Los tipos de queso más saludables

Nadie puede negar que los quesos son ricos, nos quitan el apetito y son un complemento ideal para nuestras recetas. ¿Qué sería por ejemplo de las pastas sin queso rallado? ¿O de las tartas sin queso gratinado?

Este derivado de la leche es una buena fuente de calcio, además de proteínas y aminoácidos (entre ellos el triptófano) por ello se recomienda a cualquier edad. Sin embargo, como no todo es perfecto en esta vida, también aporta calorías y sodio. Por este motivo debemos consumirlo moderadamente.

En su justa medida los quesos son beneficiosos para la salud. Por supuesto que los más sanos son aquellos más naturales y menos procesados. Y en muchos casos que contengan más o menos sal, depende del fabricante, más que del tipo de queso.

Si por ejemplo, estás haciendo dieta para bajar de peso debes recordar que los frescos tienen menos grasas y menos sal que los curados. Incluso en las tiendas se pueden encontrar sin sodio o bajos en.

¿Cuáles son los tipos de queso más saludables?

Muchas veces cuando hacemos dieta los convertimos en los principales enemigos debido a sus calorías o sodio. Sin embargo, existen algunos tipos de queso más saludables que otros. Merece la pena saber cuáles son para añadirlos (en poca cantidad) en nuestra alimentación cotidiana. Te recomendamos los siguientes:

  1. Requesón: También conocido como Ricota o Ricotta, contiene muchas proteínas, vitaminas A y B y zinc. Además es bajo en sodio y se puede conseguir bajo en grasas. El requesón se obtiene tras el segundo procesamiento del suero lácteo. Es de color blanco, textura granulosa y blanca, y tiene un sabor suave. Se puede usar tanto para platillos salados como dulces. En Italia es uno de los más usados para rellenar pastas.

  2. Pecorino Romano: Es otro de los tipos de queso más saludables y se produce con leche de oveja. Es duro, salado y originario de Lacio (Italia). Se usa frecuente en salsas y gratinados. A menudo se emplea rallado en pastas y es el más salado de los pecorinos (toscano y sardo).

  3. Cottage: Se elabora con la cuajada de la leche de vaca y puede tener más o menos grasa según la fabricación. Está disponible en diferentes presentaciones: cremoso, batido, sin sodio o sin lactosa. Tiene muchas proteínas y otros nutrientes, como por ejemplo: calcio, selenio y fósforo. Una taza de queso cottage equivale a 28 gramos de proteínas. Es muy interesante si estás buscando bajar de peso.

  4. Parmesano: Otro de los tipos de queso más saludables que provienen de Italia, más precisamente de Parma (de allí el nombre). De consistencia dura y granular se realiza a partir de leche de vaca de razas frizona o reggiana. El tiempo de almacenamiento no debe ser menor a un año. Los más ricos son los que llevan 3 años estacionados.

Aunque se crea que sólo sirve para pastas o sopas, el Parmesano se puede servir como entrante o postre cortado en cubos y acompañado de fiambres o frutas. En su país de origen se lo recomienda a mujeres embarazadas, ancianos, niños y deportistas.

  1. Cheddar envejecido: el cheddar envejecido es uno de los tipos de queso más saludables y que no tiene tanta lactosa.

  2. Feta: Se produce mayormente con leche de cabra y de oveja. El sabor de este queso salado es único. Tiene textura desmenuzable y cremosa. Sí quieres consumir el verdadero feta debes elegir productos realizados en Grecia. También hay versiones turcas, búlgaras, rumanas y danesas de muy buena calidad. Se usa en ensaladas combinado con aceite de oliva, tomates y pepino. Es perfecto para el verano.

  3. Panela: Este producto fresco, blanco y suave hecho con leche de vaca pasteurizada, es uno de los tipos de queso más saludables que existen. Se suele servir como aperitivo en trozos pequeños, y tiene la particularidad de absorber otros sabores como, por ejemplo, el ajo. Tiene muchas proteínas y para que sea sano debemos elegir una versión con poco sodio y bajo en grasas.

FUENTE: www.mejorconsalud.com

1 me gusta
Web-Stat web statistics