" nuestra familia y nuestros amigos"


#1

Sin ninguna duda, donde debemos desarrollar al máximo nuestras habilidades de convivencia, apoyo y comprensión, es en el núcleo familiar.

Cuando a un miembro de la familia le es diagnosticada diabetes (o cualquier otra enfermedad), nadie queda a salvo del problema, todos los miembros de la familia, de una u otra forma, ven alterados sus esquemas de vida.

Se trata de un proceso compartido, en el que tanto el paciente como su familia y hasta sus amigos, deben ir aprendiendo a manejar de manera conjunta la nueva condición de vida para el familiar diabético.

Es verdaderamente satisfactorio cuando al ser diagnosticado, ver que familia y amigos crean un compromiso de apoyo hacia uno.

Muy importante resulta platicar con la familia y con los amigos y sugerirles ciertas conductas que deben seguir si es que en verdad nos quieren ayudar.

  • Hacerles ver que en la diabetes no hay respuestas rápidas, fáciles o curas milagrosas.

  • Explicarles que el proporcionarnos ánimo y apoyo, no es sinónimo de sacrificio de su parte. Que el hecho de que nosotros no podamos comer o hacer ciertas cosas, no quiere decir que ellos no lo hagan.

  • Deben saber que el control de la diabetes es responsabilidad de quien la padece, no de su familia o de sus amigos.

  • Pedirles que no sean sobreprotectores, nosotros los pacientes debemos actuar de manera responsable y de una manera adulta.

  • Con nuestra familia y amigos debemos entablar diálogos sobre temas diferentes a la comida, el nivel de glucosa, etc… No todo en la vida se trata de estar pendientes de la diabetes. Ya sé que es difícil, pero hay que evitar estar “pendientes en todo momento” de la enfermedad.

En fín, es cuestión de dar pequeños pasos, ir poco a poco, pues todos en la familia debemos aprender a apoyarnos unos a otros. Pero siempre tener presente que LA ENFERMEDAD ES RESPONSABILIDAD NUESTRA,.

Como siempre, les envío en gran abrazo y les vuelvo a repetir que en mi tienen una amiga.


Web-Stat web statistics