No hay frutas perjudiciales – todo es cuestión de porciones

#1

Si tienes dudas sobre si debes o no comer frutas dulces , es hora de que las despejes. Lee esto antes de dejar de comer ese delicioso mango o plátano (banano) solamente porque sospechas que puede ser perjudicial para el control de tu diabetes.

Tener diabetes por lo general se asocia con que no debes comer cosas que sean “muy dulces”. Por eso, he tenido pacientes que han llegado a preguntarme si deben dejar de comer un mango o una manzana porque les han dicho que su contenido de azúcar no es bueno para las personas con diabetes. Esto es un mito, o una leyenda, o en pocas palabras, algo que no tiene evidencia científica.

¿Quieres saber por qué? Si bien es cierto que algunas frutas contienen mucha más azúcar (fructosa) que otras, eso no las descalifica para que tu puedas disfrutarlas porque tienes diabetes. O sea que a pesar de tu diabetes, puedes comer cualquier fruta. ¿No es esa una buena noticia?

Resulta ser que estudios científicos han demostrado que la cantidad total de carbohidratos que consumes afecta los niveles de glucosa en la sangre mucho más que otros factores como de dónde obtienes tus carbohidratos o si esa fuente es una harina o un azúcar. Es decir, al final, importa más el total de carbohidratos que consumes, que si los carbohidratos provienen de una manzana, un pan o un plato de espaguetis (desde luego que siempre los granos integrales son más saludables). Obviamente el tamaño de la porción es importante y no estamos hablando de comida chatarra.

Para poder disfrutar de las frutas sin estresarte porque estás afectando tus niveles de glucosa en sangre de manera descontrolada, es ideal saber que una porción de frutas ideal para los diabéticos debe contener solamente 15 gramos de carbohidratos. Así que la ecuación es simple: si comes una fruta baja en carbohidratos, vas a poder comer una porción más grande. En cambio, una fruta con alto contenido de hidratos de carbono reúne esos 15 gramos en una porción más pequeña.

El dilema entonces no gira alrededor de cuáles frutas vas a comer, sino de tratar de que la porción no exceda los 15 gramos para que tenga exactamente un efecto similar en tu nivel de glucosa en la sangre.

Pero, ¿cómo saberlo? Parece demasiado matemática sólo para disfrutar de una rica fruta. Así que aquí te damos una guía para que puedas empezar a aplicarlo a tu dieta diaria de una manera segura para tu diabetes.

Las porciones de las diferentes frutas que contienen 15 gramos de carbohidratos, ideales para los diabéticos son:

  • ½ banana (plátano)
  • ½ taza de mango picado
  • 1 ¼ taza de sandía
  • 1 ¼ taza de fresas (frutillas)

Si tienes más dudas al respecto, puedes consultar con tu médico y/o con tu nutricionista. Así sabrás con mayor precisión cuáles son las frutas que puedes disfruta, y en qué cantidad, para no alterar el control de tu diabetes.

Fuente: Vida y Salud

1 me gusta

#2

que buena información, definitivamente todo está en el control de las porciones y creo que además en las mediciones de glucosa con las que cada persona puede determinar cual es la respuesta de su azúcar en sangre por la ingesta de un alimento porque la respuesta de comer una manzana o una naranja para una persona puede ser diferente a la que tenga otra persona. Al final no se trata de privarse de las frutas que tienen tantos nutrientes sino de encontrar ese balance entre controlar las porciones, la ingesta de carbohidratos y el ejercicio diario.

1 me gusta

#3

Hola Comunidad, y… alguien sabe porque todos los nutriologos recomiendan siempre, media banana? porque no toda la banana, hay bananas pequeñas, medianas y grandes, entonces, las pequeñas es media o es toda la banana? jajaja, saludos, es pregunta seria

0 me gusta

#4

Como bien dices hay bananas de varios tamaños, entonces te recomiendo basarte en el tamaño del banana para determinar cuanto de este comer. A nosotros nos dijeron que fuera el equivalente a 15 gm de carbohidratos, claro está uno va aprendiendo y entendiendo cuando comer un poco más o menos.

0 me gusta

Web-Stat web statistics