disminuir el flujo sanguíneo que llega hasta los pies. Use medias de algo-dón, sin costuras, dobladillos ni elásticos. Cambie sus medias todos los días. El calzado es importantísimo y debe ser de cuero flexible o ligero, suela antideslizante, no demasiado gruesa y punta redondeada y nunca estrecha. Deje de fumar, el tabaco disminuye el flujo sanguíneo que llega a sus pies", decía el folleto que apuntaba específicamente al control de los pies.

Después de intercambiar experiencias entre los presentes en la charla, cada uno con su historia _que es la misma en cuanto a la enfermedad que padecen- supo o se aseguró una vez más que la buena vida, aún conviviendo con la diabetes, es posible y que siempre hay algo más para aprender y para poner en práctica en su propio organismo, el que depende de las ganas que tenga cada uno de estar y sentirse bien.


#2

Como siempre I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E REPORTAJE Gladys eres un angel al compratirlo con todos, muy interesante y de muy facil comprension.


#3

gracias gladys que gran comentario cuidate mucho amiga DIOS TE BENDIGA


Web-Stat web statistics