Laurys nos comparte su historia


#1

Hola! a todos @Laurys_Green amablemente nos comparte la historia de su hija y de ella respecto a la diabetes:

Hace tres años y medio mi hija que tenia 14 años de edad, cursaba el segundo año de secundaria en el turno matutino cuando comencé a ver q estaba bajando mucho de peso, por lo que un día le pregunté si estaba haciendo algo inusual en su alimentación, si había estado vomitando (sospechando de una bulimia o anorexia, pues se estaban dando esos casos en la escuela) y le dije que se me hacía q estaba adelgazando de mas, pues si era por la etapa ya era mucho, a lo q ella respondió que no. Como en mi familia somos varias mujeres con problemas de tiroides, fue lo primero que se me vino a la mente y que por eso estuviera bajando de peso. También en esa temporada (era junio) mi hija estaba en un torneo de futbol y los juegos eran a la 1:00 pm. Ella me decía q estaba tomando mucha agua y yo le decía que era bueno pues con los juegos se podía deshidratar.

Llegaba de la escuela, comía y se iba a dormir un buen rato, por lo que yo seguía pensando en que era por el futbol.
La semana siguiente llegó de la escuela enojada e indignada porque su maestra de español le “insinúo q era anoréxica” a lo que le respondí que yo ya había tocado el tema anteriormente, la calmé y le dije q la llevaría con el pediatra. Dado a mi sospecha, antes de llevarla al médico la llevé al laboratorio a que le hicieran un Perfil Tiroideo, una Biometría hemática y una prueba de glucosa, para llegar algo preparada con el médico. Para sorpresa ella salió con una glucosa de 454 y el perfil tiroideo algo descompensado, a lo que en medico me dijo que al día siguiente la llevara con una Endocrinóloga q me recomendó, pero no me esperé y esa misma tarde la llevé. Eran las 7:00 pm cuando acudimos a la cita.

Solo de verla y ver los resultados la doctora dijo: “Mire nada mas como viene esta niña”, le hizo una glucosa urgente en el hospital y ¡ya traía 765 mg/dl de glucosa! Dijo la doctora: esta niña viene con un claro caso de Diabetes juvenil, ya no la entretengo más, esta niña tiene que estar internada. Y desde esa tarde duró 12 días internada tratando de controlar su azúcar.

Para mi fue un milagro, a comparación de otros casos que he conocido, pues mi hija siempre estuvo de pie y consciente, mientras que otros niños han llegado muy graves y hasta en coma. Como pueden ver, teníamos los síntomas “justificados”, nunca imaginé que fuera diabetes, a pesar que conozco personas con diabetes.

Desde entonces su vida y las nosotros como familia tomó un giro completo. Al principio era mucho miedo, no sabíamos nada sobre DIabetes, menos de Diabetes tipo 1, pensábamos que se nos podía morir, yo quería “tenerla en una cajita de cristal” para que no le pasara nada, me daba miedo dejarla sola, salir sola, yo estaba aterrada e insegura. Un médico me dijo: -" al rato ustedes van a ser unos expertos, hasta va a saber mas que yo"- y yo, muy dentro de mi pensaba: ¡¿Qué le pasa a este médico?! Si yo no sé nada… Ahora lo comprendo, pues al ser yo quien vive con mi hija y el día a día con la diabetes, nos hace conocer como se comporta ante su condición, pues el médico solo la ve cada mes.

Nosotros tuvimos la bendición de contar con una asociación (PAMDY) que apoya a niños y jóvenes con DM1, pero al principio mi hija no quería ir, ella me decía: -" me vas a llevar a donde hay puros niños diabéticos, ¿a qué me llevas? ¡Así nunca se me va a olvidar que soy diabética!- A lo que le contesté que ser diabética era algo de lo que ella nunca debía olvidar, pues si lo olvidaba no iba a llevar un buen control. Un mes después aceptó ir a PAMDY y poco a poco fuimos aprendiendo sobre Diabetes (insulinas, conteo de carbohidratos, síntomas y Cetoacidosis, etc) Yo investigaba por mi lado y compartía con mi hija lo q leía. Hoy a sus casi 18 años de edad ella ya comparte y ayuda a los niños que llegan nuevos a PAMDY a entender y conocer su diabetes y le encanta sentirse util apoyando a quien lo necesite. Hoy estamos muy activas en PAMDY pues vemos la necesidad de ayudar y mas que nada educar en la Diabetes a los niños para que tomen decisiones inteligentes y que sean independientes :blush::blush:


#2

Muy bien por Laurys y su hija. Realmente la condición de diabetes nos hace ser más sensibles y solidarios con otros. Muy bien por su hija, por ser tan inteligente y aceptar su condición de vivir con diabetes.
Gracias Ellen por compartirnosla.


#3

Gracias por traernos su historia.
Muy educativa.


Web-Stat web statistics