“Paren el mundo, que me quiero bajar”


#1

El estrés es uno de los mayores enemigos de la salud. Vivimos en una nueva sociedad altamente tecnificada y globalizada. El mundo a gritos piden “paren el mundo, que me quiero bajar”.

Debemos ser conscientes de cuales son las circunstancias en las que nos encontramos y pensar cómo queremos que sea el mundo en el que vivimos. Este planteamiento ético, nos sirve como referencia para orientarnos y saber con qué actitud debemos actuar en él, a pesar de los problemas de salud que tenemos.

El ser humano, como ser físico, mental, espiritual y social-cultural. Necesita para vivir una serie de referencias para no perderse; de igual modo que los hombres de la mar, se guían por las estrellas, necesitamos una para no perder el rumbo en esta sociedad altamente tecnificada y globalizada.

Necesitamos calmar nuestros pasos, desacelerar los latidos del corazón, enfriar nuestra mente. Necesitamos retirar la tensión provocada por el estrés y tener un sueño reparador. Necesitamos reducir el ritmo para contemplar el paisaje, observar una flor y charlar con un amigo. Necesitamos acariciar la cabeza de un niño con la cara sucia, leer un poema y escuchar una buena música. Necesitamos disfrutar más tiempo junto a la familia y porque no decirlo, tener también un minuto de comunión con Dios.

“Paren el mundo, que me quiero bajar” dijo Mafalda, pero no se puede. Lo que sí se puede es cambiar nuestra manera de pensar, para sentirnos diferentes y actuar en forma distinta.

Diminuye tu ritmo, evita el estrés y cuida tu salud integral. Recuerda “la paz no se regala, es una conquista”.

Luis L. Gavin


Web-Stat web statistics