La verdadera Causa de la Diabetes


#1

Al ver tantas personas que sufren de este síntoma, me gustaría con el permiso de los moderadores iniciar un tema que podría beneficiar a muchas personas, la información es sin fines de lucro, es información y cada quien es libre de tomarla o no, lo que planteare es algo diferente, recuerden que yo tengo dos hermanos con diabetes, pero desde hace años me intereso el tema debido a que mi padre también padecía del síntoma de la diabetes, así que me di la tarea de saber e investigar porque esta y otras enfermedades auto inmunes son incurables para la ciencia Medica. Debo señalar que ademas de investigar, he tenido formación, capacitación y practica sobre el tema que quiero tratar. La diabetes como enfermedad auto inmune es el efecto de una causa, una causa de un problema Emocional. Nosotros decimos, “Es la perdida de la Dulzura” Si hay interés sobre el tema, daré información y pasos a seguir para que puedan descubrir ese problema emocional que les ha causado el síntoma (enfermedad) Si el tema no es aprobado, lo entenderé Gracias, Saludos


#2

Yo no le veo problema a tu tema, adelante con el.


#3

Gracias tratare en lo posible de explicar y si hay preguntas con gusto respondere, Saludos


#4

Bien, el tema es el siguiente, la diabetes al igual que todas las enfermedades crónicas degenerativas son debido a problemas emocionales vividos bien a través de nuestra vida normal o bien desde un problema tras generacional, enfocare pues el tema de la diabetes que es el caso del foro. para buscar el problema emocional que a causado la diabetes debemos buscar a partir que se diagnostico médicamente 1-2-3 y hasta 5 años atrás que problema emocional hemos vivido o tenido relacionado con separación, la diabetes es simbólicamente hablando la perdida de la dulzura, es decir con el amor, que perdida he tenido yo con respecto al amor, puede ser de padres, hijos, pareja, o cualquier persona con la que haya tenido un vinculo fuerte sentimentalmente. por poner un ejemplo, es una señora de 68 años diagnosticada con diabetes hasta antes de la consulta diabetes tipo 2, buscamos problemas emocionales vividos durante su vida antes de ser diagnosticada, encontramos que perdió al papá con el que tenia una buena relacion pero esa perdida no le dolió tanto pues ya era una persona mayor así que mentalmente esta preparada para ello, también perdió a la madre pero la relación con ella era algo toxica, (con problemas) falleció el esposo pero tampoco fue muy significativo emocionalmente, pero… después de que fallece su esposo encuentra una nueva pareja, su hijo menor y su pareja empiezan a tener conflictos, ese hijo para ella era el mas querido, algo así como su tesoro.

El hijo decide separarse de la familia y se va a Estados Unidos, ademas de la separación de ese hijo se culpa por no hacer nada para que ese hijo no emigre, tres años después aparece la diabetes. DIA (separación) BETES (casa)

Aun cuando ya se reencontraron y tienen una excelente relación para el inconsciente el problema esta ahi porque el conflicto aun no se había resuelto en su inconsciente, para el inconsciente todo es atemporal, no hay pasado ni presente todo es hoy, todo conflicto del pasado lo vive en presente.

Una ves sanado el conflicto el sistema inmunologico ara todo lo posible por reparar lo que el mismo sistema inmunologico ha creado.

Otro caso es una mujer de 34 años, en el pasado tenia una relación de noviazgo con un chico, por cosas de la vida no fructifico la relación y se dejaron, el siguió su vida ella se caso pero tenían una buena relación porque según platica ella aun lo seguía amando, tiempo después el chico fallece y al año ella desarrolla la diabetes, dentro de ella misma aun remotamente tenia la esperanza de ese amor que en su momento no pudo ser.

El caso de mi padre también con diabetes 2 se desarrolla con la separación de mi madre, la separación fue causada por su mamá, en este caso es una descodificación cuántica debido a que en el árbol genealógico ellos eran dobles (simbólicamente hermanos) por lo que simbólicamente también es (incesto) el inconsciente de mi abuela ve esto, ya que nosotros conscientemente no nos damos cuenta e inicia toda una estrategia para separarlos, 3 años después mi padre desarrolla la diabetes, nuevamente separación de una familia. Mi padre ya falleció y no precisamente de diabetes, el falleció en un accidente automovilístico. Así las cosas, detrás de cada caso de diabetes hay una historia similar o igual, yo les invito a que hagan una reflexión en sus casos y encuentren ese problema emocional.

Estar controlado esta bien, pero es mejor encontrar el conflicto emocional, sanarlo y dejar al medico interno que haga su trabajo. La esperanza nunca debe morir. Saludos


#5

@andres_de_la_cruz Muchas gracias por tomarte el tiempo para darnos tu tema, el cual me parece interesante y aunque a veces es difícil de creer. En mi caso mi hija es la que vive con DM1 desde sus 14 años; a los 10 años le aparece el “Vitiligo” el cual lo asociamos a un susto que tuvimos de un asalto a mano armada; 4 años después fallece mi mamá, una abuelita muy amorosa con mi hija, y a los 6 meses después mi hija es diagnosticada con su DM1. Hace un año, le detectaron hipotiroidismo.
Los médicos aseguran que las tres cosas son enfermedades autoinmunes y que se relacionan con la diabetes.
Con todo esto, si la causa es de origen emocional me surge una pregunta ¿De que me sirve saber su causa, si al final su cura no la hay? Muchas preguntas quedan en el aire, porque no hay respuesta. Aun que mi hija esta controlada y acepta su condición, vive con diabetes y con la esperanza de que un día amanezca ya no la tenga más. Saludos!:wink:


#6

Este tema ya ha sido traído en otras ocasiones cuando hablas de diabetes, mencionas dos cosas “crónico degenerativo” y sistema auto inmune"

Bien tu teoría solo esta enfocada en la tipo 2?

Diferentes tipos de Diabetes tienen orígenes distintos.

Mencionaste a tus padres te hablare de los míos mi Papá quedo huérfano de madre a los 8 años, el mayor de 4 hermanos, años mas tarde su papá se volvió a casar y tuvo otros dos hijos, perdió a su madre, le fue impuesta una madrastra en su adolescencia contrajo diabetes NO.

Tuvo todos los problemas y perdidas como la mayoría, perdió a su papá y a 3 de sus hermanos tuvo perdidas en su matrimonio. Hoy tiene 89 años y no, no contrajo diabetes.

Lo que no tiene es antecedentes genéticos de esta enfermedad, malos hábitos alimenticios ni tendencia a vida sedentaria.

Su padre, mi abuelo vivió 95 años perdió dos esposas un hijo y no se que tantos problemas se le presentarían al criar casi solo a 6 hijos hombres NO tampoco contrajo la enfermedad.

Mi mamá tiene 81 nació cuando su mamá ya tenia 48 sus hermanos todos muy grandes tuvo, si tambien tuvo perdidas y dolores y penas y las sigue teniendo. y no no ha contraído la diabetes, soy la sexta de 8 hermanos tengo ya casi 52 años. No ninguno de los 8 hemos contraído esta enfermedad.

Mi esposo la contrajo al igual que su padre. ¿que había pasado en los 5 años previos?. Nos comprometimos, nos casamos y nacieron nuestros dos hijos. los dos sanos partos naturales todo bien.


#7

Este tema es realmente interesante. Y el debate resultante será interesantísimo. Yo difiero, no un poco, bastante. Y aporto ahora mi granito de arena para el debate, perdón si resulta largo.

Durante mis estudios universitarios para perseguir el título de licenciada en Psicología conocí personas fascinantes. Mi mejor amiga durante ese periodo fue una mujer un par de años mayor que yo, cuyos hijos eran un par de años mayores que el mío. Ella era, más bien dicho es, emprendedora, tiene un negocio exitoso y tiene otros estudios. Es una mujer que lee, que sabe de política, de temas triviales para una conversación interesantísima, que conoce de la vida, que procura a los otros. Además es experta en meditación, yoga y otras cosas. Ella es una mujer fantástica y muy pero muy culta y estudiada.

Gracias a ella tuve la oportunidad de leer, más bien hojear un libro que hablaba de la biocodificación. Ese libro nos regaló horas de debate. Ninguna ganó pero el debate fue interesantísimo. Sí, seguimos siendo amigas. No, no se menciona la biocodificación en mi presencia ja, ja.

La biocodificación, de acuerdo con Google es una propuesta curativa natural de moda (alega ser efectiva) para ayudar al cuerpo a recobrar la salud.

Si alguien conoce el impacto de la salud emocional en la salud física soy yo. Estudié psicología, leo mucho sobre el tema pues me parece apasionante y lo he visto con mis propios ojos. He visto como la depresión puede hacer que una persona pierda el estado de salud general. He visto también como esta misma depresión puede hacer que las personas se sientan solas, inservibles y se enfermen con más frecuencia que otras. Sin embargo, a pesar de que conozco este impacto importante en nuestra salud física, creo fervientemente en la evidencia clínica.

¿A dónde voy? ¿Siempre me desvío verdad?

A mi si me molestan estas publicaciones y voy a explicarte por qué.
El amor de mis padres no se cuestiona. No, no tengo que explicarle a nadie y esta sería una batalla perdida pero, si fueras padre o madre que ama a un hijo con diabetes te sentirías igual de indignado.

La diabetes, de acuerdo con años de investigación , tiene distintas causas. La diabetes tipo 1 en especial tiene un origen autoinmune que no TIENE ABSOLUTAMENTE nada que ver con si eres amado o no. Yo no soy un niño herido. No soy dulce, tampoco soy tremendamente afectiva pero brindo apoyo y hombro cuando puedo y amo a mi familia tanto o más de lo que se que ellos me aman a mi.

Si eres uno de esos que se sintieron incómodos al igual que yo te tengo 3 consejos.

1. Peleas perdidas: Con los años entendí que, especialmente cuando de diabetes se trata, habrá peleas totalmente perdidas. Aquí vamos a perder nosotros. Esta es una tarea que NO vale la pena. Sigamos eso sí, educando en diabetes a nuestro entorno, así habrá menos Jorge’s que crean que todos fuimos niños abandonados cuyos padres nunca los quisieron.

2. Se vale: Se vale enojarse, y se vale reclamar. No se vale ofender. Seamos inteligentes, explicar y educar aprovechando el momento.

3. Perdona: Seguramente, si intento hablar de ingeniería y programación en mysql la voy a regar, no se nada al respecto. Perdona a quien no sabe. No es su obligación saber.


#8

Es muy cómodo culpar a agentes externos que asumir la responsabilidad de los actos, hablaré de mi caso (y el de mi familia). Hace 26 año yo pesaba casi 130 kilos y consumía 6 cocas familiares al día, entre otras maravillas en el transcurso de la mañana, adicional al desayuno para matar el tiempo consumía entre tres y seis tubos de galletas de Marinela (dependiendo de que tan aburrido estuviera) y era famoso por jamás negarme a un concurso de comida. ¿Ejercicio?, si todos los días me levantaba y subía las escaleras del metro (no hay muchas estaciones con escaleras eléctricas a la calle y en ese tiempo ni posibilidad de elevadores).

Tengo 25 años con diabetes, no por un problema emocional, a menos que se considere el afán de ser el más gordo del grupo dentro de esa categoría, soy diabético por mi manera de comer y falta de ejercicio, pero quizá sea la excepción que confirma la regla.

Mi padre tuvo diabetes que se le detectó casi al mismo tiempo que a mí (si fue primero la de él y luego la mía no recuerdo), tampoco tenía mucha actividad física y no comía tan abundante como yo, quizá por eso tenía 30 años más que yo cuando se lo detectaron. Tengo tres hermanos, cuatro sobrinos y dos hijas que aún no la desarrollan (y espero no lo hagan nunca), la diferencia es que todos ellos comen sano y hacen ejercicio de manera regular.

Creo que tienes razón, me acabo de dar cuenta que en realidad si es un problema de separación, me negué durante muchos años a separarme de mi estilo de vida, aunque existe el pequeño problema de que me detectaron a esta dulce compañera antes de que lo dejara. Y este fin de semana estuve haciendo memoria con mi esposa y mis hermanos, y fuera de una pelea de novios con la que ahora es mi esposa, no existió nada negativo dentro de los cinco años previos a que me detectaran a esta dulce compañera, se titularon mis hermanos, me casé, nació mi primera hija, me ascendieron en el trabajo y justo el año anterior liquidé (bueno, mi esposa lo hizo) completamente las deudas que teníamos; así que el único conflicto significativo fue mi renuencia a dejar de tragar comer en exceso.


Por cierto quisiera un poco más de información. No soy un experto ni creo que lo llegué a ser, al menos en un futuro a mediano plazo. Mis notas indican que la palabra diabetes tiene raíces en el griego antiguo (Δiα να- - είναι: eliminación excesiva de orina [el agua atraviesa el cuerpo]) y por más que busqué en medios confiables (enciclopedias lexicográficas, estudios etimológicos, etc.), no pude encontrar en toda la semana la relación de betes con casa, lo cual solo demuestra mi ignorancia. ¿Podrías proporcionarme las fuentes en que te basaste para hacer la relación?


#9

Si a una persona con una condición x le dices que busque la situación y, entonces seguramente x está relacionado con y, pero es tautológico, es decir, todos hemos pasado por algún problema, con o sin diabetes…


#10

Pero suponer que implícitamente y es la causa de x es excesivo, por no decir que paranoico.

Es cierto que todo divorcio tiene como causa primaria el matrimonio, pero no todos los que se casan se divorcian, así que es necesario buscar por otro lado. Todos los que tenemos esta dulce compañía tuvimos una experiencia de pérdida, pero no todos los que la han sufrido son diabéticos, también todos los seres vivos respiramos, pero no todos los que respiramos tenemos escamas.


#11

Hola Lurys, se que hay escepticismo a estos temas, y es normal, por muchos, muchísimos años el tema de las enfermedades auto-inmunologicas y la imposibilidad de curarlas ha hecho que hoy día sea una resignación del inconsciente colectivo, es decir esto es así porque siempre ha sido así y nada mas, voy a contestar uno por uno los síntomas, si tu hija resulto con diabetes a los 14 años a esa edad los niños es difícil que vivan una situación que les cause la diabetes, por tanto el problema lo has vivido tu y ella lo somatiza, así es en los niños, hasta la edad de 14 años, el Vitiligio efectivamente como bien lo dices fue causa de ese asalto violento que vivieron, nuevamente el miedo mas grande lo viviste tu y ese miedo es consecuencia de que algo le pasara a ella, es decir tu tuviste mas miedo que ella, el Hipotiroidismo es un conflicto con el tiempo, quiero que el tiempo vaya mas lento, a veces es tras generacional o bien cuando ese niño, esa niña no lo esperaba tan rápido, entonces el inconsciente de la niña dice, para que me quieran debo permanecer niña no quiero crecer rápido, porque va todo muy rápido. ahora bien, en cuanto a, de que sirve saberlo si al final cura no hay, yo te digo, desde la ciencia medica no la hay, estas en lo cierto eso esta probado, aun no hay medicina que cure las emociones excepto tranquilizantes, pero si puedo curar las emociones que han causado todo esto, el mismo sistema inmunologico puede eliminar lo que ha creado, es decir, el síntoma o enfermedad solo me esta diciendo, que hay conflictos que debo de resolver para que pueda seguir manteniéndome con salud y armonía. Es por esa razón que debe buscarse los conflictos sanarlos y dejar que el medico interno propio (sistema inmunologico) haga su trabajo. Saludos


#12

Hola conc, Debo corregir algo. El hecho de vivir problemas emocionales no quiere decir que resulte en diabetes, pues cada problema emocional son diferentes y las enfermedades tienen diferentes causas, tampoco quiere decir que la diabetes es unica y exclusivamente de la perdida del amor en mi tiempo real de vida, pero siempre hay un conflicto que puede ser trasgeneracional o bien puede ser que sea un Yacente, es decir cuando un una persona nace despues de un aborto o muerte de un herman@ son varias las causas y es un trabajo que debe hacerse, aun no encuentro un caso donde no se encuentre el conflicto que la a causado, yo tambien puedo decirte que gracias a dios no padezco de diabetes a pesar de haber tenido una vida bastante dificil. en el caso de tu esposo lo que hay que buscar si ademas del papá su abuelo tambien la padecio, si no es asi el conflicto esta en el padre y es en el donde se debe buscar. Saludos


#13

Mariana tienes razón, tanto si creo en el becerro de oro o en Dios, estoy totalmente en lo cierto, pues cada quien tiene el libre albedrío, no se cuestiona solo se respeta. Saludos


#14

Hola Victor_A_Mercado

No es la comida lo que engorda

Muchas personas preguntan acerca de cómo “combatir” el sobrepeso o la obesidad. Dicen vivir en una constante lucha entre regímenes alimentarios escasos imposibles de seguir y programas de ejercicios muy difíciles de mantener. Y, lo peor, no consiguen resultados más que temporarios. Pierden algunos kg y, al menor descuido, o incluso sin descuido, los recuperan.

Nadie les dijo nunca que el sobrepeso o la obesidad no se combaten porque estamos combatiendo al mensaje y no al problema, es como romper la carta que trae malas noticias. No sirve para nada.

El sobrepeso no es la enfermedad. Ni siquiera es el resultado de una mala alimentación o de una vida sedentaria como nos dicen siempre. Todos conocemos personas que comen poco y tienen sobrepeso y personas que comen mucho y no lo tienen. Y cuando hablo de poco o mucho es respecto al promedio “normal”, esas personas que nos asombra de la manera que comen (mucho o poco) cuando la relacionamos con su peso.

Si fuera un exceso de alimentación, por ejemplo, la persona aumentaría su peso constantemente y nunca se estabilizaría. Muchas veces escuchamos “me sobran xx kg y no los puedo eliminar”.

Nunca pensaron en buscar las causas profundas del sobrepeso, esas que hacen que el cuerpo considere “necesario” esa cantidad de kg extra.

No saben que detrás de todo sobrepeso hay varios conflictos que hicieron que el cuerpo encuentre esa solución biológica. Desvalorización, abandono, carencias, silueta y algunos otros (cada uno en distintas proporciones) hacen el combo perfecto para llegar ahí.

No hay obeso que no los tenga. Algunos tienen varios hermanos y había que “pelear” por la comida, apurarse antes que la termine el otro. Solución biológica de supervivencia.

Otros vivieron carencia de comida o afectos. Engordan para hacer reservas de energía porque talvez mañana no hay, o en la búsqueda del amor de la madre a través de la comida. Solución biológica de supervivencia.

Hay quienes tienen miedo de ser desplazados de su lugar o porque sienten que son ignorados. Cuanto más gordo, más difícil de desplazar o más fácil de ver. Solución biológica de supervivencia.

¿Y cuando sienten que sobran 5, 10 o 20 kg concretamente? Están expresando una falta que se quiere reemplazar. Esa cantidad de kg puede estar diciendo que hace 5, 10 o 20 años o cuando tenía esa edad pasó algo en su vida que lo marcó para siempre. Una especie de señalador o un subrayado en el libro de su vida.

También están los adictos a la comida. Todas las adicciones remiten a mamá de una u otra manera. Comer es un placer y el primer placer es la teta de mamá. Si sentimos carencias afectivas, una de sus manifestaciones puede ser esa búsqueda de mamá a través de la comida.

Y están los sobrepesos “genéticos”. Vienen de familia. Esos pueden ser proyecto sentido (la familia siempre dijo que gordito y sanito), fidelidades familiares (doble de alguien con sobrepeso, hereda sus conflictos).

Y sigue la lista que puede ser larga.

Solo una cosa es concreta: no es la comida lo que engorda, sino los conflictos que manifestamos a través del sobrepeso. Debemos sacar esos conflictos, hacerlos conscientes, y el mensaje que el cuerpo expresa pierde sentido. El sobrepeso deja de ser “necesario” y todo vuelve a donde corresponde.


#15

Es una novedad que lo que la naturaleza (y la evolución) han marcado a lo largo de generaciones en recientes años se ha demostrado estar equivocado. Me enseñaron cuando crecía que si comía engordaba, si comía ciertos alimentos engordaría más o menos, pero n lo podría evitar.

Combatir la obesidad (y casi cualquier desorden alimenticio) es por lo tanto simple, cambiando los hábitos alimenticios, o por lo menos para mí lo es. Fumé casi treinta años, probé terapias contra adicciones, sustitutos (chicles, parches, etc.), acupuntura y hasta la terapia de odio (la misma que sigue AA y CC), hasta que mi hija me dijo: “¿Por qué no dejas de fumar de la misma manera en que bajaste de peso?” y funcionó, de un día para otro. El secreto es simple y se llama fuerza de voluntad, sin embargo no puedo negar que buscar algo que me quite la responsabilidad de mis acto sea muy tentador. “Soy diabético porque tuve una pérdida amorosa” hace sentir menos culpable que “Soy diabético porque no me cuido”.

La dieta no es una manera de comer ni tampoco tiene porque ser una batalla, es simplemente una forma de vida, así como hay muchas personas alérgicas a la lactosa o a las semillas, habemos otros seres que somos alérgicos a la glucosa, así de complicado. Si comemos algo a lo que somos alérgicos presentaremos una reacción, así de complicado es el asunto.

Si un niño es alérgico a los cacahuates pero no puede evitar comerlos, ¿Dirás que su reacción alérgica es porque sufrió una depresión? Por supuesto que no, su reacción nada tiene que ver una depresión, simplemente es una manifestación clarísima de la falta de autocontrol (o fuerza de voluntad).

A una amiga de mis padres (en el pueblo) le detectaron diabetes, la señora se cuidaba dos días antes de ir al chequeo médico y hasta sus medicinas tomaba (no eran tan accesibles los medidores caseros y no todos tenían el entrenamiento para usar el papel tornasol), ¿El resultado?, la señora se quedó ciega y perdió ambas piernas por causas desconocidas ya que sus medidas de glucosa siempre estaban en las medidas adecuadas. Murió hace 25 años y, como se dice coloquialmente, al final el agua ya no le llegaba a la azotea.

Por esas fechas, meses más o meses menos, también le diagnosticaron diabetes a su hija, la diferencia fue que la hija siguió la dieta (con sus altibajos) de la mejor manera a su alcance, tomaba sus medicinas en tiempo y forma y hacía ejercicio todos los días (además de los trabajos en su casa y ocasionalmente en el campo). Casi cuarenta y cinco años después aún vive, tiene sus dos piernas y usa lentes, pero para vista cansada.

En mi caso me dieron una dieta que me terminaba con dificultades por excesiva (desayunaba, comía y cenaba carne, pan y frijoles, entre otras cosas), nunca me quedé con hambre, pero tampoco deje en ningún momento de comer algo porque no me gustaba ni comía un cacahuate fuera de la dieta. Con ejercicio (10 km. En bicicleta todos los días, incluyendo domingos) y esa dieta bajé en un año casi 50 kilos.

Esto fue hace 25 años, al día de hoy tengo siete kilos de sobrepeso (no tengo tan buena memoria para saber si algo pasó a esa edad, pero hace siete años no encontraos ni mi esposa ni yo algo siquiera memorable) y solo hago ejercicio de lunes a sábado, pero son los mismos 10 km. ¿Me cuesta trabajo seguir la dieta y hacer ejercicio?, solo al principio, ahora ya no sigo una dieta tan estricta (las circunstancias cambiaron) que ya no necesito consultar, es automático llegar a una fonda/restaurante, pedir platos bajos en grasa y preferir las ensaladas a los platos más condimentados.

Debo reconocer que el sobrepeso es un síntoma y debe combatirse primero la enfermedad, la enfermedad se llama malos hábitos de vida y el tratamiento es fuerza de voluntad.

Mi hermano puede comerse más de un kilo de carne en una comida y beberse casi dos litros de cerveza en la misma comida, pero no lo hace todos los días y camina/corre 15 km. diarios. Está en su peso según su nutriólogo, y no tiene diabetes o problemas cardiacos. Un amigo sube de peso todo lo que come, hasta la lechuga, pero su única actividad es (era, porque ya me acompaña tres veces a la semana a caminar) ir del sillón al refrigerador y de allí a la mesa. No es solo la manera de comer, es la forma de vida de las personas.

¿Te sobran kilos?, aplica la dieta de mi esposa: DDT y muévete. En lugar de usar el elevador usa las escaleras ¿Qué son trece pisos?, llega media hora antes para que no te pongan retardo. Deja el carro en tu casa y usa la bicicleta (vivo en CdMx, así que sé de primera mano las dificultades para ello), paga unos baños para darte un baño antes de entrar a la oficina, si a ti no te importa oler a sudor, a tus compañeros sí.

Crecí en la generación gordo=sano y gordo=feliz, pero afortunadamente también tuve mucho acceso a los tratamientos de diabetes (familiares por elección aunque no de sangre). Eso cambio mi perspectiva de la vida y en vez de culpar a la vida/naturaleza/Dios/emoción me hizo responsable de la evolución de esta duce compañera.

Con esta compañera aplico el mismo principio que intenté inculcar en mis hijas: Si uno pudo, yo también puedo. Si nadie puede ¿Po qué no ser el primero?

Si hubo una persona capaz de bajar más de cien kilos en un año, yo también puedo (aunque solo bajé casi 50), si hay gente que vive más de 70 años con esta compañía ¿Por qué no llegar a 80 años? O ¿Por qué no ver esos 73 años como una meta a romper y el límite está abierto?

Los que me conocen saben que mi autoestima no tiene comparación, soy LA diva en una profesión donde el más bruto se considera una vaca sagrada (desvalorización no creo sea el caso), cuando estuve internado se estableció un sistema de turno para visitarme, y muchos no alcanzaron a hacerlo (abandono tampoco). Tengo aquello que necesito y disfruto, no tengo un Ferrari quizá porque no puedo pagarlo, pero me desenvuelvo más en trasporte público y dejo mi carro en el garaje, así que tampoco carezco de él (y solo es un ejemplo). Insisto que actualmente vivo como resultado de mis hábitos anteriores, no a causa de un problema emocional, o la mala suerte.


Dejaré de comer conflictos, no son buena compañía de mesa. ¿Con eso perderé los 7 kilos de más? Espero que si porque en diciembre quiero ir a la playa.


#16

Y sin pérdidas o depresiones, ciencia real: Para perder peso y beneficiar al corazón, es más efectivo reducir carbohidratos que grasas


#17

Excelente Víctor mi felicitación por tu férrea disciplina y gracias a los que han contestado a mi publicación, cuando aplicas el poder de la intención el universo conspira para trabajar a tu favor, ojala que todas las personas hicieran lo mismo, otra situación diferente viviría el mundo, en mas de 10 años trabajando con personas me doy cuenta que hay quienes se abandonan y se resignan al sufrimiento de la enfermedad y quienes luchan por salir de ella como tu, quienes se resignan se han ido dejando esa herencia que no han querido resolver ellos a sus descendientes y así la cadena sigue, quienes luchan han roto con esa herencia y por ende heredan al mundo hijos con una mejor calidad de vida, de corazón les deseo a todas las personas la bendición de Dios padre y que les de fuerza y fortaleza para seguir adelante. Saludos


#18

Saludo Andrés, es interesante todo lo que expones y también las respuestas de los participantes, estoy completamente seguro que las emociones son participantes en nuestra salud física, pero la afirmación de tu parte a que es “la verdadera causa de la diabetes” es muy ambiciosa.
Mi opinión es esta:
Todos y cada uno de nosotros somos Seres diferentes, todos tenemos una única forma de experimentar la realidad, por lo tanto en cada caso de diabetes o en cualquier otra enfermedad no transmisible cada uno de nosotros tenemos diferentes causa participantes.
Pero si existen factores comunes que pueden ser estudiados y experimentados desde todos los ámbitos, y si cada persona asume la total responsabilidad de cuidar su cuerpo alimentándose en todos los aspectos (Espiritu, Mente y Cuerpo) diezmamos la proliferación de estos padecimiento.
mi propuesta es que “Podemos vencer la Diabetes con Conocimiento y no con Fármacos”


#19

Ahora resulta que el poder de la intención hace que el universo conspire a mi favor, un bello deseo, aunque sin bases científicas. Hasta el momento solo el cambio de hábitos alimenticios y hacer ejercicio ha demostrado en la casi totalidad de los casos una mejora ante esta dulce compañía. No la intención, ni los deseos y mucho menos los milagros. Solo el cambio de hábitos alimenticios y de actividad física.

Yo no lucho por salir de ella, porque eso implica que sufro por algo y no es así. Es una compañera, amiga e incluso cómplice, por eso la llamo dulce compañera. En esta etapa de mi vida mis hijas coinciden con el cardiólogo, hasta parece que la disfruto.


#20

Ciertamente Ricardo el conocimiento nos hace libres, y no es que conocer acerca de la diabetes y como tratarla nos la va a " curar" No. Pero si nos ayuda muchísimo a vivir con ella.

Victor y no eres el único, yo también convivo muy bien con esta “dulce intrusa” y por lo general digo que ella es muy buena amiga pues no me deja y me cuida siempre. Por ejemplo si voy a hacer algún abuso comiendo o tomando demás algo que no debo ella está ahi para decirme: “Hey acuerdate que no debes, despues no me culpes de los daños que yo te puedo hacer por tus abusos”


Web-Stat web statistics