Ma, ¿la gente se muere de diabetes?


#1

http://www.dulcesitosparami.blogspot.mx/2014/01/oye-ma-la-gente-se-muere-de-diabetes.html

Uno jamás está preparado para de pronto vivir con una condición que requiere de cuidado extremo y cansancio en igual medida. Uno tampoco está preparado para ser mamá. No hay un instructivo claro para ambas cosas. Mucho menos hay un instructivo para las dos cosas combinadas. Dependerá seguramente de quien cuente la historia. Pero yo no puedo contarla nunca de forma linda aunque de pronto me burle de mi misma y de lo que nos tocó vivir como familia.

Siempre existe una angustia profunda, siempre ahí, oculta aveces pero siempre presente. ¿Qué pasaría si a mi hijo lo diagnosticaran también? Mi respuesta menos elaborada es siempre "bueno, aquí ya sabemos qué hacer con eso" pero si me detengo a pensar en lo que dije no puedo sino hacer gestos y tirarme en la cama a tapar mi cabeza. La posibilidad siempre está presente. Que uno decida no comentar nada al respecto y hacer como que jamás sucederá es otra historia.

¿Por qué nadie se ha detenido a evaluar el efecto que aveces y sin querer tienen estas cosas en nuestros hijos? Estoy segura de que el mío es el único en su salón de clases que ha contado con orgullo como hace muchos años su papá rescató a mamá de una hipoglucemia derribando una puerta. Quizá no lo cuente. Eso no lo sé. Sólo sé que llega una edad en ellos en los que se preguntan si mamá y papá estarán ahí por siempre y sin duda y a pesar de que han aprendido junto con nosotros analizan la posibilidad y las piedras en el camino que tenemos para estar siempre ahí.

"¿Eso que suena es alto o bajo?" preguntó la semana pasada cuando escuchó la alarma en la microinfusora "¿necesitas algo? ¿ya no puedes jugar verdad?". Nosotros fuimos niños maduros, que aprendieron a ser valientes a la fuerza, que aprendieron a analizar detalladamente cada paso, cada acción y con frecuencia muchos movimientos. Ellos, los niños de quienes viven con diabetes tipo 1 puedo asegurar que son así también.

"Wow, me encantaría tener uno de esos como el tuyo, el mío sería azul" dijo después, a lo que respondí "yo haría todo lo que estuviera en mis manos por que tuvieras uno pero esperemos que jamás lo necesites".

Felices números a todos.



#2

MARIANA
A VECES CUANDO LEO ANECDOTAS COMO LA TUYA O ESCRIBO LAS MIAS, ME ASOMBRO AL OBSERVAR QUE TAN VALIENTES PODEMOS SER Y ME CUESTIONO CÓMO ES QUE APRENDIMOS A SERLO TAMBIEN?
Y OBSERVO QUE ASI MUCHOS OTROS CON OTRAS VIVENCIAS DE SALUD, SON TAMBIEN UNOS SUPERVIVIENTES Y LUCHADORES SIN FIN.
LO UNICO QUE PUEDO DECIRTE ES QUE SI EN MUCHOS MOMENTOS ACOMPAÑAS TU VIDA CON SONRISAS, ALEGRIA Y ESPERANZA. UN CAUDAL DE FORTALEZA BROTARA DE TU SER PARA "CAPOTEAR" LA VIDA AUN CON ESOS MOMENTOS TAN DIFICILES. Y ENTONCES SE CREA UNA OLA EXPANSIVA DE FUERZA QUE LOS QUE A NUESTRO ALREDEDOR ESTAN, ABSORBEN.
UN ABRAZO
MARTHA EUGENIA


#3



#4

Bonita historia


#5

Martha amiga, muchas gracias por tu mensaje....me ha alegrado muchísimo. Si que somos valientes todos y nuestros seres queridos también. Somos unos fuertes guerreros. :D te quiero.


#6

Hola Mariana, como estas.

Tengo diabetes tipo I desde los 2 años, ahora tengo 32. Te escribo para decirte que aunque se que fue dificil para mis padres enterarse de esto, la forma en que me trasmitieron la información creo que marcó la diferencia en como yo asumí la enfermedad. Ellos siempre estaban pendientes de mi y enseñandome como cuidarme lo mejor posible, nunca los ví con una actitud de derrota. Si bien es cierto que la diabetes puede traer muchas complicaciones en los órganos y por ende la muerte, también es cierto que según la manera en que la lleves, como la controles, como la asumas, eso hará la diferencia entre un cuerpo con diabetes sano y un cuerpo con diabetes muy enfermo. Llevo 20 años con ella y hasta ahora no tengo ninguna complicación ni de los ojos ni del riñon, ni nada de las complicaciones frecuentes. La verdad me cuido mucho y soy muy consciente de que me hace bien y que no. Como ya conozco mi cuerpo como reacciona y conozco muy bien los cuidados que debo tener pues no me excedo, y si depronto algún día tengo demasiadas ganas de algo que se que me aumentaría el azucar tengo la precaución de ponerme un poco de insulina adicional para poderme comer eso de lo que tengo tanto antojo. La verdad la diabetes es según como te la quieras hacer. Simplemente quiérete mucho, cuídate, disfruta de la vida; aprende que te hace bien y que no te funciona tanto..de resto puedes llevar una vida completamente normal!!

Saludos!


#7

MARIANA

GRACIAS POR TU CARIÑO, ESO PARA MI ES VITAL, NOS FORTALECE Y NOS ACERCA!!


UN ABRAZO CALIDO
MARTHA EUGENIA

#8

Diana, tienes toda la razón, como llevamos nuestra diabetes de adultos no es sino el reflejo de lo que nuestros padres inculcaron en nosotros. Esas ganas de ser independientes y vigilantes al mismo tiempo. Sin padres al pendiente la historia sería otra. Me alegra muchísimo leer que la diabetes a ti tampoco te detiene. A mi hasta ahora jamás lo ha hecho, puedo confesar que he realizado prácticamente cualquier hazaña que se me ha ocurrido y si algo es parte de mi rutina diaria y no me preocupa ni me estorba es mi diabetes (más de 30 años también) Claro que, mi publicación más bien fue en el sentido de que nuestra diabetes también afecta de forma que no imaginamos a nuestros seres queridos, sobre todo quienes ya tenemos hijos. Ellos aprenden junto con nosotros....pero no deja de convertirse en un agobio pensar que ellos sienten también y que se preocupan pero una vez más, depende de nosotros como los hagamos partícipes en nuestras vidas y qué querramos que aprendan y vean. Te mando muchos saluditos :)


#9

Ultimamente tengo mas presente lo que me va a pasar y pueda pasarle a mi "cachorro"... Nadia también tiene diabetes por lo que la probabilidad de que nuestro hijo herede la predisposición genética es de al menos un 25%.. pero quien no esta marcado?

Tu pregunta me resuena y me hiso recordar la respuesta que le di a un compañero de trabajo en un largo viaje que compartimos: puedo evitar la diabetes de mi hijo, le conteste que SI que si tiene una vida feliz probablemente no tendrá diabetes y que la manera de erradicar la diabetes es con felicidad...

Podemos tener predisposición genética, podemos heredarsela a nuestros hijos, pero también podemos enseñarles a ser felices, el antidoto mas poderoso para evitar que se detonen enfermedades autoinmunes.

Salud Marianita!!!


#10

Creo que lo que lo que Juan dice es cierto, trato de completar el cto sobre la diabetes con la parte espiritual y me he encontrado con que la diabetes es la manifestacion en el cuerpo de la nostalgia de lo que pudo haber sido, de una tristeza profunda o de una gran necesidad de controlar…y pues emtonces si vivimos felices, haciendo lo que nos gusta, queriendo a la gente que nos rodea nos evitamos esas emociones pesadas.


#11

JUAN BUENA NOCHE
LEYENDOTE MUY DETENIDAMENTE TE PUEDO DECIR, HE TRABAJADO POR CASI 30 AÑOS CON DIFERENTES TIPOS DE PERSONAS, A UNAS SE LES LLAMA CON CAPACIDADES DIFERENTES Y A OTRAS NO. SIN EMBARGO HE LLEGADO A LA CONCLUSION DE QUE TODOS Y TODAS SE NOS NOTEN MAS O MENOS QUE A OTROS, TODOS TENEMOS LIMITACIONES DISCAPACITANTES.

PERO LO QUE HE APRENDIDO EN LA VIDA QUE MAS ALLA DE ELLO ESTA LA MISERICORDIA AMOROSA DE DIOS, QUE EN CUALQUIER CIRCUNSTANCIA NOS SOSTIENE Y NOS HACE SABER QUE ÉL NOS AMA TAL Y COMO ESTEMOS.

ASI QUE TODAS LAS PROBABILIDADES QUE HAY Y QUE MUCHAS VECES NO PODEMOS NEGAR, SON SIEMPRE SUPERVISADAS Y PERMITIDAS CON EL CUIDADO AMOROSO DE DIOS, PARA QUE CON NUESTRO ESFUERZO PODAMOS FORTALECER A OTROS Y DEMOS GLORIA A DIOS POR SU AMOR.


#12

Martha, realmente creo poder ser feliz y que mis hijos lo sean :D Limites existen por todos lados, están los externos y los internos... solo hasta que los internos se manifiestan es que estamos en problemas! la felicidad esta dentro nuestro disponible esperando la descubramos, a veces nos distraemos y la perdemos de vista, la colocamos lejos fuera del alcance pero eso no tiene sentido para mi, vivo la vida como un desafío con alegría y trato de rodearme de personas que lo comprendan, en todo caso como bien dices estoy seguro de que dios me ama!


#13

Eso Juanito, creo que nosotros hacemos buen papel de “con diabetes se puede”. No me preocupa en realidad que el Jorgito pudiera o no hacer frente. Hasta cierto punto lo que ha visto es parte de su realidad…aunque en mi sincero post, hay una parte de mi que teme…la parte mamá cuervo…sin duda la diabetes no solo nos afecta a nosotros (positiva y negativamente también) les llega también a ellos en sus diferentes formas, finalmente de nosotros depende cómo la tomen no?


Web-Stat web statistics