NOTICIA: Comer grasas saludables mejora los factores de riesgo de la diabetes


#1

Comer grasas saludables mejora los factores de riesgo de la diabetes
Alimentos como nueces, semillas de girasol, soja o pescado ayudan a reducir la resistencia a la insulina.

FUENTE: http://www.heraldo.es/noticias/suplementos/salud/2016/07/20/comer-grasas-saludables-mejora-los-factores-riesgo-diabetes-973613-1381024.html

Comer más grasas no saturadas, especialmente grasas poliinsaturadas, en lugar de carbohidratos en la dieta o grasas saturadas, reduce los niveles de azúcar en la sangre y mejora la resistencia a la insulina y la secreción, según concluye un nuevo meta-análisis de datos de 102 ensayos aleatorizados controlados sobre la alimentación en adultos, cuyos resultados se publican este martes en la revista ‘PLoS Medicine’.

El trabajo, dirigido por Dariush Mozaffarian decano de la Escuela Friedman de Nutrición y Ciencias Políticas en la Universidad de Tufts, en Boston, Estados Unidos, y Fumiaki Imamura, de la Unidad de Epidemiología del Consejo de Investigación Médica (MRC, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, proporciona evidencia cuantitativa nueva sobre los efectos de las grasas de la dieta y los hidratos de carbono en la regulación de los niveles de glucosa e insulina y varios otros indicadores vinculados a la diabetes tipo 2.

Las tasas de resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2 están aumentando drásticamente en todo el mundo, destacando la necesidad de nuevas estrategias preventivas basadas en la evidencia. Aunque una dieta saludable es claramente una piedra angular de estos esfuerzos, los efectos de las diferentes grasas y carbohidratos en la salud metabólica han sido motivo de controversia, lo que lleva a la confusión acerca de las pautas dietéticas específicas y las prioridades.

Beneficios sobre los marcadores de la diabetes
El equipo identificó y resumió los resultados de 102 ensayos controlados aleatorios, con un total de 4.660 participantes adultos, que tomaban comidas que variaban en los tipos y cantidades de grasa e hidratos de carbono. Posteriormente, los investigadores evaluaron cómo estas variaciones en la dieta afectan a las medidas de salud metabólica, incluyendo el azúcar en la sangre, la insulina en la sangre, la resistencia a la insulina y la sensibilidad, y la capacidad de producir insulina en respuesta a la glucosa en la sangre.

Los científicos encontraron que el intercambio de carbohidratos de la dieta o grasa saturada por una dieta rica en grasa monoinsaturada o poliinsaturada tuvo un efecto beneficioso sobre los marcadores clave de control de la glucosa en sangre. Por ejemplo, por cada 5% de energía alimentaria que se cambia de hidratos de carbono o grasas saturadas a grasas monosaturadas o poliinsaturadas, hay una reducción de aproximadamente el 0,1% en HbA1c, un marcador de control de la glucosa en sangre a largo plazo. Los autores señalan que, basándose en la investigación previa, se estima que cada reducción del 0,1% en la HbA1c reduce la incidencia de la diabetes tipo 2 en un 22% y las enfermedades cardiovasculares en un 6,8%.

“Entre las diferentes grasas, se observaron los beneficios más consistentes en el incremento de las grasas poliinsaturadas, en lugar de los carbohidratos o las grasas saturadas”, afirma Imamura, primer autor del estudio. Dada la actual pandemia mundial de la diabetes tipo 2, los investigadores esperan que estos hallazgos ayuden a informar a los científicos, los médicos y al público sobre las prioridades relacionadas con las grasas y los carbohidratos de la dieta y la salud metabólica.

“Hasta ahora, nuestra comprensión de cómo las grasas de la dieta y los hidratos de carbono influían en la glucosa, la insulina y los factores de riesgo relacionados se ha basado en estudios individuales con resultados inconsistentes”, señala Imamura. “Al combinar los resultados de más de cien ensayos, proporcionamos la evidencia más fuerte hasta la fecha sobre cómo los principales nutrientes alteran estos riesgos”, concluye.


Web-Stat web statistics