Mis Personajes Inolvidables


#1

En mi lista de personajes inolvidables, me viene a la memoria el nombre del Padre Gatica, el Capitán Araya y el Capitán Bonilla. El Padre Gatica se caracterizaba por el dominio de la exégesis, la homilética y la oratoria. El tono de su voz era cautivante, sus homilías, pausadas y de profundo significado. El Padre Gatica, conocía la ortodoxia, era muy didáctico al exponer sus homilías. Sus sermones predilectos eran expositivos y temáticos.

El Capitán Araya y el Capitán Bonilla, como capitán de barcos, conocían y juraban ser fieles al Código Marino y los Derechos del Mar y el Derecho Marítimo. Ambos capitanes, sabían realizar muy bien sus funciones en el barco, aparte de dirigir la navegación. Como náuticos que eran, tenían la última responsabilidad sobre todo el barco, sea cual sea el departamento. Por sus conocimientos había ciertas decisiones que sólo ellos como capitán de navío podían tomar.

Bueno ¿qué tienen que ver estos “garabatos” con la diabetes, el Padre Gatica y el Capitán Araya, y Capitán Bonilla? Sencillamente que estos personajes con todo su conocimiento filosófico y teológico; académico y náutico que poseían, pasaron a convertirse en mis personajes inolvidables porque nunca terminaban lo que empezaban.

En la vida hay muchos Gatica, Araya y Bonilla. Personajes que atentan constantemente sobre su propia capacidad de mejora. Usted se estará preguntando el por qué, sencillamente porque nunca terminan lo que emprenden. Abren círculos tras círculos y las cosas que comienzan no las terminan. Nunca cierran un círculo y así van rodando por el mundo como “aprendiz de todo y maestro de nada”.

Los padres Gatica son los que predican y predican y nunca practican. El triste recuerdo del Capitán Araya que “embarcaba a la gente y él se quedaba en la playa”. Y que decir del mal ejemplo del capitán Bonilla,”que embarcaba a su gente y él se quedaba en la orilla”.

La moraleja duele escucharla. Pero en el campo de la salud se dice “Mas vale prevenir que lamentar”, una frase de la que la mayoría de las veces no hacemos caso y luego vienen las consecuencias. Una cosa es la prédica, y otra, la práctica. Moraleja: ¡Prédica sin práctica, no vale!

Entonces vamos ahora a la ortopraxis o sea a la práctica en buen romance. En cada página de EsTudiabetes.org, encontraras sugerencias prácticas para mejorar tu salud y es tú responsabilidad ponerla en práctica.

  1. Conocer el proceso enfermedad
  2. Manejo de la nutrición
  3. Cuidados de los pies
  4. Manejo de la hiperglucemia
  5. Manejo de la hipoglucemia
  6. Modificación de la manera de pensar para modificar sentimientos y conducta
  7. Auto responsabilidad
  8. Apoyo integral: Bio-psi-espirtual
  9. Mejorar la autoestima
  10. Unirse al Grupo de apoyo: Estudiabetes.org
  11. Actividad o ejercicio prescrito por su médico
  12. Tomar la medicina prescrita por su médico.
  13. Disminución de la ansiedad
  14. Buscar apoyo e involucrar la familiar en el tratamiento

Hay una gloria cuando comenzamos algo en la vida, pero la gloria mayor es cuando nos atrevemos a terminarla. Luis L. Gavin y sus dulces “garabatos”


Web-Stat web statistics