La seguridad de los alimentos cuando sale a cenar


#1

¿Va a salir a comer? Cuando elija el restaurante, busque uno que mantenga la seguridad de los alimentos en el menú. Siga leyendo para obtener más consejos sobre cómo mantenerse saludable cuando salga a cenar.

Consejos de seguridad de los alimentos cuando coma en un restaurante

  • Fíjese en la calificación de las inspecciones. Revise la calificación del restaurante en el sitio web de su departamento de salud pida una copia del informe al departamento de salud o busque su calificación cuando llegue al restaurante.

  • Busque certificados que muestren que los encargados de cocina hayan completado cursos de capacitación en seguridad de alimentos. La capacitación en seguridad de alimentos apropiada puede ayudar a mejorar el uso de prácticas que reducen las probabilidades de propagar las enfermedades y los microbios que se transmiten a través de los alimentos.

  • Observe si se usan prácticas de manipulación de alimentos seguras
    Los empleados enfermos que trabajan con los alimentos pueden transmitir su enfermedad a los clientes. La mayoría de las cocinas no están a la vista del cliente, pero si puede ver cómo se prepara la comida, asegúrese de que los empleados estén usando guantes o utensilios para manipular los alimentos fríos o los que no se vayan a cocinar más, como las carnes frías o las lechugas para ensalada.

  • Pida la comida cocinada adecuadamente. Ciertos alimentos, como la carne, el pollo y el pescado se deben cocinar a una temperatura que sea lo suficientemente alta para eliminar los microbios dañinos que podrían tener.

  • Esté atento a los alimentos que le sirvan tibios. Los alimentos fríos se deben servir fríos y los alimentos calientes se deben servir calientes. Si va a escoger alimentos de un bufé o barra de ensaladas, asegúrese de que los alimentos calientes estén humeantes y que los fríos estén bien fríos. Los microbios que causan las intoxicaciones alimentarias se multiplican rápido cuando los alimentos se encuentran en el rango de temperaturas peligrosas, o sea, entre 40 y 140o F.

  • Pregúntele al mesero si se usan huevos crudos o poco cocidos para preparar algunos alimentos, como los aderezos estilo César, los postres con crema de huevo como los flanes o natillas, o la salsa holandesa.

  • Guarde las sobras con prontitud. Póngalas en el refrigerador dentro de las dos horas, o una hora si hace calor. Cómalas dentro de los 3 o 4 días. Después de ese tiempo, bótelas.

Notifique las enfermedades transmitidas por los alimentos

Si cree que usted o alguien que conoce se ha enfermado a causa de un alimento, aunque no sepa cuál, notifíquelo a su departamento de salud local. Es particularmente importante notificar los casos de enfermedad cuando más de una persona se enferman después comer la misma comida. Esto puede ayudar a los funcionarios de salud pública a identificar los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos y evitar que se enfermen otras personas.


Web-Stat web statistics