Metamorfosis


#1

2014%20METAMORFOSIS.doc

2006%20MUJER%20MARIPOSA%20%20DEC.doc

>

A una década

METAMORFOSIS



Hace 10 años me diagnosticaron en una mañana fría igual que hoy.
Lo hicieron por teléfono, dándome una de las cuatro noticias que han marcado mi vida con sobresalto, incertidumbre y dolor.
Y ahora ya con la experiencia, con la conciencia de vivir con diabetes, durante estos diez años, quiero compartir mi alegría.
La diabetes es una más de mis circunstancias, es impositiva, demandante y abrumadora, sin embargo he aprendido que yo soy la que marco el ritmo y dirijo la batuta de mi vida. Y eso implica que aunque es importante, también es sólo una parte de mí ser, y como tal la trato.
Siempre la respeto y la tomo en cuenta, pero solo le doy la importancia adecuada para poder seguir yo dirigiendo mi existencia.
Ahora festejo el lograr controlarla “día a día”. Se han acumulado 10 largos años viviendo con diabetes, y lo que quiero festejar es la fuerza de voluntad, que ha emanado de mí, que me ha sostenido y que me ha ayudado a vivir con plenitud, aún en los momentos en que he estado de rodillas con lágrimas amargas, aún en los instantes en que el miedo ha querido dominarme y hacerme perder el equilibrio, aún en los tiempos en que viviendo con diabetes he estado en peligro.
Pero yo sé perfectamente que esa fuerza viene de lo Alto, de mi Señor que amoroso y misericordioso me sostiene momento a momento, especialmente cuando estoy frágil.
También sé que esa fuerza es el cúmulo de enseñanzas que mis padres labraron en mí ser con todo lo bueno que me proporcionaron. Así mismo estoy cierta de todas las enseñanzas y alientos de los profesionales de la salud, que con paciencia me han educado, ayudado, orientado y consolado en este caminar con diabetes. También sé de la fuerza amorosa de mis seres queridos (familia, amigos), que atentos, muchas veces silentes, a mi lado me sostienen, me orientan, me acompañan con sus acciones, cuidados, presencia.
El camino ha sido arduo, a veces escabroso y otras oscuro, pero ha sido también un reto sostenido, donde la contrincante mayor, donde la OPONENTE MÁS FUERTE, no ha sido la diabetes, sino YO MISMA POR MI INADECUADA EDUCACION ALIMENTARIA, pues el controlarme adecuadamente hasta el día de hoy con sólo DIETA SALUDABLE Y EJERCICIO, ha sido, es y será, como una carrera interminable, continua por lo que resta de mi vida.
En el que el reto es superarme momento a momento, aunque en el anterior instante haya estado casi vencida.
He tenido que dedicarle mucho tiempo, esfuerzo, disciplina y voluntad para conocer a mi contrincante “mi diabetes”, para poder conducirla hacia lo que me conviene.
Y en todo este caminar de una década diagnosticada y de casi con certeza dos décadas viviendo con ella (por lo que me he analizado), algo de lo que tengo certeza absoluta (palabras muy pocas veces pronunciadas por mí) es de que necesito constantemente seguirla conociendo, estudiando y atendiendo.
No me he preguntado por qué a mí? Pero si le he preguntado a Dios, qué quieres de mí con diabetes?
Y Él me ha enseñado un horizonte tan amplio que a veces me abruma por su inmensidad y mi pequeñez.
Sin embargo me ha enseñado que confía en mí y que tengo una misión con diabetes, y el irla descubriendo en el día a día, muchas veces me hace resplandecer, si, resplandecer con diabetes.
Por eso ahora cumpliendo una década de diagnóstico, puedo decir SOY FELIZ, AUNQUE HAYA POR MOMENTOS LAGRIMAS DE DOLOR EN LOS OJOS, SOY:

MARTHA EUGENIA,
MUJER MARIPOSA!!!


Web-Stat web statistics