La sexualidad masculina y la diabetes


#1

La sexualidad masculina y la diabetes

Algo que preocupa, principalmente a los varones, es la disfunción eréctil, la cual consiste en tener dificultades para lograr o mantener una erección del pene, con la firmeza necesaria para tener una relación sexual, lo cual puede provocar serios problemas en la autoestima del hombre e incluso afectar su relación de pareja, por ello es considerada uno de los principales tipos de disfunción sexual, según la Asociación Clínica de Endocrinología Americana.

Para muchos, es algo vergonzoso sobre lo que les cuesta trabajo hablar y sobre todo reconocer que tienen un problema, sin embargo, si la disfunción eréctil se presenta es importante que consultes a tu médico, ya que puede ser un signo de otros problemas de salud como arterias obstruidas, incapacidad de los vasos sanguíneos para almacenar sangre en el pene o daño en los nervios a causa de la diabetes.

¿La diabetes puede ser causa de la disfunción eréctil?

Efectivamente, la diabetes puede provocar disfunción eréctil debido a que ataca la circulación de los pequeños vasos sanguíneos provocando con ello alteraciones en los nervios que intervienen en la erección.

Adrián Sapetti asevera en su obra “Los senderos masculinos del placer”, que el 50% de los varones diabéticos sufren de disfunción eréctil dentro de los 10 primeros años de diagnóstico, pero otro factor que se suma es la edad, por lo que el 95% de los hombres diabéticos a la edad de 70 años sufrirán esta consecuencia, la cual se puede evitar si desde el inicio de la diabetes se toman las precauciones necesarias para tener una calidad de vida adecuada evitando que la glucosa en sangre se dispare.

Por otro lado, aunque es un porcentaje menor, entre el 10 y el 20% de los casos, es importante considerar que la disfunción eréctil puede estar ocasionada por problemas de índole psicológico, lo cual genera angustia, inseguridad, miedo, producidos por el estrés, la depresión o la baja autoestima, así que será necesario diferenciar cuál es el origen de esta patología, para ello es necesaria la asistencia médica, sobre todo, cuando el problema se vuelve de repetición y cada vez más crónico.

Manos a la obra

Es importante que ante un problema de tal magnitud, el cual sin duda te puede provocar serios problemas emocionales que te generen inseguridad, debes poner manos a la obra. En la actualidad la medicina puede ofrecerte varios tratamientos que van desde cirugías que reconstruyen las arterias dañadas hasta medicamentos orales o inyectados, e incluso, si es necesaria la psicoterapia para lograr una estabilidad psicológica, ¡no lo dudes! ello fortalecerá tu autoestima. Ante cualquier decisión de esta índole no dudes en consultar a tu médico.

De igual forma, no vaciles en platicar con tu pareja, a final de cuentas este problema les afecta a ambos, por tanto, juntos pueden buscar la solución más pertinente. Y continua con tu revisión regular de glucosa, recuerda que si no verificas tus niveles de azúcar en sangre y los mantienes fuera de control, puedes ocasionar con el tiempo que tus arterias, venas y nervios que participan en la erección se vean alterados.

Referencia informativa: Sapetti, A. “Los senderos masculinos del placer”. Galerna, Argentina, 2006; Guerrero, F. "Vivir con diabetes", Imaginador, Argentina, 2005; Touchette, N., “Todo y más sobre la diabetes”. Pearson Educación, México, 2001.

-GT.- §♥§


Diabetes e impotencia eréctil
#2

Ponganse atentos señores, su señoras se lo agradeceran, de todo corazón, Raquel de Tellaeche…:heart:§:heart:


Web-Stat web statistics