Mi historia

Hola, me llamo Noor, soy una joven de 25 annos y soy peruana, soy mama de un bebe de 11 meses, ya pronto d un annito, y bueno mi pareja el papa de mi bebe tiene diabetes tipo I desde hace unos annos, lo conoci en una fiesta cuando me titule, sufrimos mucho por estar juntos, no por su diabetes o quiza tambien por ello, sino por la estupidez de mi familia de cosas de la raza y encima que era diabetico, yo por mi parte jamas hice caso a mis padres por ello y segui con el a pesar de todo, a pesar de que su familia de el no me aceptaba al principio y que mi familia no lo queria, pero con el tiempo aprendimos a querernos mucho y yo a aceptar y aprender de su estilo de vida, porque en realidad no lo considero enfermedad, sino un estilo de vida, ahora somos unos padres re felices y bueno me uni aqui para aprender mas y para saber sobre la diabetes, y quisiera tener muchos amigos para presentarle a él y hacerle sentir que como el hay muchos jovenes y personas que saben sobresalir y vivir con diabetes, que no es un impedimento para vivir, si lo haces bien :)

gracias!!! abrazos a todos.

1 me gusta

Bienvenida Noor!!!

Felicidades x tu logro cuentas conmigo yo soy dt1 tengo ya muchos años vivo con una bomba de insulina y de verdad soy feliz cada día aprendo más sobre mi padecimiento y estoy para apoyar te lo,que requieras saludos suerte

Claro que se puede vivir muy bien solo tener mucha disciplina,apoyo familiar vivimos mejor que muchos por que amamos nuestro cuerpo y lo,cuidamos

Te doy mi mail x si quieres escribir luisacoalla@hotmail.com

Hola Noor, me llamo Verónica, tengo 37 años, soy diabetica desde el embarazo de mi hijo, hace 17 años, cuando yo tenia 20 años. y te puedo asegurar que fue y es muy importante la compañia de Hugo mi pareja en relación a la diabetes, mi consejo es que todo el tiempo se informen, que investiguen sobre sus dudas y que tengan constancia sobre el tratamiento, aunque muchas veces nos den ganas de bajar los brazos.
Les envio un saludo afectuoso a vos y tu familia. Cuenten conmigo.

hola amiga Noor quiero comentarte que yo tengo 25 años de ser diabético y quiero comenterte que lo mismos años de ser viudo me quede con 2 niños ahora ya están grande y casados soy abuelo con mucho orgullo y quiero desirte que si sepuede vivir con esta enfermedad ahora tengo 52 años y sigo en pie bueno también quiero desirte que me isieron un trasplante de riñon pero fue a causa de mi indisiplina pero me corregi ase 6 años y sigo luchando por mis hijos y mis nietas porque quiero desirte que tengo 5 nietas jajajaja muy orgullosode ellas este es mi correo para darles consegos a todos mis amigos diabéticos viruette@hotmail.com estoy a sus ordenes amigos y mucho animo bye

hola buenos días, soy colombiano de 40 años de edad, diagnosticado a los 24 años con tipo 1, la verdad para mi la diabetes hasta el momento no a sido enfermedad..a sido la única forma de mantenerme bien y con energía..soy deportista de competición en cicla de ruta o de carrera..si quieres saber como llevar una vida sana contáctame y te dare los trucos de la felicidad con diabetes ja,ja
tirson74@hotmail.com

Bienvenida y por ese detalle de informarte mas acerca de la diabetes que padece tu esposo eres una gran compañera para èl suerte ¡¡

Hola Noor, lo primero es felicitarlos por concretar su amor a pesar de las actitudes de no aceptación de sus mutuas familias. Lo de la diabetes es manejable: quien la padece debe ser disciplinado, quien convive con él debe ser un apoyo. Con respecto a lo primero, lo de su amor, te voy a copiar parte de un texto que escribí, es referente a Vincent van Gogh, pintor holandés (¡mi gran favorito!) y Margot Begemann, una mujer que se enamoró de él, pero por cuestiones diversas no lograron concretar su amor, una historia triste en comparación con la de ustedes, en fin a ver qué te parece. Si quieres el texto completo y mis comentarios y experiencias sobre la diabetes (soy DM2 desde hace diez años) estoy en eduardo_posada_orihuela@hotmail.com y te escribo desde Morelia, Michoacán, México, Un abrazo a ambos y a su nene.

La vida amorosa de Vincent van Gogh
(fragmento)

Es agosto de 1884, estamos en el pueblo de Nuenen, a pocos kilómetros al este de Eindhoven, en la provincia del Bravante Septentrional, Vincent van Gogh conoce a Margot Begemann, quien es vecina de los padres de él. Margot no es muy bonita, si bien posee un cuerpo delgado bien formado, aunque su constitución es débil. Vincent la describe a Theo en estos términos: "Es una pena que no la conociese hace diez años, ahora da la impresión de ser un violín de Cremona que ha sido estropeado por manos chapuceras. Cuando yo la conocí, ya estaba muy estropeada, pero originalmente era una persona de una gran valía”.
La historia que ellos vivieron es la siguiente y comienza así:
Es enero de 1884, Anna Cornelia Carbentus, madre de Vincent, sufre fractura en una pierna, por lo cual debe mantenerse en reposo durante algún tiempo. Vincent demuestra ser un excelente enfermero: atento, tolerante, servicial y muy eficiente, aptitudes que ha adquirido en los tiempos del Borinage, con los mineros de Cuestes, aproximadamente cinco años atrás.

Durante la convalecencia de la madre de Vincent, ella recibe visita de muchas amistades, entre ellas de sus vecinas, la familia Begemann, quienes al igual que las demás visitantes a casa de Anna Cornelia son testigos de la buena atención de que es objeto por parte de Vincent cambiando por completo la impresión que de él tienen.

Pasan los meses y la madre de Vincent se rehabilita, ya se siente mucho mejor, por lo tanto él ya puede retomar su actividad artística, lo cual lleva a cabo, desplazándose a los lugares arbolados de Nuenen. Un día en que se encuentra pintando al aire libre, descubre a una mujer espiándolo, ocultándose detrás de los árboles. Esa misma situación se repite varias veces y para él no pasa desapercibida. Intrigado, se decide a hablarle: la llama, le pide que se acerque. Se trata de Margot Begemann una mujer de cuarenta y tres años –nacida el 17 de marzo de 1841 en esa población–, soltera, poseedora de una presencia elegante, amable y bondadosa, sin embargo, por ese mismo carácter es fácilmente manipulada por su familia, la cual está formada por su madre, tres hermanas y un hermano; sus hermanas son solteras siendo ella la más joven. Margot se enamora de Vincent. Ella en pleno verano de su vida; él tiene treinta y un años.
Margot está emocionada con Vincent. En su condición de “solterona” se enamora “perdidamente” de él, a tal grado de tomar la iniciativa, externándole que le gusta su pintura y que le agrada verlo. Finalmente, le declara su amor “no me lo tomes a mal, me enamoré de ti y no puedo evitarlo”.

Él, de una manera amable pero determinante, deja claro que no es su objetivo ilusionarla ni de hacer que ella abrigue esperanzas de un posible romance y le responde
–Amar es fácil, lo difícil es ser amado por quien uno ama –cuya reinterpretación la puedo plantear como sigue: está bien que tú me ames, lo difícil es que yo te corresponda.

Margot no se cansa de demostrarle su amor y le dice con sinceridad
–Estoy consciente que tú no me amas, solo quiero pedirte me dejes quedar a tu lado y verte trabajar; no te interrumpiré ni diré nada, sólo deseo estar junto a ti.

Es tal la atracción que Vincent ejerce sobre Margot que ella no limita su buen trato hacia él. Tanta dulzura, tanta delicadeza, tanta atención provenientes de esa mujer han despertado en Vincent una profunda emoción. Es la primera vez que una mujer lo trata así, con tanta devoción. Él conoce –y muy bien– lo triste y doloroso que es amar sin ser correspondido; hasta este momento no ha encontrado a una mujer que se enamore de él, y aunque es cierto el antecedente de Clasina, también es cierto que ella aceptó la relación como un acuerdo de mutua ayuda, no tanto por amor, por lo que no es de extrañar que Vincent se encuentre sorprendido por la dulzura que se encuentra en el alma de esta mujer enamorada.

Hasta este momento, Vincent ha considerado a Margot como una situación curiosa, hasta cierto punto jocosa, de la cual no espera ninguna consecuencia, sin embargo, finalmente sucumbe al amor que ella le ofrece: el trato que ella le da produce en él un cambio total en su estado emocional. Ella logra grandes avances en su objetivo amoroso, lo abraza, lo estrecha contra su pecho y lo llena de expresiones amorosas, dulces
–¡Vincent, Vincent cuánto te amo; haré todo lo que esté en mi para que llegues a quererme. . . mientras sólo te pido que sea yo quien te ame; permíteme amarte. .

Margot se ha transformado increíblemente, parece haber rejuvenecido varios años, vive intensamente, hasta ha aumentado algo de su peso ¡está enamoradísima en esta etapa de su vida y es feliz!

Vincent también comparte esta felicidad. Está viviendo algo tan intenso, como un ensueño. De ella recibe trato amable, palabras dulces, amorosas y muchos detalles, y lo más importante: todo lo que él hace, a ella le parece bien, no lo critica, le reconoce como trabajo su actividad de pintor sin reprocharle que no gana ni un centavo a pesar que él se la pasa todo el día pintando, en pocas palabras ¡lo acepta tal como es! Esto lo hace feliz. ¡Felices los dos! Emocionado por el amor de Margot, está dispuesto al matrimonio si de verdad ella así lo quiere.

Sin embargo, la familia de ella se opone, ya que además de criticar a Vincent por haber tenido como amante a la prostituta Clasina, lo consideran un haragán por no poseer un trabajo formal. A Margot la presionan para que se aleje de van Gogh, aunque ella dice que si se casan, vivirán de la venta de las pinturas de él y si acaso no le va bien entonces utilizará la herencia de ella. A la oposición de la familia de Margot se agregan los comentarios malintencionados de los pobladores de Nuenen, quienes comentan en voz baja que ella es muy grande para él, que ya ni hijos podrá tener, que él es un caza-fortunas, etcétera.

Una situación similar a la actitud de la gente de Nuenen sucede en la familia Begemann, la presión que ejerce sobre la pareja enamorada no es razonable, más bien se trata de viejos convencionalismos, tabúes familiares: que si la diferencia de edad es un impedimento… que si es la menor de las hermanas y si se casa se “salta” a las mayores y eso no es permitido… que si ella tiene su herencia y él no tiene nada… que si… en fin, argumentos para separarlos sobran.
Toda esta situación provoca que ellos vivan con mayor intensidad los momentos en que coinciden. En varias ocasiones, disfrutando de su mutua compañía, paseando tranquilamente en la zona arbolada de Nuenen, Margot Begemann exclama llena de felicidad:
–Me gustaría morir ahora. ¡Por fin yo también he amado!, pronuncia con vehemencia algunos días después.
Este capítulo amoroso en la vida de Vincent van Gogh termina en septiembre de 1884 cuando una mañana en que él se encuentra pintando en el campo de Nuenen, ella lo “visita”. Va ataviada elegantemente con un vestido blanco, tal como iba la primera vez que se hablaron. Al igual que en otras ocasiones, después de los saludos amorosos y efusivos ella se sienta a su lado a verlo trabajar.

Él, se dispone a continuar con los trazos que ya ha iniciado sobre la tela, distribuyendo el óleo con el pincel y viviendo la emoción de percibir ese peculiar aroma, que unido al del aguarrás y al de la esencia de trementina, lo hacen vivir emocionado al ejecutar su arte; lo inspira además el saberse acompañado por la mujer que tanto lo ama. Inesperadamente ella se desvanece, produciendo un leve ruido que hace que él vuelva su vista hacia ella.

Al verla en el suelo, Vincent van Gogh la levanta en sus brazos y, a toda prisa la lleva a casa de ella. Sucede que ella ha ingerido veneno –estricnina–, intentando terminar con su vida por no poder concretar su amor con Vincent; Margot lo ha planeado así; románticamente espera “morir en sus brazos”. Aunque ella no ha logrado su objetivo por la oportuna intervención de Vincent y la atención médica correspondiente, la familia de ella lo culpa y él, comprendiendo que su amor no puede ser, se aleja definitivamente.

Los detalles de este suceso los plasma en una larga carta que le envía a su hermano: “Algo ha pasado, Theo, pero la mayoría de la gente de aquí no sabe o sospecha nada acerca de eso, ni debe saber, así que te pido seas tan silencioso como una tumba, porque es terrible. Para decirte todo lo que pasó tendría que escribir un libro y no puedo hacer eso. La señorita Begemann ha tomado veneno en un momento de desesperación. Ella había hablado con su familia y la gente hablaba mal de ella y de mi, y se convirtió en algo molesto lo que hizo, en mi opinión, en un momento de clara locura. Theo, yo había consultado a un médico una vez sobre ciertos síntomas que ella tenía, días antes yo había advertido, en confianza, a su hermano que yo sentía miedo de que ella podría tener un colapso nervioso, y muy a mi pesar tuve que decir que yo creía que la familia Begemann había actuado imprudentemente por hablar con ella como lo hicieron. Bueno, esto no ayuda, en la medida en que el pueblo me ha quitado el habla durante dos años, y yo definitivamente no aceptaría esto, ya he dicho, si hay una cuestión de matrimonio tendría que ser muy pronto o nunca en absoluto. Bueno, Theo te digo que he leído Madame Bovary, ¿te acuerdas de la señora Bovary que murió de un ataque de nervios? Pasó algo así aquí, pero se ha complicado por medio del veneno. Ella me había dicho a menudo cuando estábamos tomando un tranquilo paseo ‘Ojala pudiera morir ahora’ y que yo nunca presté atención. Una mañana, sin embargo, que cayó al suelo. Creí que era sólo una pequeña debilidad, pero se puso peor y peor. Calambres, perdió el poder del habla y masculló todo tipo de expresiones que sólo la mitad eran comprensibles, se derrumbó con todo tipo de convulsiones, calambres, etcétera; era muy diferente de un ataque de nervios a pesar de que era muy parecido a uno, y yo de repente sospeché y le dije ‘¿Has tomado algo por casualidad?’ Ella gritó ‘¡Sí! Bueno, he actuado con valentía’. Ella me hizo jurar que nunca le diría a nadie acerca de ello, le dije ‘está bien, puedo jurar lo que quieras, pero con la condición de que vomites inmediatamente esas cosas, mete tu dedo en la garganta hasta que vomites, de lo contrario voy a llamar a los demás’. De todos modos, imagínate el resto. El vómito sólo la mitad funcionó y me fui con ella a ver a su hermano Luis, y le dijo a Luis, y lo puso a darle un vomitivo, y me fui directamente a Eindhoven, por el Dr. Van de Loo. Era la estricnina que ella tomó, pero la dosis debe haber sido demasiado pequeña, o pudo haber tomado el cloroformo o el láudano con ella, para a sí misma adormecerse, pero que en realidad funcionó como un antídoto a la estricnina. Pero, en fin, a continuación, tomó rápidamente el antídoto que Van de Loo prescribió. Nadie sabe, excepto ella misma, Luis Begemann, tú, el Dr. Van de Loo y yo, y fue llevada directamente a un médico en Utrecht, y se ha dicho que está de viaje, del cual algo hay de cierto puesto que está a punto de embarcarse. Creo que es probable que ella tenga una recuperación completa, pero en mi opinión, sin duda habrá un largo período de problemas nerviosos, y la forma en que se manifestarán –más o menos graves– es la duda. Pero ella está en buenas manos. Aún así, vas a entender lo deprimido que estoy gracias a este suceso. Fue un susto horrible. Me quedé sólo en el campo cuando me enteré de eso… Estoy muy molesto por ello. Saludos, mándame unas palabras, porque no tengo con quien hablar aquí”.

Hasta aquí la carta. Han sido apenas dos meses de relación, dos meses muy intensos sentimentalmente entre ellos. Lo que ha pasado después de esta separación, seguramente es de sufrimiento para ella y de silencio para él. De sufrimiento para ella porque está enamorada y de silencio para él, porque aunque está entusiasmado no siente el amor al mismo nivel que ella, pero sufre la soledad y es en silencio debido a que no siente confianza en comentar algo, ni siquiera con su hermano Theo pues no quiere correr el riesgo de ser criticado, ya que apenas han pasado pocos meses de que Vincent se decía enamorado y a punto de casarse con Clasina Maria Hoornik y ahora… ahora ésto. Pese a ese silencio, en una carta posterior dirigida a Theo menciona a Margot, no por su nombre, sino refiriéndose a ella como la “señorita X”.

Años más tarde, estando Vincent internado en el manicomio de Saint Rémy de Provence –a 25 kilómetros de Arles– en su pensamiento está Margot y –a través de una carta– pide a su hermana Wil le haga entrega de una pintura. Las fuentes consultadas no especifican de qué cuadro se trata ni si el mismo ha sido pintado exprofeso para ella. No puedo asegurar que Vincent haya amado a Margot Begemann, lo que sí es verdad es que ella es la única mujer que realmente lo amó. Margot falleció el 11 de febrero de 1907 en la Haya, donde vivía desde 1899.
En la moderna ciudad de Nuenen en el año de 1968, como un homenaje a la mujer que tanto amó a Vincent van Gogh, se asigna su nombre a una calle, la “Margot Begemann Street”.
… …
Cuadros de mujeres elaboró varios pero en ninguno se refleja un intenso amor; sí aparecen sonrientes o con la sobriedad de su personalidad pero en ninguno se percibe la vehemencia de un gran amor.
Hay un cuadro titulado “Muchacha de blanco en el bosque” en el cual se aprecia una figura femenina de cuerpo entero, con vestido blanco, rodeada protectoramente por árboles.

Aunque en las fuentes consultadas lo fechan en la Haya en 1882, tengo razones para pensar que estos datos son erróneos: son los tiempos de Clasina y él trabaja mucho con lápiz y carboncillo y muy poco con óleo, hechos comprobables con los varios dibujos y retratos con esos materiales que hizo de ella y sus hijos. Aunado a esto y después de analizar las pinturas de esos años, he llegado a la conclusión de que ese cuadro fue pintado en 1884 en Nuenen y con respecto al personaje plasmado en el mismo me hago la siguiente pregunta: ¿la muchacha del vestido blanco es Margot Begemann, la mujer que lo amó y que por no poder concretar su amor intentó envenenarse?

Todo el mundo podría pensar que Vincent van Gogh no encontró el amor en su vida, yo creo que lo encontró en Margot Begemann, en la madurez de ambos, a pesar de la diferencia de edades, pero las circunstancias impidieron que sus vidas se unieran.

Para finalizar, retomaré las últimas palabras de Vincent: “me gustaría morir ahora” recordando que fueron las mismas que Margot Begemann pronunció en varias ocasiones cuando vivían los momentos de máxima felicidad entre ellos. Creo que Vincent no dejo de pensar en ella desde el momento de su separación y como ejemplos puedo mencionar dos momentos significativos de Vincent: la recordó, enviándole un cuadro, cuando estuvo internado en el manicomio de Saint Rémy de Provence y la volvió a recordar estando él, en su lecho de muerte, repitiendo sus palabras.

Sus últimos pensamientos fueron para Margot; con ellos y la pronunciación de las palabras de ella, Vincent van Gogh ha tomado la muerte para viajar a una estrella, tal como lo dejo escrito en una carta, muchos, muchos meses antes:

“Quizá la muerte no sea lo más difícil que existe en la vida de un pintor. Reconozco que no sé nada al respecto pero que, al mirar las estrellas, siempre caigo en una ensoñación, con la misma facilidad con que me hacen soñar los puntos negros del mapa que representan ciudades y pueblos. Me pregunto por qué los puntos luminosos del firmamento han de ser menos accesibles para nosotros que los puntos negros del mapa de Francia. Del mismo modo que tomamos el tren para ir de Tarascón a Ruán, debemos tomar la muerte para ir a una estrella. Ciertamente hay algo de verdad en este razonamiento: mientras que estamos con vida no podemos dirigirnos a una estrella, del mismo modo que tampoco podremos tomar el tren cuando estemos muertos. En fin, no me parece imposible que el cólera, el mal de piedra, la tisis, el cáncer, sean medios de locomoción celeste, como los barcos a vapor, los ómnibus y el ferrocarril lo son terrestres. Morir tranquilamente de vejez sería como ir a pie.".
Al observar su cuadro “La noche estrellada”, pintado en junio de 1889 desde la ventana de la habitación que ocupó en el sanatorio de Saint-Rémy-de-Provence, da la sensación de movimiento en el cielo debido a las líneas onduladas que trazó. Si uno sigue esas líneas, entre estrella y estrella, se dará cuenta que semejan caminos, carreteras, vías de tránsito. Eso significaron para Vincent esas pinceladas. Desde antes de pintar ese cuadro, y obvio, al momento de hacerlo, estaba en su mente el deseo de viajar a una estrella, y la única forma de hacerlo, era “tomar” la muerte como medio de transporte para llegar a alguna de ellas.

Sean los que sean los hechos que se concreten durante la vida, la esencia de la persona a quien se ha amado vivirá por siempre en el corazón enamorado y aunque el sentimiento sea de tristeza y abandono y la distancia, el tiempo y las circunstancias se encarguen de separarlos, llevarán su imagen hasta más allá del momento de su muerte con la esperanza de renacer y concretar su amor en otra oportunidad de vida.
Eduardo Posada Orihuela

agradezco que nos deje participar en tu entorno familiar, esta es una pagina muy respetuosa y humana con lo que concierne a los dulces enfermos de la DIABETES,se ve la solidaridad con tu compañero, escogiste este CALVARIO y VIACRUsIS pero no te afanes tenes que ser fuerte,seria, y muy responsable con tu compañero no se puede alcahuetear ni un solo dulce ni gaseosa ni harinas ni bebidas alcohólicas y la droga recetada debe ser a sus horas, comidas baja de sal,nada de fritos o comida trasnochada ni agria, se debe de tener muy en cuenta las reacciones de estado de animo, mejor llevar un diario que sera la información para un buen futuro,deben de ser fuertes con los comentarios de las demas personas que tome de esto o de aquello que fulanito se curo con esto o se esta recuperando con aquello mucho cuidado con la salud , te queremos mucho estaremos atententos a cualquier solicitud FELIZ NAVIDAD

NOS TIENEN A NOSOTROS, A ADINA PERÚ, LLÁMANOS, TODOS LOS TERCEROS SÁBADOS DE CADA MES NOS REUNIMOS CON TODOS LOS NIÑOS, JÓVENES, ADOLESCENTES Y SUS FAMILIARES, OK.
2740735.
BIENVENIDOS Y SEGUIREMOS ADELANTE, MUCHOS CARIÑOS, PERÚ SALDRÁ ADELANTE TAMBIÉN CON TODOS LOS DULCES LUCHADORES COMO UDS., SALUDOS.

HOLA NOOR,SOY LILIANA DE ARGENTINA Y ME EMOCIONO MUCHO LO QUE ESCRIBISTE Y TE FELICITO POR TU CONVICCION DE SEGUIR ADELANTE CON LO QUE TE PROPONES Y SABES QUE...LA DIABETES NO ES UN IMPEDIMENTO PARA TENER SUEÑOS QUE QUEREMOS CUMPLIR,SI ES UNA CONDICIÓN DE VIDA QUE APRENDEMOS Y CONVIVIMOS CON ELLA.MI HIJA DEBUTO A LOS 4 AÑOS CON DBT1 (INSULINO DEPENDIENTE) Y ESTE 7 DE OCTUBRE SE ACABA DE RECIBIR DE ENFERMERA DE LA UBA.CON SUS 23 AÑOS DE EDAD Y 19 DE DIABETES LOGRO LO QUE SE PROPUSO Y YO COMO MAMA SIEMPRE ACOMPAÑE,APOYE Y CONTUVE EN MOMENTOS DIFÍCILES PARA QUE LOGRE SU SUEÑO.ESTOY PARA COMPARTIR EXPERIENCIAS Y AYUDARTE EN LO QUE PUEDA.BIENVENIDA AL CLUB DE LA DULZURA, UN POCO DE HUMOR VIENE BIEN.BESOS

hola amiga Noor quiero comentarte que yo tengo 46 años de ser diabético tipo II pase a tipo I tengo cinco niñas y una esposa que me ayudan mucho con mi enfermedad, con mucho orgullo y quiero decirte que si se puede vivir con esta enfermedad, saludos a mis amigos diabéticos y mucho animo saludos desde argentina

Hola Noor que hermosa historia y que bueno que hayan podido seguir adelante. Y lo mas lindo de todo, tu pareja debe estar orgulloso de la persona que tiene a su lado. Sos un ejemplo a seguir y estoy segura que él debe haber tenido muchos miedos respecto a la vida en pareja (al menos yo los tengo, miedo a sentirme una carga para otro me refiero) pero tu actitud me hace pensar que para vos es un gusto. Ganaste con el seguro un estilo de vida mas saludable que la mayoria de las personas. Te mando un abrazo grande y les deseo mucha felicidad.

hola Alfonso, primero gracias x contactarte ojala podamos ser amigos en este medio, ya que no tengo muchos amigos aún para hablar sobre estos temas, sobre la bomba de insulina tengo tantasss dudas, y mi esposo tambien, no sabemos si funcionaría con él, porque él trabaja casi 10 horas diarias, y puede ir a almorzar a las 1 p.m o 2 p.m dependiendo a que hora se desocupan la labor, es jefe de una unidad y sale al último que todos…no tiene horas especificas de comer, y nosé si una bomba ayuda o no? ademas que conozco poco sobre el tema…espero me ayudes a entender cómo funciona. un abrazo

Hola Micaela, cuando él me contó que tenia diabetes, me asusté porque en ese tiempo era una chiquilla que sólo estaba enamorada y no entendía la magnitud de la enfermedad, luego busqué y me informé que era algo serio, pero aun asi, segui con él aunque mis papás no querían, hasta me botaron de mi casa x él, pero en fin yo ahora soy feliz con 2 peques y él, que es lo maximo para mí. :slight_smile:

hola rogelio, gracias x transmitirme tu ánimo, aveces cuando le cuento a mi esposo de que tengo amigos con diabetes se pone a pensar y me dice que todos mienten que están bien y que siguen adelante o que son felices, dice él que nada será igual, pero aún así tiene que hacerlo, seguir con su vida, y me pone triste cuando lo escucho…quisiera q el tb piense así como tú, pero no lo sé realmente, gracias x escribirme!!! :slight_smile:

hola Liliana, que gusto me da saber sobre el logro de tu hija, wao! que orgullo de mamá debes sentir, te lo digo porque soy mamá, aun joven con 2 peques, pero bueno entiendo jejeje. Mi esposo lucha siempre con su diabetes, pero yo mas creeme…con lo de sus comidas, aveces el PECA, comiendo algun dulce en cumpleannos o reuniones…y lo miro y me llena de pensamientos locos mi cerebro…en serio…un abrazo y espero seguir en comunicacion!!!

Hola Gina, gracias x tu mensaje, yo vivo en Piura…en el norte, si tuvieran reuniones x skype me gustaría saber para hablar o vernos x camara, un abrazo!

Web-Stat web statistics