Mi vida con neuropatía diabética


#1

Texto Original: Diabetes Forecast
Extraído el 14 de junio 2016
Traducción: Mariana Gómez Hoyos

Lee Nevitt vive con diabetes tipo 1 y neuropatía diabética severa.
La pregunta no es si Lee tendrá dolor hoy o no. Es cuánto dolor va a tener. En un día bueno quizá se acuerde de cómo era la vida antes de que la neuropatía la volteara de cabeza hace cuatro años. Pero si es un mal día, y hay varios así, Nevitt utiliza su energía para luchar contra el dolor.

Al inicio es como agujas y clavos. Una sensación que tienes cuando se duerme tu pierna. Luego viene una sensación de quemazón. Aunque la piel de Nevitt está fría, sus pies se sienten como si hubieran sido encendidos y estuvieran ahí para quemarse. Aveces estas molestias graves se ven acompañadas por sensaciones de descargas o como si caminaras encima de vidrios rotos. Los medicamentos para el dolor ayudan pero sólo un poco. Aún cuando está tomando sus medicamentos los pies de Nevitt son sensibles al simple tacto. Tapar sus pies con una sábana en las noches es muy doloroso. Tocar sus pies ni se diga.

La neuropatía le ha ocasionado otros problemas. Siente dolor también en sus manos y en la cara ya tiene ciertas molestias. Tiene calambres en el estómago si se alimenta inadecuadamente. La hora del sueño significa sudor así que duerme con una toalla, tiene disfunción eréctil y por algún tiempo antes de su diagnóstico con diabetes Nevitt requirió un catéter urinario para ir al baño.

Lee Nevitt solo tiene 36 años.

(Pero esta historia trágica hasta ahora tiene una razón de estar publicada aquí y es que tenemos que aprender---- este es un comentario mío traductora del texto y no del artícuo original)

Entre 60 y 70 por ciento de las personas con diabetes tienen neuropatía moderada y severa. Esta es una complicación que resulta directamente de los niveles elevados de glucosa en sangre aunque aún no se sabe cómo exactamente es que el exceso de glucosa en sangre afecta las terminaciones nerviosas. Los adultos que han tenido varios años con diabetes tienen mayor riesgo de desarrollar esta complicación pero los recién diagnosticados pueden tener esta compicación también.

Existen dos tipos principales de neuropatía

a. Periférica: que afecta los pies, piernas, manos y brazos: Esta es la más común.
b. autonómica: que afecta el corazón, vasos circulatorios, sistema digestivo, glándulas de sudor, órganos sexuales, tracto urinario, ojos, pies y pulmones

Trabajar en los niveles de glucosa en sangre e intentar mantenerla en rangos saludables es lo primero que debe hacerse cuando se diagnostica neuropatía diabética. El manejo del dolor no es tratar la base del problema. Comenta el Dr. Aaron Vinik, director del Centro de Diabetes Streliz de la Unidad de Investigación y Neuroendocrinología.

Para reducir el riesgo de complicaciones la clave está en no únicamente el control de la glucosa sino el nivel de presión arterial, los triglicéridos, la actividad física y no fumar.

Puede venir algo de alivio tras los cambios en estilo de vida: una alimentación saludable, actividad física frecuente y atención especial a los niveles de glucosa en sangre " Cuando una persona es diagnosticada con neuropatía diabética DEBEN hacer cambios lo antes posible" comenta Russell “Los estudios en diabetes tipo 1 indican claramente que entre mejor sea el control glucémico, mejor podrá tratarse la neuropatía y podrá retrasarse el avance de esta”.

El siguiente paso: Tratar el dolor. Hay varios medicamentos para este punto como Lyrica (pregablaina) y Neurontin (gabapentina). Estudios preeliminares indican que algunos suplementos de ácido alfa-linolénico (ALA) pueden reducir también el dolor y mejorar la función nerviosa. Aún así es importante mencionar que cada persona responde de distinta forma a distintos medicamentos.

En cuanto al lado emocional, aún con dolor mínimo muchas personas con neuropatía diabética experimetan un sentido de pérdida y duelo. Cuando Nevitt se dió cuenta de que vivía con neuropatía tuvo que abandonar su vida “Yo solía trabajar en el manejo de restaurantes y bares y era una persona muy activa. Jugaba rugby y otros deportes” dice Nevitt quien vive en Inglaterra

Cuando la neuropatía avanzó, Nevitt se mudó de vuelta con sus padres para que ellos pudieran cuidarlo. Compró un bastón para ayudarle en caminatas cortas y una silla de ruedas para trayectos largos." Al principio no podía ni subir las escaleras y no parecía haber luz al final de este tunel" comenta.

Nevitt se sentía aislado . El duelo, la ansiedad y la depresión son sentimientos frecuentes en personas con neuropatía diabética. Es normal sentir la pérdida de la vida que uno tenía.

La neuropatía puede tocar casi todas las áreas de la vida de una persona. Las personas con neuropatía pueden ser incapaces de trabajar o tener dificultades para tareas sencillas como vestirse o amarrarse un zapato. Puede afectar sus relaciones. Para algunos, el medicamento para el dolor puede ser suficiente para ayduarles a tener un buen día pero para algunos otros puede ser mucho más complejo.

Encontar a otras personas que viven con neuropatía ayuda a sentirse comprendido. Levitt puso más atención en el manejo de su diabetes tras encontrar a otras personas en las comunidades en línea.

Comprender cómo lidiar con la neuropatía toma tiempo, especialmente en los casos de dolor severo. Los medicamentos ayudan pero lo más importante es quizá la actigud. “Si tu mente no están en un buen sitio los medicamentos por si solos no tendrán efecto” Para Levitt, la fotografía le ha sido de gran utilidad, tomar fotografías lo mantiene distraído sin pensar en el dolor, es un escape saludable.

Lee el texto completo aquí

Aquí un video que encontré sobre Lee, está en Inglés pero vale mucho la pena intentar verlo.


Web-Stat web statistics