Muévase más, para prevenir la insuficiencia cardiaca


#1

Cuando se trata de la prevención de la insuficiencia cardiaca, cuanto más ejercicio se haga, mejor.

¿Cuánto más? Un nuevo estudio sugiere que quizá hasta entre dos y cuatro veces los niveles mínimos recomendados en EE. UU. de 150 minutos de actividad física moderada por semana.

Los investigadores revisaron doce estudios de Estados Unidos y Europa que incluyeron a más de 370,000 personas a quienes se siguió durante un promedio de 15 años.

Las personas que realizaron entre dos y cuatro veces más ejercicio que las recomendaciones mínimas de actividad de EE. UU. redujeron su riesgo de insuficiencia cardiaca en un 20 y en un 35 por ciento, respectivamente, encontraron los investigadores.

Los niveles mínimos de ejercicio recomendados en EE. UU. se asociaron solo con una reducción ligera del riesgo de insuficiencia cardiaca, hallaron los investigadores.

El estudio aparece en la edición del 5 de octubre de la revista Circulation.

“Caminar 30 minutos al día como recomiendan las directrices de actividad física de EE. UU. quizá no sea suficiente. Tal vez se necesite significativamente más actividad física para reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca”, señaló el autor principal del estudio, el Dr. Jarett Berry. Berry es profesor asociado de medicina interna y ciencias clínicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Texas Southwestern, en Dallas.

En general, cuanto más ejercicio hacían las personas más bajo era su riesgo de insuficiencia cardiaca.

“Las futuras directrices sobre la actividad física deben tomar estos hallazgos en consideración, y posiblemente ofrecer unas recomendaciones más firmes sobre el valor de unas cantidades más altas de actividad física para la prevención de la insuficiencia cardiaca”, señaló en un comunicado de prensa de la revista el autor líder del estudio, el Dr. Ambarish Pandey, cardiólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Texas Southwestern.

Berry añadió que “si se observa a la población general, hemos tenido un tremendo éxito en la reducción de la enfermedad cardiaca coronaria en los últimos 30 años. Pero las tasas de insuficiencia cardiaca no han bajado lo suficiente. Los hallazgos de este estudio sugieren que unos niveles más altos de actividad física podrían ayudar a combatir la creciente magnitud de la insuficiencia cardiaca”.

En la insuficiencia cardiaca, el corazón no puede suplir unas cantidades adecuadas de sangre al resto del cuerpo, lo que resulta en falta de aliento y una menor capacidad de hacer ejercicio, explicaron los investigadores.

Artí■■■■ por HealthDay, traducido por Hola Doctor
FUENTE: Circulation, news release, Oct. 5, 2015


Web-Stat web statistics