Las personas afectadas por la diabetes sufren, depresión, estrés y ansiedad. ¡Sonríe y el mundo reirá contigo!


#1

Sonreír es “transmitir un sentimiento con una expresión”. La sonrisa es muy importante por ser una señal externa de la amistad profunda. Para otros la sonrisa “es la línea curva que pone las cosas en línea recta”. Y hay quienes argumentan que la sonrisa no nos cuesta nada, y cuanto bien hace al que la recibe, pero lo más importante es que prolonga la existencia a las personas afectadas por la diabetes.
Autoridades en la materia han dicho que la risa es un verdadero desintoxicante moral capaz de curar o por lo menos atenuar la mayoría de nuestros males incluyendo la diabetes. Y si esto es una verdad indiscutible, no nos tomemos tan en serio porque la vida es demasiado breve y no sonreír en un momento del día, es un día totalmente perdido.
Existe una prologada bibliografía sobre este tema de la risa. Además han existido Templos de la Risa en la milenaria China e India. Allí se reunían las personas para reír y así equilibrar su salud. Es tan importante la sonrisa que incluso el padre del psicoanálisis Sigmund Freud estudió el tema. Hoy las autoridades en Risoterapia nos recomiendan que practiquemos esta terapia para liberar las energías negativas y equilibrar la salud.
Les sugiero la lectura de un buen libro, El hombre en busca de sentido, de Viktor Frankl. El es un psiquiatra austriaco que estuvo prisionero en los campos de concentración nazi de Auschwitz y Dachau. El autor nos entrega varias armas para sobrevivir y es no perder la fe y el sentido del humor. Frankl adopta la frase de Nietzsche y la hace suya: “Quién tiene algo por qué vivir, es capaz de soportar cualquier cómo”.
Reír no sólo es divertido, sino que nos hace más humanos y más saludable. Veamos algunos de los beneficios de una buena sonrisa y de su nieta la carcajada.

  1. Fisiológicos. El movimiento muscular provocado por la sonrisa lanza un estímulo electrónico donde es bien recibido por la glándula pituitaria o hipófisis. Por lo tanto una buena carcajada relaja los músculos, ensancha los pulmones y los llena de oxígeno, consiguiendo un aumento de la circulación sanguínea y un efecto tranquilizante en el sistema nervioso.
  2. Inmunológicos. Existe un vínculo entre el estado emocional y el funcionamiento de nuestro sistema de defensas. La risa fortalece el sistema inmune ya que aumenta el nivel de las células “T” y reduce la presión sanguínea.
  3. Psicológicos. Una buena forma de exteriorizar nuestras emociones. La
    sonrisa levanta el ánimo, potencia el bienestar y el equilibrio emocional. Las
    buenas carcajadas reducen el estrés y la depresión.
  4. Sociales. La risa es contagiosa, equilibra las emociones y gana amigos.
  5. Espirituales. El fruto del Espíritu es el Gozo. Por lo tanto, si eres cristiano “sonríe porque Dios te ama”. “Un corazón alegre es como buena medicina, pero un espíritu deprimido seca los huesos”.
    Finalmente quiero compartir un dato curioso: La Gioconda era una mujer feliz. Los valores fueron detallados en un estudio que fue publicado hace algunos años en la revista británica New Scientist. El resultado es producto de una investigación, esta se realizó en la Universidad de Amsterdam en la que fue escaneada una reproducción de la obra maestra de Leonardo da Vinci y la sometieron a un programa de alta tecnología de “reconocimiento de emociones”, desarrollado en colaboración con la Universidad de Illinois.
    Se utilizó una computadora de última generación para descifrar el gesto enigmático de la Mona Lisa. Esa sonrisa oculta, sensual y enigmática de la Gioconda pintada por Leonardo da Vinci entre los años 1503 y 1506, es la de una mujer feliz. Hoy los científicos de estas Universidades dicen que el 83% de las emociones envueltas en su sonrisa, determinó que se sonríe de felicidad.
    Para cuidar tú sonrisa debes:
    • Controlar tus niveles de glucosa en sangre.
    • Cepillar tus dientes tres veces al día, después de tomar tus alimentos.
    • Usar hilo dental.
    • Usar enjuagues bucales sin alcohol.
    • Revisar tu boca con frecuencia.
    • Acudir al dentista por lo menos dos veces al año.
    • Estar alerta sobre síntomas como: hinchazón, sensibilidad en las encías, sangrado durante el cepillado, aflojamiento de los dientes o mal aliento.
    • Hablar con tu Dentista sobre tu padecimiento.
    Reflexión para la semana…
    1 Hoy cultivaré y practicaré el arte de reír y reiré a carcajadas.
    2 Hoy regalaré la mejor de mis sonrisas, porque soy consciente que para el que la recibe vale mucho.
    3 Hoy soy seré consciente que un “corazón alegre es como una buena medicina, pero un espíritu deprimido seca los huesos”.
    4 Hoy comenzaré a desarrollar el sentido del humor.
    5 La risa -aunque dicen que las hienas son capaces de emitirlas - en realidad un privilegio humano.
    6 Las carcajadas, no hacen la felicidad, pero son, sin duda, un condimento necesario para que “el plato fuerte de la vida” nos sea cada vez más apetecible.
    7 Reírnos de nosotros mismos es saludable. Reírnos con la gente, es genial.
    8 La tristeza es el primer paso hacia la enfermedad.
    9 No deje que la diabetes le arrebate la sonrisa.
    10 Evitemos la depresión, el estrés y ansiedad.
    Luis L. Gavin y sus dulces y sonrientes "garabatos.

Web-Stat web statistics