Mayo mes de la poesía


#1


La poesía es un género literario considerado como una manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra, en verso o en prosa.

Durante el mes de mayo, celebramos y destacamos todas esas obras literarias que han tocado nuestras vidas, ya sean poesías de amor, de desamor, de motivación o cualquiera sea el tema. Por eso queremos invitarte a que compartas con nosotros tu poesía; pero esta poesía será especial. Queremos poemas de nuestra diabetes, como expresamos nuestro sentir utilizando el verso y la prosa.

Te invito a compartas tu creación con nosotros.


#2

Wow, que interesante será leer todos los poemas!! Excelente iniciativa :)


#3

BUENO ME ENCANTA LA IDEA!!!


#4

HOLA MILA, BUEN DIA

AHORA SI, ESTA ES LA DE A DE VERAS EN ESTE DIA! JAJAJAJ

DEJO MI PARTICIPACION!!!!

MARTHA EUGENIA

638-201405MAY09CONELLACONDIABETES.docx (110 KB)

#5

martes de poesía - #dblogweek día 2

Llegaste a mi vida
sin que nadie te llamara
y decidiste instalarte
sin que nadie te invitara.

Recuerdo cuando niña
haberme preguntado
una y mil veces
que hice de malo;
porque me castigaban
con tu presencia
si lo único que quería
era tu ausencia.

Después de muchos años
de convivencia
aprendí a no tratarte
con indiferencia.
Pues eso me costó
malas experiencias;
además eras tú
la que salía ganando
en esta competencia.

Creo que por fin
hemos aprendido
a convivir en paz
ante todo lo ocurrido.
Además
siempre estarás conmigo
a menos que una cura
llegue a mi camino.

Mientras ese día llega
seguiré conciliando contigo
porque asi no lo quiera
siempre te tengo conmigo.


#6

Mayo 9 del 2014.

CON ELLA, CON DIABETES.

Hace un poco menos de nueve años y medio, una mañana brumosa de noviembre, preparándome para ir a trabajar, el timbre del teléfono repiqueteaba insistentemente. Al contestar, recibí una de las noticias que han cambiado significativamente mi vida: tienes diabetes.
La voz que me lo decía parecía venir de otra dimensión, aunque tenía el auricular firmemente asido, era el transmisor de un lóbrego mensaje de un mundo aberrante.

Anonadada colgué. Al otro día muy temprano harían otro examen para confirmar el diagnóstico. Así fue, entonces un torrente inagotable de lágrimas manaba de mi ser y parecía que iba a permanecer por la vida entera.

Bendito Dios, había que trabajar, que bañarse, que sonreír, que platicar, que rascarse, que caminar, que respirar,…

Lo único que conocía de ella, era su nombre!!! Lo demás eran mitos, decires, absurdos,… pero todos tenían un común denominador, el miedo, la ignorancia!

Vivir con el miedo es más aberrante que la diabetes. Vivir con la ignorancia es como navegar a ciegas en un rio tumultuoso. El miedo paraliza, derrumba y entorpece, la diabetes obliga, enseña y demanda atención continua. La ignorancia, ciega, oculta el camino buscado, necesario, adecuado; la diabetes, es una vía sinuosa, que a cada paso tiene constantes por descubrir, con infinidad de variables, tantas que mantienen al que vive con ella en una decidida búsqueda del equilibrio, del control glucémico.

Así, así es vivir con diabetes, entrenándome como una equilibrista, que necesita perfeccionar su técnica constantemente e ir conociendo paulatina y continuamente lo tenso, lo alto, lo grueso, lo delgado que puede tener su cable, cuidando siempre que esté en las mejores condiciones, asida a un leve cinturón que es el seguro que va de mi cintura al cable (los profesionales de la salud), pero que en la mayor parte de mi vida, me pedirá que me entrene sin seguro, pues el espectá■■■■ de mi vida, requiere arrojo, valentía y confianza en mí misma.

Esforzándome continuamente en tener el peso adecuado, no importa la edad que tenga, no importa lo coqueta que sea, es necesario que ahora conozca, términos prácticos, como masa-grasa, masa-corporal. Que las dos no solo me hagan ver atractiva por fuera, ya no sirve de nada vestirme y a lo mejor ayudarme con algún estilo para verme mejor!!!Ahora las dos necesitan estar en parámetros para que por dentro, me hagan saludable también y lo muestre cuando en un papel me escriban los resultados de mis lípidos y ello me haga sonreír tanto como el más hermoso vestido rosa que he tenido!!

Recuerdo nítidamente una consulta médica en enero, después de todas la fiestas decembrinas, pidiéndole a la báscula que fuera “buena”, y al ver el peso, dejé escapar un grito de alegría, pues la disciplina, constancia y superación entre tanta comedera daban como resultado menor peso-grasa!!

Palabras como índice glucémico, carga glucémica, conteo de carbohidratos, POA (productos de origen animal), grasas buenas,… ahora en el argot cotidiano, producto de ratos “libres y descansados” estudiando, comprendiendo, analizando, investigando, preguntando, una y muchas veces más!

Para aplicarlas cuando preparo un plato del buen comer con un requisito fundamental, que paladeándolo me sienta gratificada, saciada, que me de energía, que me nutra, que me ayude a controlar la glucosa en parámetros normales entre 70 - 140.

Y qué decir de un resultado de laboratorio de una A1c dado en porcentaje que entre más cercano sea al 5% me hace sentir que la vida es plena. Qué ironías hay en la vida, desde pequeña se me enseñó que el 100% era y es, excelencia, y ahora con diabetes, la excelencia, el 5%.

El ejercicio, palabra de sabor salado, de sudores inéditos y resultados gratificantes, regulador de serotoninas que ocasiona sonrisas, miradas cálidas y alegría cascabelera.

Ejercitarme con un significado personal: vencer la apatía, superar la flojera, esperar que gratifique, acción para verme más delineada, medio generador de sonrisas, tarea contagiosa, ocasión para vestir ropa deportiva atractiva y casual.

La diabetes, monitoreada cuando es necesario, cada momento en que el glucómetro herramienta esencial de mi vida en el presente. A tal grado, que puede olvidárseme vestirme, pero él conmigo siempre. Pues las poquísimas veces que no ha sido así, la incertidumbre ha ocupado su lugar dejando una huella de estrés en esos momentos.

Monitorearme implica si la ocasión lo permite enseñar a otros a que aprendan a hacerlo, a mostrarles el significado del resultado, el dar una micro enseñanza a otro, que yo sé le servirá invaluablemente, en este tiempo en que la diabetes es una pandemia que crece tristemente a nivel exponencial.

Monitorearme es constatar con una sonrisa un número adecuado, es tener la intención firme de superar el reto de un resultado inconveniente, es la capacidad de optar por acciones específicas para mejorar, es la oportunidad de poder disfrutar de algo merecido, monitorearme es traer el corazón expuesto en un resultado.

Y qué decir de esas horas interminables, ocupadas en exámenes del laboratorio, en espera en salas de consultorios de tantas especialidades como partes tiene mi cuerpo. Porque la diabetes permeando todo el ser, afecta. Tiempo de mi vida cotidiana invertida en revisiones médicas, en donde entra uno con mil expectativas y no se sabe si va a salir con una sonrisa de tranquilidad en el rostro o quizá lágrimas contenidas en las pestañas o tal vez con el corazón que pareciera que se va a desbocar.

Todo es tan circunstancial que al dicho de “vivo con diabetes”, el profesional de la salud cambia de actitud, las miradas se vuelven penetrantes, interpelando.

Aprendiendo a regular el estrés cotidiano y a canalizar adecuadamente mi mundo emocional, sonriendo, ocupándome más y buscando constantemente las alternativas para lidiar inteligentemente con los avatares que la diabetes me pone día a día.

Conquistando milímetro a milímetro el respeto de los profesionales de la salud cuando les hago saber, sentir que de manera colegiada podemos dialogar mi tratamiento, mi vida!!!

Todo ello basado en algo vital, creando, forjando, un binomio claro, fuerte, constante, creciente: conocimiento-control de la diabetes, pues el que sabe, puede, el que puede, opta y el que opta marca el rumbo de su vida.

Y en contraste, la vida permeada si uno así lo permite, si uno así lo quiere, por la oscuridad del dolor, de las complicaciones, de la incertidumbre, de la sombra de la diabetes que te consume, si tú… así lo decides!!!

Con ella, con diabetes, sostenida, guiada por la presencia amorosa de mi Señor!!!

Martha Eugenia,
Mujer Mariposa.


#7

Conjugación de la salud

Tuyo el control,
Mío el esfuerzo,
Nuestra la decisión.

Ellos temen
Ellas compadecen
Nosotros cuidamos.

Otra llora,
Aquél maldice,
Nosotros, optimistas.

Tú, insulina
Yo, dieta
Otros, metformina.

Él, pescado
Ella, ensalada
Nosotros, fruta.

Vosotros oráis
Vosotras meditáis
Nosotros confiamos.


#8

HOLA MILA:

Créeme que me encantaría poder participar en este evento, pero hace muchas décadas decidí JAMÁS ESCRIBIR UN POEMA MÁS, y te quiero platicar la razón de tal decisión.

Cuando tenía 13 ó 14 años escribí mi primer poema de amor, dedicado al "AMOR DE MI VIDA" jajaja un maestro del que sentía estar enamorada y fue tal mi experiencia que juré jamás volver a hacerlo.

Se lo di a leer con una gran ilusión y con toda la ingenuidad que tienen los tontos que se enamoran perdidamente a los 13-14 años del "amor de su vida".

Puse en aquél poema toda la luz del Sol que mis ojos han visto, todas las variaciones del tono dorado que tiene cuando se desgrana en fulgores durante los atardeceres y toda la vibrante gama de los muchos arco iris que había visto en mi vida. Le añadí el aire del campo, con todos los murmullos que oí cuando el viento pasaba entre las ramas de los árboles; le incluí los aromas de las flores de los jardines en que había caminado y la lluvia primera de mi primer verano junto al mar.

Lo aderecé con los besos castos y casi insípidos de mis amores infantiles, con el rocío de los pétalos en las rosas rojas y las lágrimas que se posan en las rosas blancas. Le inserté dos estrofas de la canción de un viejo marino español, y dos versos que le oí alguna vez recitar a mi madre -que mientras lo hacía lloraba y sonreía al mismo tiempo-.

Ya para terminarlo lo embrujé con la pasión de los amantes, la ansiedad de los enamorados, el olor de los jazmines y la paciencia de los santos.

Pensé, con ambiciosa esperanza, que toda esa sensiblería detallada con palabras, sería como un amanecer en su práctico corazón frío, que mi despliegue de recursos literarios -ja ja ja, acabaría por ablandarlo y, a la postre, sus sentimientos exacerbados por mi creación lo rebosarían; tanto que su amor, hasta entonces contenido, se volcaría agradecido sobre mi.

¡ Tonta ingenua!. La despiadada lógica de aquel hombre, no concibió el mar en el cielo, ni el cielo en mi corazón. Su inmisericorde espíritu práctico hizo añicos mi soneto y arremetió de modo tal contra mi métrica, que la derrumbó estrepitosamente.

De un tajo desolló mis metáforas para acabar despotricando críticas agrias contra mi cursilería. De tal manera lo dijo, con tanta crueldad, que me vi plenamente convencida que ni la poesía ni ese hombre eran lo mío.

Arrebaté de sus manos, con despecho y dolor el papel en que había escrito mi poema y lo rompí hasta que ninguna frase se pudo leer, hasta que ni una sola letra quedó detrás de otra; cuando lo hice, sentí cómo crujieron los versos que orgullosos se habían hilvanado días antes .....y sentí pena, vergüenza, la mayor vergüenza que he sentido en mi vida.

Salí apresuradamente de aquella cafetería con el firme propósito de no volver jamás. Atravesé la calle y con coraje boté el montón de papelitos, que traía apretados en el puño, en una de las jardineras. Empezó a llover y desilusionada me quedé ahí parada, a mirar cómo se mezclaban los pedacitos blancos de poema con la tierra y no me fui hasta que se hicieron un lodo oscuro.

Mientras eso pasaba mi ropa y mis zapatos escurrían, a chorros, la primera lluvia del verano más sordo y gris que recuerde en toda mi vida.

Han pasado taaantos años de ello, y aún siento el agrio sabor de la derrota y la desilusión.

Varios años después, vi algo que casi hizo que se me olvidara mi rabia y mi vergüenza.

Pasé por aquél lugar y vi que en el mismo lugar, donde tiré el poema roto habían nacido hermosas flores, que atraían a decenas de mariposas y colibríes, y cuando éstos volaban después de haber libado en ellas, iban esparciendo por el aire algo que me
pareció que era un hermoso poema.


#9


#10

Hola No me gusta decir o pronunciar la enfermedad ...me la diagnosticaron hace 2 años mas o menos y me a costado mucho aceptarla gracias a Dios ahorita la tengo controlada, pero el primer año sufrí porque pensé que era el fin para mi ....y ami me gusta mucho la poesia y me aprendi la de ">Cuando yo me vaya < les queria decir tantas cosas a mis hijas y no sabia como les pongo un parrafo Cuando yo me vaya, no quiero que llores,
quédate en silencio, sin decir palabras,
revive recuerdos, eso reconforta el alma.

Cuando yo me duerma, respeta mi sueño,
por algo me duermo; por algo me he ido.

Si sientes mi ausencia, no pronuncies nada,
y casi en el aire, con paso muy fino,
búscame en mi casa,
búscame en mis libros,
búscame en mis cartas,
y entre los papeles que apurada he escrito.


#11

Esta genial


#12

muy cierto hay mucha verdad en esta poesía


#13

Que te puedo decir ....me gusto porque pareciera que estabas hablando de mi ...de mi sentir eso soy yo


#14

un hermoso… poema




(Precioso poema-cuento sobre la decisión de no escribir ¡nunca más! ...un hermoso poema.)

"y vi que en el mismo lugar, donde tiré el poema roto habían nacido hermosas flores, que atraían a decenas de mariposas y colibríes, y cuando éstos volaban después de haber libado en ellas, iban esparciendo por el aire algo que me pareció que era... un hermoso poema."


#15

Salido de la noche con el corazón destrozado
Me pregunto
Es el día o es el propio ser
El permeable a los rigores de la luz
Pues no hay transacción alguna
Se debate el uno y el otro
El dominio exclusivo de la permeabilidad.

Hubo en un tiempo razones
Para desprender la sangre de un ala
Que del misterio hacía
La habitación propia del ser.

Hubo un negro desplegarse
Que le arrastró a las zonas de lo desconocido
Y fue el prisionero de la tortura.

Llamado por el olvido
Se entrega a los placeres del orgullo
Hace del insulto el mejor comestible.

Va a los objetos
Con la misma pasión que penetró en las almas
Se enfrenta con la luz
Arrasará su cuerpo y su pensamiento
En el espanto de los muros naturales.

Descanso de la noche
Y sin embargo no obtengo el sosiego
Estoy con la luz
Con el irremediable latido de la luz.

(POEMA DE MI PADRE )


#16

-Un amigo no muy querido

¿Quién es el que me acompaña
¡y me engaña!
hasta tres veces al día?
Por favor yo aquí le imploro
¡gimo y lloro
suplicando una alegría!.

Pues si no pierdo esperanza,
¡qué tardanza!
y me sea traicionero,
solícito como un niño,
su cariño
de su nobleza yo espero.

¿Cómo se llama esa cosa
¡la glucosa!
que perjudica mi vida?
¿Ante quién temblando quedo?
¡es mi dedo
que se queja por la herida!

¿Qué haces si tienes diabetes?
tu te metes
pastillas o algo aun peor,
pinchazos y más pinchados
¡qué coñazos!
para agravar su dolor.

¿Por qué es que a mi en la manduca
¡el azucar!
se transforma en vil veneno?
me condena a mal vivir
y a morir
si los hidratos no quemo.

¿Quién le ha dado a usted permiso
¡sin preaviso!
para ser tan traicionero?
Me sincero. Es mi rencor
¡vea señor
por qué su amistad no quiero!.

copyright Donaciano Bueno Diez


#17

Me gustaria participar donde tengo que mandar lo que escribo


#18

Alumbraste nuestras vidas
Como una estrella fugaz
Ahora que te fuiste al cielo
Todo es oscuridad
en nuestras vidas
Con tus dos añitos y medio
Fuiste algo muy especial
Y el divino redentor
Tu almita quiso salvar
Te asomo a esta vida
Sin dejarte contaminar
tomo tu tierna manecita
y te llevo a la eternidad
Aquí quedo el dolor
un dulce sabor amargo
egoísta e inconciente
temiendo que te perdimos
sin quererlo hacemos mal

Pero esta doble experiencia
nos hace razonar que los de aquí
quedamos es porque nuestras
deudas tenemos que pagar
Paulita¡¡¡¡¡
Yo se que nos estás mirando
Con tus ojitos celestes
Tu carita angelical
Para cuando el dolor nos
turbe agitando tus bracitos
A nuestro lado llegaras
Congelaras estas lágrimas
Y con tus dulces recuerdos
Una sonrisa nos traerás
Tocaran los clarines
Cascabeles sonaran y haciendo
Una ronda grande con todos los angelitos
tu nuestra querida Paulita amada¡¡¡¡¡
jugando en el cielo estarás.

Rogelio


#19

HOLA LOURDES

SABES TODAS LAS HISTORIAS CON DIABETES TIENEN ASPECTOS SIMILARES Y SON UNICAS PORQUE CADA UNO DE NOSOTROS LO SOMOS.

UN ABRAZO DESDE MEXICO,DF
MARTHA EUGENIA


#20

Eres dulce, pero muy amarga
Vives conmigo, más no me quieres dejar vivir
En mi mente siempre te llevo
Y a ti sólo te puedo decir;
Que por más agridulce seas,
No podrás arrebatarme el vivir.


Web-Stat web statistics