Manejar la diabetes tipo 1 puede causar estrés en los adolescentes


#1

Un reciente estudio publicado en el Journal of Adolescent Health encuentra que los
niveles de glucosa en sangre tienden a elevarse en la medida que los
jóvenes se hacen cargo de su control.



La investigación también sugiere que los
adolescentes con diabetes tipo 1 pueden necesitar ayuda cuando comienzan
a adquirir más responsabilidad en el monitoreo de sus niveles de
glucemia y administración de insulina.



Los investigadores monitorearon a 147 adolescentes
diabéticos por 6 meses. En general, los niveles de conflicto entre
padres e hijos se mantuvieron bastante estables durante este período.



Pero el estudio encontró que los adolescentes más
jóvenes, que empezaban a tomar más responsabilidad en su autocontrol, y
que tenían más conflicto con sus padres se hacían menos prolijos
respecto del monitoreo de sus niveles de glucemia y tenían niveles
aumentados de HbA1c.



El profesor Korey Hood, co autor del estudio y profesor
asistente de pediatría de la University of Cincinnati College of Medicine and Cincinnati
Children’s Hospital
dijo que “el alza en los niveles de HbA1c es
típica de lo que ocurre en la adolescencia tardía y adultez temprana”.



“Lo que se tiende a ver al mirar un estudio clínico a
gran escala es que la HbA1c tiende desde las edad de 12 o 13 años a
aumentar sostenidamente hasta los inicios de la adultez, y luego
comienza a bajar a partir de los 25 años”, agregó Hood.







Está claro que pasar de manejar la diabetes con los
padres a hacerlo en forma independiente es un gran tema. Siempre digo
que ya ser adolescente es complicado, por lo que serlo con diabetes
implica una tremenda responsabilidad y una carga que quizás deba ser
apoyada por profesionales competentes.


Web-Stat web statistics