" nuestros diez sentidos "


#1

Desde mi infancia mi vida está íntimamente ligada con el sentido del humor, éste fué tan generoso que por las tardes cuando lloraba sola en mi habitación, el humor me salvaba y me otorgaba una percepción positiva de las cosasl.

Hasta ahora entiendo que la risa era entonces -como lo es ahora- un profundo proceso de transformación espiritual,que al armonizar nuestros sentidos nos ayuda a redimensionar la vida generando una riqueza espiritual y un estado de bienestar emocional, psiquico, laboral, familiar sin comparación.

El sentido del humor trasluce el mundo de riqueza y abundancia de bienes que el universo tiene

preparado especialmente para nosotros y también las posibilidades infinitas que nos obsequia para que seamos felices a través de una sonrisa.

¿Sentido del humor? Si................sentido del humor, porque además de los cinco sentidos que en la escuela nos enseñan, hay otros cinco sentidos que dan plenitud a nuestra vida: el sentido común, el sentido del amor, el sentido de la ubicuidad, el sentido de la responsabilidad y el sentido del humor.

Así, desde mi tierna infancia,el sentido del humor, ha sido mi fiel compañero, logrando hacer mi vida más pasadera, aguantable, tolerable, enséñándome que todo contiene una lección, en mí está encontrarla, asimilarla y aprender de ella.

De los "viejos" he aprendido a disfrutar de dos bienes de la vida: los sentidos del amor y del humor.

Esas son las alas con las que salgo diariamente a volar con mis sueños; éstos son indispensables para una vida plena, para que nuestro espíritu brille como el lucero del amanecer engrandeciendo nuestro brillo personal.

El sentido del humor llena de poder nuestra vida, y nos ayuda a liberarnos de nuestros miedos y al hacerlo reencontrarnos con nosotros mismos.

El periodista Norman Cousins sufría una grave enfermedad, cuenta él mismo que tomó la decisión de dedicarse a ver películas de humor y gozar de ellas. Al poco tiempo sorprendió a los médicos con una mejoría radical inesperada, una vez sano, se decidió a escribir el afamado libro "Anatomía de la enfermedad".

En 1525 Santo Tomás escribió una extraordinaria "ORACIÓN PARA EL BUEN HUMOR"

Concédeme Señor una buena digestión y,si puedes, algo también que digerir.

Concédeme la salud del cuerpo y el buen sentido que se necesita para conservarla.

Concédeme también un espíritu sano que sepa escoger. lo que es bueno, pero que no se asuste a la vista del pecado. para que pueda poner de nuevo todo en orden.

Concédeme una mente que nunca sepa lo que es el aburrimiento y no permitas que me preocupe demasiado de esa criaturilla tan presuntuosa que se llama Yo.

Cncédeme finalmente Señor, el divino ssentido del humor.

Damela gracia de saber reir una broma, a fin de poder disfrutar algo de la vida y ayudar que también la disfruten los demás.


Web-Stat web statistics