Neuropatia diabetica


#1



Qué es la neuropatía diabética
La neuropatía diabética es un tipo de daño en los nervios que ocurre en las personas que tienen diabetes. Este daño dificulta la tarea de los nervios de estas personas para transmitir mensajes al cerebro y a otras partes del cuerpo. Puede causar entumecimiento o sea falta de sensación o un hormigueo doloroso y sensación de ardor en partes del cuerpo. La neuropatía diabética también puede causar:
Debilidad muscular y dificultad para caminar
Problemas de la vejiga tales como infecciones del sistema urinario e incontinencia urinaria, es decir, pérdida del control de la vejiga.
Problemas digestivos tales como sensación de hinchazón, dolor abdominal, estreñimiento, náuseas, vómito y diarrea.
Disfunción eréctil en el hombre, y resequedad vaginal en la mujer
Qué causa la neuropatía diabética
La diabetes hace que el nivel de azúcar en su sangre sea más alto de lo normal. Con el tiempo, los niveles de azúcar altos dañan los vasos sanguíneos y los nervios. Por eso es que las personas que no controlan (o no pueden controlar) sus niveles de azúcar muy bien parece ser que tienen más probabilidad de que les dé neuropatía diabética.

Los hombres tienen más probabilidad de tener neuropatía diabética que las mujeres. Niveles de colesterol alto y fumar también aumentan su riesgo.
Qué puedo hacer yo para evitar la neuropatía diabética

Lo más importante es mantener controlado su nivel de azúcar en la sangre. Tome sus medicamentos y la insulina, o ambos, exactamente del modo que su médico se lo recetó. Consuma una dieta saludable. Si está pasado de peso pregúntele a su médico como puede bajar de peso. Haga mucho ejercicio.
Cuáles son los síntomas de la neuropatía diabética
Los síntomas de la neuropatía diabética aparecen gradualmente con el tiempo e incluyen lo siguiente:
Sensación de adormecimiento, hormigueo o ardor en los dedos de las manos, de los pies, en las manos o pies o en ambos.
Dolor agudo que es peor de noche
Cortaduras, úlceras o vesículas en los pies que no duelen tanto como debieran y que también sanan muy despacio.
Debilidad muscular y dificultad para caminar
Problemas de la vejiga tales como infecciones del sistema urinario e incontinencia urinaria.
Problemas del sistema digestivo tales como sensación de hinchazón, dolor abdominal, estreñimiento, náuseas, vómito y diarrea.
Disfunción eréctil en el hombre, y resequedad vaginal en la mujer.
VARIACIONES DE LA NERUROPATÍA
Hay tres tipos de neuropatía diabética:
1. Neuropatía periférica
Es el daño que afecta a los nervios periféricos, es decir, los nervios de percepción del calor, del frío, del dolor, etc. Los nervios de los pies y de las piernas son los que se ven afectados más frecuentemente. Este tipo de neuropatía afecta también la fuerza muscular y el movimiento.
Extremidades (Polineuropatía Simétrica Sensitiva Distal)
Los nervios periféricos tienden a perder el recubrimiento de una capa llamada mielina, que es la responsable de transmitir los impulsos a lo largo de las células nerviosas. El daño o deterioro de esta capa produce en sus primeras manifestaciones dolor quemante o ardoroso, hormigueo, piquetes en las piernas o los brazos o manos (parestesias) o entumecimiento de las extremidades en las piernas al caminar o al levantarse por las mañanas en las manos y brazos de forma intermitente en las extremidades tanto inferiores como superiores. En los nervios sensitivos de los pies y de las manos aparece una alteración de la sensibilidad característica llamada “en guante y calcetín” que altera la sensibilidad al dolor, a la temperatura y puede provocar dolor. También puede afectar la sensibilidad profunda o propioceptiva; esta sensibilidad propioceptiva es la encargada del sentido de posición, movimiento y sensibilidad vibratoria, su afectación provoca inestabilidad de la marcha o al caminar. Cuando se presenta esta complicación podemos tener tener molestias dolorosas para caminar o dormir. ¿has sentido cuando no toleras ni las sabanas, sólo puedes permancer sentado y no duermes en varios días.

Esta afectación evoluciona hasta finalizar, con una neuropatía insensible, es decir, perdida de dolor, que pone en riesgo al miembro afectado al no funcionar la alarma sensitiva de lesión: el dolor. Muchos de estos casos terminan en pie diabético, y su temida complicación la infección, la gangrena y amputación.

Hoy se sabe que todos los pacientes con pie diabético tienen una neuropatía diabética que seguramente no fue detectada ni tratada a tiempo. Tienes que estar atento antes esas sensaciones de adormecimiento que involucra las manos y los pies, calambres, dolor de tipo ardoroso que empeora por las noches.
2. Neuropatía autonómica
Es el daño a los nervios encargados de controlar los latidos del corazón, la digestión, la presión, la orina, entre otros.
Cuando los nervios del sistema autónomo se atrofian perturban el funcionamiento de órganos internos como el estómago, intestino, vejiga, corazón, la función sexual y las glándulas del sudor de la piel puesto que controlan su actividad desde los vasos sanguíneos más pequeños que van directamente a los nervios.

Estómago (Neuropatía autónoma gastrointestinal) Gastroparesia (estómago paralizado) y enteropatía (problemas intestinales), Síntomas: anorexia, náuseas, vómitos y sensación de saciedad después de comer sólo una pequeña porción de alimentos. Diarrea, constipación o incontinencia fecal (incapacidad para controlar los movimientos intestinales). Vejiga, genitales. (Neuropatía genitourinaria) Vaciamiento incompleto o parálisis de la vejiga. La impotencia o disfunción eréctil. Eyaculación retrograda, Resequedad vaginal.

Corazón (Neuropatía cardiovascular) Presión arterial baja. Glándulas del sudor Exceso o pérdida de sudoración. Rostro, ojos, cuello (Neuropatías craneales) Los músculos del rostro, los ojos y el cuello se encargan de la sensibilidad en esas zonas.

Muchas veces afecta al tercer nervio craneal, encargado de elevar los párpados; cuando este nervio sufre daños, se produce caída de los párpados.

El control de la hiperglucemia o el empleo de alguno de los medicamentos antes descritos pueden ayudar a estabilizar la función nerviosa, hacer más lento o prevenir el rápido deterioro que se observa en pacientes no tratados. Es claro que una respuesta favorable es más probable en los pacientes en quienes se establece un diagnóstico temprano, se reduce eficazmente la glucosa sanguínea, se toman las medidas para evitar o disminuir traumatismos de los pies y se inicia tempranamente un tratamiento oportuno y eficaz de las infecciones de éstos o de las ulceraciones, antes de que sean incontrolables.
3. Neuropatía focal
Este tipo de neuropatía afecta solamente a un nervio, generalmente, en el pie, el muslo, o la muñeca; aunque también puede afectar a los nervios del pecho, la espalda o los músculos de los ojos.
El pie humano consta de 29 articulaciones, 26 huesos y 42 músculos para realizar su función de manera coordinada y armónica ejerciendo así actividades básicas de movimiento, soporte, marcha y equilibrio La elevación sostenida de nuestros niveles de glucosa afecta el sistema nervioso y también daña la microcirculación, ese es justamente el origen del pie diabético. El pie diabético se puede definir como aquella afectación de los miembros inferiores, principalmente el pie, con la aparición de úlceras y destrucción de tejidos profundos. Se presentan anormalidades neurológicas, es decir, perdida de la sensibilidad al dolor lo que vuelve insensible nuestra extremidad, entonces si nos lesionamos no nos damos cuenta y esta herida puede infectarse. La mayoría de los daños en el píe diabético se inician con síntomas de Neuropatía Diabética, al aumentar los piquetes en los nervios de los pies, la disminución de la sensibilidad al dolor, los lesiones subsecuentes y repetidas van afectando la piel, las articulaciones y los huesos (neuroartropatia de Charcot), produciendo úlceras que al infectarse dan como resultado la búsqueda de nuevos apoyos en el píe y formación de nuevas ulceraciones. Todo esto puede avanzar hasta conducir finalmente a la posibilidad de amputación. En gran medida los trastornos de los pies de las personas con diabetes son provocados por mecanismos relacionados con los siguientes eventos: hiperglucemia sostenida, estrés oxidativo, formación de radicales libres de oxigeno, fenómenos de vasocontricción y falta de oxigeno crónica, además de sumarse enfermedad de las arterias periféricas que irrigan el pie. Todo esto complicado por daño de los nervios periféricos del pie e infección. Debido a lo anterior puede producirse la obstrucción de las arterias que llevan sangre a los pies más la potencial infección se produce la triste y desafortunada gangrena y amputación.


Web-Stat web statistics