Mantenga la boca sana ¿Cómo puede la diabetes afectar la boca?


#1

¿Cómo puede la diabetes afectar la boca?

Un exceso de glucosa, también llamada azúcar, en la sangre debido a la diabetes puede ocasionarle dolor, infección y otros problemas en la boca. La boca incluye

  • los dientes
  • las encías
  • la mandíbula
  • los tejidos como la lengua, el techo de la boca, la parte de abajo de la boca y el interior de las mejillas

La glucosa está presente en la saliva, que es el líquido que mantiene la boca húmeda. Cuando la diabetes no se controla, los niveles altos de glucosa en la saliva ayudan a que crezcan gérmenes dañinos, llamados placa. La placa también resulta de comer alimentos que contienen azúcares o almidones. Algunos tipos de placa ocasionan caries o daño dental. Otros tipos de placa causan enfermedades de las encías.

Si usted tiene diabetes, la enfermedad de las encías puede ocurrir con más frecuencia, ser más grave y tardar más tiempo en sanar. A su vez, la enfermedad de las encías puede dificultar el control de la glucosa en la sangre. Algunos estudios muestran que si se trata la enfermedad de las encías, es más fácil controlar la glucosa en la sangre.

¿Qué pasa si tengo placa?

Si la placa no se retira, con el tiempo se endurece y se acumula en el borde de la encía. La placa endurecida dificulta el cepillado y la limpieza entre los dientes. Las encías se ponen rojas, se inflaman y sangran fácilmente. Estas son señales de la primera etapa de la enfermedad de las encías, llamada gingivitis.

Cuando la gingivitis no se trata, se puede convertir en periodontitis. En la periodontitis, las encías se separan de los dientes y forman espacios o bolsas que se infectan. El cuerpo combate los gérmenes a medida que la placa se esparce y crece por debajo del borde de la encía. Pero los gérmenes y la respuesta de su cuerpo a esta infección empiezan a destruir el hueso y el tejido que sostiene los dientes en su lugar. Si la periodontitis no se trata, las encías, los huesos y el tejido que sostiene los dientes se destruyen. Los dientes pueden aflojarse y es posible que se tengan que extraer. Si tiene periodontitis, su dentista puede enviarlo a un periodoncista, que es un experto en tratar la enfermedad de las encías.

Encías sanas Periodontitis

¿Cuáles son los problemas más comunes de la boca causados por la diabetes?

Otras señales de problemas en la boca incluyen

  • dolor en la boca, el rostro o la mandíbula que no desaparece
  • dientes flojos
  • dolor al masticar
  • cambio del sentido del gusto
  • manchas oscuras u orificios en los dientes
  • una llaga (úlcera) que no cicatriza

¿Cómo sé si tengo problemas en la boca causados por la diabetes?

Revísese la boca para ver si hay señales de los problemas causados por la diabetes. Si nota algún problema, consulte a su dentista inmediatamente. Algunas de las primeras señales de enfermedad son las encías inflamadas, sensibles o sangrantes. A veces, no hay señales de la enfermedad de las encías. Es posible que usted no sepa que la tiene hasta que tenga un daño grave. Su mejor defensa es ver al dentista dos veces al año para que le haga una limpieza y chequeo.

Revísese la boca para ver si hay señales de los problemas causados por la diabetes.

¿Cómo puedo prepararme para una visita al dentista?

Haga planes con tiempo. Antes de la visita, hable con su médico y su dentista sobre la mejor manera de controlar su nivel de glucosa en la sangre durante el trabajo dental.

Es posible que usted esté tomando medicamentos para la diabetes que hagan que el nivel de glucosa en la sangre esté demasiado bajo, lo cual se llama hipoglucemia. Si usted usa insulina u otros medicamentos para la diabetes, tómelos y coma en la forma que normalmente lo hace antes de ir al dentista. Es posible que tenga que llevar los medicamentos para la diabetes y algo de comer cuando vaya al consultorio del dentista.

Si su nivel de glucosa no está bajo control es posible que necesite posponer cualquier trabajo dental que no sea de emergencia.

Si se siente nervioso por su visita al dentista, dígales al dentista y al personal cómo se siente. Su dentista puede adaptar el tratamiento de acuerdo a sus necesidades. No deje que sus nervios le impidan hacerse chequeos regulares. Esperar demasiado para cuidarse la boca puede empeorar las cosas.

Dígales al dentista y al personal cómo se siente.

¿Qué pasa si la boca me queda adolorida después del trabajo dental?

Si la boca le queda adolorida después del trabajo dental, es posible que no pueda comer ni masticar por varias horas o días. Pregúntele al médico cómo puede modificar su rutina diaria mientras la boca está sanando:

  • qué alimentos o bebidas puede consumir
  • si debe cambiar el horario en que toma sus medicamentos para la diabetes
  • si debe cambiar la dosis de sus medicamentos para la diabetes
  • con qué frecuencia se debe chequear el nivel de glucosa en la sangre

¿Cómo afecta a la boca el tabaquismo?

Fumar empeora los problemas de la boca. Además aumenta la probabilidad de tener enfermedad de las encías, cáncer de la boca o de la garganta e infecciones por hongos en la boca. Fumar también mancha los dientes y causa mal aliento.

El tabaquismo y la diabetes son una mezcla peligrosa. Fumar eleva su riesgo de que desarrolle muchos de los problemas causados por la diabetes. Si deja de fumar,

  • disminuirá su riesgo de un ataque al corazón, accidentes cerebrovasculares, enfermedades de los nervios, enfermedades de los riñones y amputación
  • podrían mejorar su nivel de colesterol y su presión arterial
  • mejorará la circulación de la sangre

Si fuma, pídale a su médico que le ayude a dejar de fumar o llame a 1–800–784–8669 (1−800−QUITNOW).

¿Cómo puedo mantener la boca sana?

Puede mantener la boca sana si sigue estos pasos:

  • Conserve su nivel de glucosa en la sangre lo más cerca posible a su valor ideal. Su médico le ayudará a fijar este valor ideal para la glucosa y le enseñará qué debe hacer si su nivel de glucosa en la sangre está demasiado alto o demasiado bajo.
  • Aliméntese de forma saludable y siga el plan de alimentación que usted y su médico o dietista han elaborado.
  • Cepíllese los dientes al menos dos veces al día con pasta de dientes con flúor. El flúor protege los dientes de las caries.
    • Trate de cepillarse tan pronto se despierte en la mañana, antes de acostarse por la noche y después de cada comida y refrigerio.
    • Use un cepillo suave.
    • Cepíllese suavemente el borde de la encía. Cepíllese el frente, la parte de atrás y la parte superior de cada diente. Cepíllese también la lengua.
    • Use movimientos cortos y circulares
    • Cambie el cepillo dental cada tres meses o más pronto si el cepillo parece gastado o las cerdas están muy separadas. Un cepillo dental nuevo retira más placa.
  • Tome agua que contenga flúor añadido o pregúntele a su dentista qué enjuague bucal con flúor le recomienda para prevenir las caries.
  • Pregúntele a su dentista sobre enjuagues antiplaca o antigingivitis para controlar la placa o prevenir la enfermedad de las encías.
  • Use seda dental para limpiar entre los dientes al menos una vez al día. La seda dental le ayuda a evitar la acumulación de placa sobre sus dientes. Cuando se pase la seda:
    • deslícela hacia arriba y hacia abajo y luego en curva alrededor de la base de cada diente
    • use secciones limpias de seda a medida que pasa de un diente a otroOtra forma de retirar la placa entre los dientes es usando un palillo o un cepillo interdental. Estos son utensilios delgados diseñados para limpiar entre los dientes, que se pueden comprar en las farmacias o supermercados.
  • Si usa dentaduras postizas, manténgalas limpias. Llévelas a ajustar si se aflojan o las siente incómodas.
  • Llame de inmediato a su dentista si tiene alguna señal de problema en la boca.
  • Visite a su dentista dos veces al año para que le haga su limpieza y chequeo. Su dentista le puede sugerir más visitas si cree que usted las necesita.

Visite a su dentista dos veces al año para que le haga su limpieza y chequeo.

  • Siga las recomendaciones de su dentista.
    • Si el dentista le dice que tiene un problema, atiéndalo de inmediato.
    • Siga los pasos o tratamientos que el dentista le sugiera para mantener su boca sana.
  • Dígale a su dentista que usted tiene diabetes.
    • Dígale a su dentista si ha habido algún cambio en su salud o en los medicamentos que toma.
    • Comparta con él los resultados de algunas de sus pruebas de sangre para la diabetes, como la prueba A1C o la de la glucosa en ayunas.
    • Si su diabetes no está bien controlada, pregúntele si necesita antibióticos antes y después del tratamiento dental.
  • Si fuma, consiga ayuda para dejar de fumar.

Web-Stat web statistics