Nuevas y sabrosas fuentes de antioxidantes


#1

Los antioxidantes permiten retrasar el envejecimiento celular y combatir de manera adecuada las enfermedades que nos aquejan, gracias a su constante “lucha” contra los radicales libres.


Entre los compuestos antioxidantes más comunes podemos mencionar a los beta carotenos, el selenio, la luteína, el licopeno y las vitaminas C y E. En su gran mayoría se encuentran en grandes cantidades en las frutas, los vegetales y los cereales, aunque también los hay en elevadas proporciones en pescados, carnes y huevos.


Un grupo de investigadores de la Universidad de Scranton (Pensylvania, EE.UU.) informaron recientemente que muchos cereales integrales contienen grandes cantidades de polifenoles, sustancias químicas con alta capacidad antioxidante. Estos compuestos se encuentran de manera natural en las plantas y tienen propiedades antiinflamatorias que, según las hipótesis de algunos científicos, permitirían reducir el riesgo de sufrir ciertas enfermedades como el cáncer o las afecciones cardiovasculares, entre otras.


De acuerdo con la investigación arriba mencionada, los cereales de maíz o avena aportarían un porcentaje elevado de polifenoles, mayor que el brindado por aquellos con trigo o arroz. Otros componentes que frecuentemente integran los alimentos a base de cereales que se pueden encontrar ya preparados en el mercado, ricos también en polifenoles, son las frutas secas -como las pasas de uva- y ciertas especias como la canela.


Los especialistas destacan la importancia de incorporar este tipo de alimentos a nuestra dieta de cada día, especialmente en el desayuno. No obstante, sugieren comer porciones moderadas, dado que este tipo de cereales ya preparados pueden contener otros ingredientes que pueden ser dañinos, como el azúcar.


Por otra parte, otro grupo de investigadores de diferentes instituciones oficiales de EE.UU. y Tailandia analizaron el contenido de nutrientes de diferentes frutas y vegetales considerados exóticos, y encontraron que la guayaba –fruto de color verde claro, redondo, de pulpa blanca y sabor dulce o ligeramente agridulce– es la que contiene los mayores niveles de compuestos fenólicos, por lo que su poder antioxidante es único. Además, es rica en vitamina C y fibras. La cantidad de antioxidantes de la guayaba es similar a la de algunos cítricos (como la naranja) y vegetales verdes como el brócoli.


Como vemos, a las propiedades nutricionales ya conocidas de las frutas y vegetales se debe agregar su importante contenido de compuestos antioxidantes, con todos los beneficios que ello implica para la salud. Otros estudios recientes han permitido conocer la composición de diferentes alimentos naturales y, de esta forma, incorporar a la lista otros igualmente ricos en antioxidantes, como el cacao, la cebolla, la soja, la batata, el tomate y los frutos secos.


Así, la recomendación de ingerir entre 5 y 9 porciones de frutas y vegetales al día, pregonada por médicos, nutricionistas y otros especialistas, adquiere una nueva perspectiva.


Web-Stat web statistics