Motivación


#1

Motivación. A veces hace falta una motivación para llegar a la meta. Un ejemplo de ello es el buscar bajar de peso y mantener hábitos de alimentación adecuados, no importa cual sea esa motivación lo importante es lograrlo.

Por eso ese trabajo motivacional debe ser parte de la consulta médica. Platicar con tu paciente para conocer sus gustos, sus molestias, sus problemas ayudan a que ese médico se vuelva un motivador para que el plan de alimentación se lleva a cabo y se cumplan las metas en la reducción de peso y por consiguiente lograr evitar complicaciones.

Un interesante spot televisivo explica mucho mejor lo que quiero decirles

Aqui les enlisto los motivos:

“Para que me cierre el vestido”
“Para entrar al equipo”
“Para gustarle a mi viejo”
“Para la boda de mi hija”
“Para que me pele Claudia”
“Para aguantar el danzón”
“Se les acabo el gordo”


Web-Stat web statistics