La presión arterial importa

#1

Aproximadamente 1 de cada 3 adultos estadounidenses tiene presión arterial alta, pero muchos no lo saben. A la presión arterial alta a veces se la llama el “asesino silencioso”, porque si bien no suele presentar síntomas, puede provocar enfermedades que ponen en riesgo la vida, como un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. La buena noticia es que la presión arterial alta, o hipertensión, con frecuencia se puede prevenir o tratar. Un diagnóstico precoz y cambios sencillos hacia una vida más saludable pueden evitar que la presión arterial alta afecte gravemente su salud.

El flujo de sangre normal lleva nutrientes y oxígeno a todas las partes del cuerpo, incluidos órganos importantes como el corazón, el cerebro y los riñones. Los latidos del corazón ayudan a empujar la sangre a través de la vasta red de vasos sanguíneos, grandes y pequeños. A su vez, los vasos sanguíneos se ajustan continuamente. Se vuelven más estrechos o más anchos para que la presión se mantenga y para ayudar a que la sangre fluya a un ritmo saludable.

Es normal que la presión arterial suba y baje en el correr del día. La presión se ve afectada por la hora del día, el ejercicio, los alimentos que usted ingiere, el estrés y otros factores. Sin embargo, si la presión se mantiene demasiado alta durante demasiado tiempo pueden surgir problemas.

La presión arterial alta puede hacer que el corazón trabaje de más y pierda fuerza. Un flujo de sangre muy potente puede dañar los vasos sanguíneos, debilitarlos y hacer que se vuelvan rígidos o más estrechos. Con el paso del tiempo, la hipertensión puede dañar varios órganos importantes, entre ellos el corazón, los riñones, el cerebro y los ojos.

Elecciones sabias

Para una presión arterial saludable

  • Mantenga un peso saludable. Pregúntele a su médico si debe bajar de peso.
  • Haga actividad física. Muévase al menos 30 minutos la mayoría de los días de la semana.
  • Lleve una dieta saludable. Elija un plan de alimentación rico en frutas y verduras, granos integrales y productos lácteos descremados, pero con bajo contenido en grasas saturadas y azúcar agregado.
  • Reduzca el consumo de sal. Muchos estadounidenses consumen más sodio (que se encuentra en la sal) del que necesitan. La mayoría de la sal proviene de alimentos procesados (como las sopas o los productos horneados listos para consumir).
  • No beba alcohol o consúmalo con moderación. Los hombres no deben consumir más de dos tragos por día; las mujeres, no más de un trago por día.
  • No fume. Fumar aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y otros problemas de salud.
  • Duerma bien por la noche. Informe a su médico si le han dicho que ronca o que parece que dejara de respirar durante un instante mientras duerme, ya que podrían ser signos de apnea. Tratar la apnea del sueño y dormir bien por la noche pueden reducir la presión arterial.
  • Tome los medicamentos recetados tal como se le indicó. Incluso si necesita medicamentos para ayudar a bajar la presión arterial, deberá introducir los cambios de estilo de vida que se describen arriba.
0 me gusta

#2

Super importante información, cada día estamos más expuestos a alimentos procesados, súper altos en sodio que pueden traer consecuencias en nuestra presión arterial así que como se ha dicho con muchas publicaciones acá en el foro, hay que estar muy pendientes y revisar las etiquetas :wink:

1 me gusta

Web-Stat web statistics