¿Microinfusora de insulina? Consejos para mantenerte a salvo


#1

fuente: http://insulinnation.com/treatment/12-ways-to-stay-safe-with-an-insulin-pump/

Extraído: 14 de junio de 2016
Traducción: Mariana Gómez Hoyos

IDS (Integrated Diabetes Services por sus siglas en inglés) proporciona consejo detallado y coaching en el manejo de la diabetes de Educadores en Diabetes y Nutriólogos. Insulin Nation tiene regularmente una sesión de preguntas y respuestas de la comunidad de personas con diabetes tipo 1. Lee aquí algunas de esas preguntas y sus interesantes respuestas.

Q – Anoche leí sobre un mal funcionamiento de una microinfusora de insulina que pudo haber resultado en la muerte de un usuario. Lo he estado pensando mucho hoy y estoy algo preocupado ¿hay forma de prever situaciones donde mi vida se ponga en peligro?

A – Cuando vivimos con una condición crónica que necesita atención 24/7 buscamos cosas que nos ayuden y aminoren la carga en el camino. La tecnología nos ha ayudado enormemente sobre todo en la última década y de pronto es normal preocuparnos cuando escuchamos un tema de fallas en los dispositivos. Nuestras vidas dependen del buen funcionamiento de estos dispositivos.

Es muy importante comprender que nosotros somos finalmente los encargados de esta tecnología y de los dispositivos que utilizamos. Los productos pasan por una cantidad impresionante de pruebas clínicas antes de comercializarse. Habiéndolo dicho, algunas fallas técnicas pueden presentarse en cualquier producto incluyendo un avión hasta una microinfusora de insulina.

La mejor forma de evitar problemas es seguir un protocolo de mantenimiento. Jamás asumas que todo está trabajando a la perfección todo el tiempo. Revisa con frecuencia.

Aquí hay algunos consejos para tu seguridad al usar una microinfusora de insulina:

  1. Cambia la batería a tiempo
  2. Revisa el dispositivo y busca grietas, llama para obtener un reemplazo si notas algún cambio en su estructura
  3. Cambia tu set de infusión al menos cada 72 horas
  4. Revisa que el tubo no tenga burbujas de aire o que tu sitio de inserción no se encuentre irritado o que haya sangrado
  5. Revisa tus registros para asegurarte de que los radios y las tasas que empleas son las correctas
  6. Si cambiaste a un diseño o equipo más nuevo revisa dos veces que esté todo bien configurado
  7. Si tu microinfusora de insulina falla, ten un respaldo para utilizar inyecciones. Mantén una pluma o vial nuevos para reemplazar la insulina basal de la microinfusora.
  8. Guarda un registro escrito con la configuración de tu microinfusora de insulina en caso de que el sistema falle
  9. Guarda números de emergencia médica en un lugar accesible y avisa a tus familiares dónde es este sitio.
  10. Si tus niveles de glucosa son anormalmente altos utiliza una dosis correctiva y analiza nuevamente en dos horas. Si sigue elevado este nivel, toma una dosis correctiva y cambia el set de infusión, reservorio y ketonas de orina si los niveles se encuentran igual.
  11. Si estás utilizando un medidor continuo de glucosa fija las alertas para que puedas escucharlas y recibirlas a tiempo para prevenir fluctuaciones abruptas de niveles de glucosa en sangre.

La tecnología es una herramienta maravillosa pero puede presentar fallas en ocasiones El riesgo es mínimo pero debemos estar preparados para resolver cualquier problema y esto puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.


Web-Stat web statistics