MENINGOCOCCEMIA y oracion


#1

PIDO CADENA DE ORACION POR LUCYA AGUSTINA, MI NIETA , DE 6 MESES DE EDAD, ESTA EN TERAPIA CON MENINGOCOCEMIA, BACTERIA EN SANGRE, PELIGRA AMPUTACION DE SUS MIEMBROS, LAS SECUELAS SON MALISIMAS, ORACION POR ELLA GRACIAS


#2

Nos unimos a tu oración Patricia.
Un abrazo desde Argentina.


#3

Mucha fuerza y suerte desde España


#4

Mucha fuerza en este momento!

#5

Que DIOS los acompañe en todo este doloroso proceso… sólo ÉL sabe los destinos de cada uno de nosotros…

Que su FÉ esté siempre presente…

Desde Celaya, Guanajuato (México), estamos con Ustedes…

Un abrazo con cariño!!!


#6

Amiga fé, esperanza dios está con uds., en mis oraciones.

#7

Patricia:

Conozco el problema por lo que esta atravesando , y dejeme decirle que para dios no hay imposibles, me uno ala cadena de oracion .

dios los bendiga.


#8

te acompaño en tu oracion y la fe mueve montañas y todo con la gracia de de dios estara bien para ese pequeño angelito


#9

Estamos unidos en nuestra petición a Dios para que LUCYA sane.
Animo!!! deseamos que nos mantengas al pendiente, por favor nos comentas como sigue.


#10

Sagrado Corazon de Jesus te pido de favor k ayudes a nuestra hermana y asu nieta asi como a la mama de la niña dañes fuerzas para segir, tu Espiritu Santo dador de vida dales valor y luz en estos momento Pdre Santo k nos hiiste de la nada ayuda a nuestra pekñita dale las fuerzas para salir adelante tu todo lo puedes ayudalos por favor nunca sa escuchado k cuando acudimos a nuestro padre nos dejas hoy en estomomento te pedimos por la pekeña cuidala y dale valor asu familia gracias de antemano padre mio por k se k se nos consedido lo k te pedimos AMEN.
mil besos y tdodo miamor por ustedes.
avisanos commo van las cosas pero espero en Dios k bien animo


#11

el cuento de la rosa roja

Caminaba un día por la calle, cuando observé
como unas nubes oscuras se juntaban en el cielo,
y vi luego como la lluvia empezó a caer,
rápidamente busqué refugio, al mismo tiempo que
la suave lluvia se convertía poco a poco en tormenta.

Encontré refugio bajo una cornisa, a la entrada
de una casa, en el momento en que la tormenta
caía con más fuerza y estruendo.

Vi entonces una pequeña rosa roja, golpeada y
encorvada por las grandes gotas de agua que
constantemente le azotaban; y a pesar de esto
no se rompía, sino que soportaba con increíble
resistencia el gran embate de la lluvia y cada
uno de sus golpes; manifestado en grandes
y pesadas gotas de agua.

Me sorprendí al ver como a pesar del viento
y lluvia, la pequeña rosa roja soportaba el
gran castigo, sin ceder ni un ápice. En muchos
momentos, pensé verla caer, derrotada por la
furia del agua, mas sin embargo, volvía a
enderezar su ya doblado tallo por la lluvia.

Al pasar la lluvia, y ver como el sol salía
de entre las oscuras nubes, noté con asombro
como la pequeña y frágil rosa roja, estaba aún
en su lugar, con su tallo erguido hacia el
cielo, mostrando con orgullo sus bellos pétalos
rojos, en señal de su victoria ante las fuerzas
de la misma naturaleza, a la cuál pertenece.

Esto me hizo reflexionar acerca de mi vida;
pues al recordar como la indefensa rosa luchaba
por seguir en pié ante la tempestad, y después
de observar cuán dura había sido su lucha, me
recordó las dificultades que había tenido en
mi vida, y de como muchas veces, había sentido
que ya no podía más, pero al ver la rosa roja,
en pié y victoriosa, recordé aquel pasaje de la
Biblia, donde Jesús nos dice que nosotros
valemos más que las flores del campo y los
pajarillos del cielo, y pensé: “Si Jesús dio
fuerza a esa pequeña rosa roja para pasar la
tempestad; por qué he yo de temer a las
adversidades?, pues si Jesús no dejó que esa
rosa que no ama, no camina y no tiene razón
soportara la tormenta, cuánto más cuidará de
mí, hijo de Dios y heredero de la vida eterna?”.

Desde entonces no dejo que nada me asuste,
atemorice o desanime, y cada vez que siento
desfallecer; recuerdo aquella pequeña rosa
roja, la cuál me mostró cuánto valgo y lo duro
que he de pelear en este mundo, pero también
recuerdo el amor que me tiene aquel que dio
fuerza a la rosa, para que pudiera resistir…
Gracias Jesús! por ayudarme a resistir.

Caminaba un día por la calle, cuando observé
como unas nubes oscuras se juntaban en el cielo,
y vi luego como la lluvia empezó a caer,
rápidamente busqué refugio, al mismo tiempo que
la suave lluvia se convertía poco a poco en tormenta.

Encontré refugio bajo una cornisa, a la entrada
de una casa, en el momento en que la tormenta
caía con más fuerza y estruendo.

Vi entonces una pequeña rosa roja, golpeada y
encorvada por las grandes gotas de agua que
constantemente le azotaban; y a pesar de esto
no se rompía, sino que soportaba con increíble
resistencia el gran embate de la lluvia y cada
uno de sus golpes; manifestado en grandes
y pesadas gotas de agua.

Me sorprendí al ver como a pesar del viento
y lluvia, la pequeña rosa roja soportaba el
gran castigo, sin ceder ni un ápice. En muchos
momentos, pensé verla caer, derrotada por la
furia del agua, mas sin embargo, volvía a
enderezar su ya doblado tallo por la lluvia.

Al pasar la lluvia, y ver como el sol salía
de entre las oscuras nubes, noté con asombro
como la pequeña y frágil rosa roja, estaba aún
en su lugar, con su tallo erguido hacia el
cielo, mostrando con orgullo sus bellos pétalos
rojos, en señal de su victoria ante las fuerzas
de la misma naturaleza, a la cuál pertenece.

Esto me hizo reflexionar acerca de mi vida;
pues al recordar como la indefensa rosa luchaba
por seguir en pié ante la tempestad, y después
de observar cuán dura había sido su lucha, me
recordó las dificultades que había tenido en
mi vida, y de como muchas veces, había sentido
que ya no podía más, pero al ver la rosa roja,
en pié y victoriosa, recordé aquel pasaje de la
Biblia, donde Jesús nos dice que nosotros
valemos más que las flores del campo y los
pajarillos del cielo, y pensé: “Si Jesús dio
fuerza a esa pequeña rosa roja para pasar la
tempestad; por qué he yo de temer a las
adversidades?, pues si Jesús no dejó que esa
rosa que no ama, no camina y no tiene razón
soportara la tormenta, cuánto más cuidará de
mí, hijo de Dios y heredero de la vida eterna?”.

Desde entonces no dejo que nada me asuste,
atemorice o desanime, y cada vez que siento
desfallecer; recuerdo aquella pequeña rosa
roja, la cuál me mostró cuánto valgo y lo duro
que he de pelear en este mundo, pero también
recuerdo el amor que me tiene aquel que dio
fuerza a la rosa, para que pudiera resistir…
Gracias Jesús! por ayudarme a resistir.

tenemos k aprender de esta rosa roja te kiero


#12

ME ENCANTO EL VERSITO, TIENEN MUCHA FUERZA EN SI, GRACIASSSSSSSS


#13

GRACIAS


#14

GRACIAS


#15

GRACIAS


#16

GRACIAS SEGUIMOS ORANDO, SIGUE EN TERAPAIA INTENSIVA, HACIENDOLES ESTUDIOS PARA OBSERVAR SECUELAS, APENAS SE PUEDA EMPEZARAN IMPLANTES DE PIEL, ES UN TRATAMIENTO LARGO Y MUY COSTOSO, ABRIREMOS UNA CUENTA EN EL BANCO (YA PASARE EL Nº) PARA PODER AYUDAR A LUCYA Y QUE DIOS NOS AYUDE. GRACIAS


#17

Paty, me uno con todo mi corazón para pedir por se angelito, le voy a pedir mucho a mi Virgencita de Guadalupe para que la cuide y la proteja, animo Paty, un abrazo muy fuerte


#18

gracias gracias


#19

MUCHA ORACION POR LUCYA, SIGUE EN TERAPIA,HACIENDOLE MUCHOS ESTUDIOS, LE VAN A HACER INJERTOS DE PIEL, EN CARA Y PIERNITA, AMPUTACION EN DEDITOS DE MANOS Y PIE Y MUCHA REHABILITACION, TRATAMIENTOS MUY COSTOSOS, PERO DIOS NOS PROVEERA PARA QUE ELLA SALGA DE ESTA ■■■■■■■ ENFERMEDAD GRACIAS


#20

A miga me uno a esta cadena de oraciones!.......que dios los bendiga......besos

Web-Stat web statistics