Para que caminar sea un placer


#1

Es curioso pero los extremos de nuestro cuerpo (los dientes y los pies) suelen ser a menudo los eternos olvidados. Es decir, suelen ser zonas o sectores de nuestra anatomía de la que sólo nos preocupamos seriamente cuando aparece un dolor que nos despierta por la noche o nos impide desplazarnos con comodidad.

Sin embargo, sobre todo en el caso de pacientes diabéticos, la salud del pie constituye un elemento fundamental para evitar complicaciones graves e incluso algunos dolores de cabeza a la hora de mantener un control glucémico adecuado.

Por este motivo, pasaremos revista a las “7 reglas de oro” que debemos tener en cuenta para no padecer estos trastornos o para reducirlos a su mínima expresión.

Las 7 reglas de oro

  1. Lávese los pies a diario con agua tibia
    No es necesario ni conveniente dejar los pies remojándose en el agua. Sólo debe procederse a su higiene, cuidando que la temperatura del agua sea la correcta (pruébela con el codo). Luego, es necesario secar muy bien los pies, sobre todo entre los dedos, para impedir el desarrollo de hongos (pie de atleta)
    Si tiene piel seca, utilice una crema o aceite hidratante luego del lavado y secado de los pies. No distribuya estas cremas en el espacio interdigital (entre los dedos), pero sí por todo el resto de la extremidad.

  2. Revise sus pies diariamente para detectar la aparición o el inicio de alguna lesión como ampollas, durezas, callos o enrojecimientos
    Tenga en cuenta que la afectación del sistema nervioso y/o del aparato circulatorio hace que no surjan las señales de alarma en estos casos. Por este motivo, la inspección visual puede proporcionarnos esta valiosa información. Si le cuesta levantar la pierna o agacharse, utilice un espejo. Si padece disminución de su agudeza visual, solicite a un allegado que efectúe esta inspección por Ud.

  3. Para callos o asperezas, emplee o piedra pómez o lima fina de cartón
    Este tipo de maniobras tiene que ser realizada de manera suave, frotando sobre la superficie del callo o dureza en una sola dirección. Resulta más apropiado hacerlo luego del baño o ducha habitual, ya que la piel se encuentra más blanda.

  4. Córtese las uñas una vez a la semana
    El mejor momento es luego del baño, cuando aun están húmedas. Para efectuar el corte es necesario hacerlo siguiendo el contorno del dedo y no excederse para evitar que queden muy cortas.
    No corte los costados porque podría lesionar la piel. Para las esquinas, emplee una lima de cartón.
    Si tiene dificultades para cortar sus uñas, recurra a una persona responsable de su familia o a un podólogo experimentado.

  5. Utilice siempre calzado
    Ni aun en su propio hogar camine descalzo. Utilice zapatos o pantuflas cómodas pero siempre con una suela que lo aísle convenientemente de superficies que podrían ocasionarle daño (piedras, elementos cortantes o punzantes, etc.)

  6. Emplee medias o calcetines de bordes suaves
    Las medias cortas o calcetines no deben hacer presión bajo las rodillas (evite las medias _ o las llamadas “media para pantalón” a menos que tengan puños anchos y no compriman el contorno de la pierna).
    Trate de recurrir a materiales absorbentes (preferentemente, algodón o hilo) para evitar que la transpiración del pie pueda macerar la piel y provocar lesiones.

  7. Sea cuidadoso a la hora de comprar el calzado
    Si existe una prenda o accesorio del que el diabético tiene que tomar especialmente en cuenta es el calzado. En ninguno de los casos se deben adquirir piezas duras (con el argumento del vendedor de que se ablandarán con el uso). Siempre es bueno comprar zapatos o zapatillas en horas de la tarde, cuando el pie se encuentra más hinchado. Si es posible, revise que no tengan costuras que puedan rozar la piel. En las primeras 2 semanas, utilice el calzado nuevo con cautela (sólo un par de horas cada día).
    Con estas 7 reglas, más el control del médico en ocasión de sus consulta, se asegurará de proteger la estructura del pie y de detectar precozmente la aparición de eventuales lesiones, que pueden resolverse sin problemas.
    Téngalas en cuenta a diario.


Web-Stat web statistics