Pedazo a pedazo


#1



Me resisto a creer que la diabetes es ese monstruo infernal que te consume poco a poco, me niego a creer que la diabetes es quien te va mermando el cuerpo y te va cortando pedazo a pedazo pies y piernas; no acepto que sea la amargura más grande de la vida, que te deja sin fe y te desgarra el alma, yo definitivamente no me permito creer en eso porque he vivido con diabetes 24 horas al día los 7 días de la semana, 52 semanas completitas de los 365 días del año por los últimos 30 años.
Hace tan solo 21 años atrás tuve cataratas metabólicas en ambos ojos, retinopatía proliferativa y trazas de falla renal, pero fue tanto el impacto emocional por tener que abandonar mi vida y mis sueños para las cirugías, el tratamiento laser y la recuperación que me juré a mí misma que iba a escribir mejor mi historia, así que me levante del suelo y seguí adelante.
Me duele la realidad que viven millones de personas en todo el mundo enfrentando la diabetes –no me gustaría estar en sus zapatos- ¿¿¿pero que estoy diciendo??? ¡¡¡¡Yo calzo esos mismos zapatos!!!! Y no es que los míos sean más caros o más bonitos, o más finos; simplemente me acostumbre a ellos aprendiendo vistiéndolos con dignidad, cuidándolos y poniendo todo mi empeño por mantenerlos limpios, cómodos y presentables.
No me da la razón, ni me da el corazón para poderle decir a mi primo Arturo algo que le de ánimo o fortaleza para vivir sin tres dedos del pie que le amputaron la semana pasada sin culpar a la diabetes, tampoco puedo sentarme a platicar con mis primos tras un año de la muerte de su papa a causa de sufrir dos infartos al corazón y uno cerebral todo gracias a la diabetes.
Son verdades que duelen, son situaciones que desgastan y seguramente nadie quiere llegar a ese punto. Lo que menos me cabe en la cabeza es el hecho de que ellos estuvieron conmigo en mi diagnóstico, ellos me vieron crecer y sé que les dolió que yo tuviera diabetes desde chiquita, entonces ¿por qué no aprendieron?
La gran diferencia entre un T1 vs. T2 es que a los juveniles no nos queda de otra más que vivir la vida de otra manera, valiente ejemplo dirían algunos, -siempre a dieta, siempre picándome los dedos para checar mis niveles, inyectándonos entre tres y seis veces al día, no pastel, no refrescos, no grasas, no licor, no cigarros, no excesos de nada rico y delicioso-. Muchos eso no es vida, es más bien el mismo infierno; honestamente hasta el día de hoy he sabido de tan pocos amigos T1 que han muerto por la diabetes (Mario y Bolívar –QEPD-) pero si de otros quienes han tenido severas complicaciones, como la ceguera, trasplante de riñón, neuropatía, gastroparesia y otras cosas serias que me asusta mencionar pero sé existen y pueden ser parte de mi realidad si no actuó en congruencia con mi padecimiento.
Dicho modo de actuar ha sido un pase mágico de 21 años a la realización de mis sueños, comenzando con ser profesionista, poder trabajar, tener pareja, hasta poder tener hijos y más recientemente -desde que me uní a este foro- la vocación de servicio.
A pesar de TREINTA, si TREINTA años de experiencia en este asunto de la vida dulce, hay cosas que me asustan y me inquietan porque ya experimente el dolor, el miedo, hasta el pánico de sentirse enfermo, ya me sentí limitada, discriminada, incomprendida ya hasta me tuve lastima y nada pero nada de eso me ayudo en lo más mínimo a superar la enfermedad. Afortunadamente aprendí a ser tolerante conmigo misma y en lugar de quejarme aprendí a aceptarme, a perdonarme.
La vida es para vivirla, para gozarla (¡ja ja ja! y lo digo yo la neuras más neuras de mi familia, quien se la pasa enojada casi todo el día por el desorden de los chiquillos en la casa, quien odia su lugar de trabajo y quien no tiene vida social, pero sí; la vida es para gozarse definitivamente.) no habiendo mejor manera de hacerlo que sintiéndose sano, para mi esa es la verdadera felicidad.
En cada uno de nosotros recae la responsabilidad de vivir sanos, nosotros elegimos como pasar nuestros días, por favor, no quiero darle un sermón a nadie, como les decía no me da el corazón, pero cada acción eventualmente tiene una consecuencia. ELIGE ESTAR BIEN DE HOY PARA TUS PROXIMOS VEINTE AÑOS DE VIDA.
NO DEJES QUE LA DIABETES TE CONSUMA PEDAZO A PEDAZO, NO DEJES QUE LA DIABETES TE ROBE LA VIDA, ACTUA A TIEMPO, NO SEAS PARTE DE ESA TRISTE HISTORIA DE LO QUE ES LA DIABETES.
No importa si eres T1, LADA o T2, si estas en la gestacional, CUIDA DE TI MISMO QUE NADIE MAS LO HARA, no dejes que la diabetes te robe pedazos de vida, yo no soy nadie, ni tengo autoridad sobre tus acciones, solo TU la tienes, solo TU puedes elegir ver a la diabetes como proceso de vida, una vida que tiene que mejorar desde que eres diagnosticado para vivir dignamente y con calidad.
De mi familia son tres quienes cayeron en la trampa de la diabetes, estas a tiempo de escuchar lo que te dice tu cuerpo, estas a tiempo de aprender de ti mismo y estas a tiempo cuidarte y darte lo que necesitas.
La muerte siempre duele, ya sea por llegar antes de tiempo o de improviso, pero impacta más cuando quien se nos adelanta padece lo mismo que tú. No la invites a pasar, no la retes, pero no la ignores porque siempre está al acecho.
En honor a mi tío Roberto Siu Terrazas quien murió el año pasado a causa de la diabetes y mi primo Arturo Sánchez Herrera a quien le amputaron tres dedos del pie la semana pasada y el día de hoy sale del hospital.
http://moniquedivabetic.blogspot.com/


#2

Hola Monica! Esta parte de la diabetes la viven miles de personas día con día, y claramente sabemos que está en nuestras manos revertirla o cambiarla. Al estar leyendo tu publicación recordé que hace unos meses, en una de mis consultas en la clínica donde me atienden, me encontré con la doctora muy malhumorada, me atreví a preguntarle porque estaba así y me respondió que unos minutos antes de que yo llegara había entrado un hombre con unos de sus pies terriblemente afectado por el mal control de su glucosa y que posiblemente lo amputarían, pero lo que a ella le había molestado era que el hombre la culpaba de lo que le estaba pasando. El de decía que el tratamiento que le daba no era el correcto, que la cantidad de insulina era muy poca; pero claro cómo no va a ser poca si el hombre como todo lo que se le atraviesa por el camino (su esposa lo cometo). Y en ese momento se me vino a la mente que no es culpa de los doctores las complicaciones que lleguen a nosotros, si claro son muy importantes sus indicaciones, pero lo más importante es que nosotros mismos tomemos el control de nuestra condición, para que esta no se vuelva una pesadilla. Es lamentable que culpemos a otros de lo que nos pasa, pero al recibir el diagnostico de diabetes ya siendo adultos la mayor parte la tenemos que hacer nosotros.

Lamento mucho lo que paso con tu tío y lo que está pasando con tu primo, solo nos queda esperar que la información que tenemos ahora llegue al conocimiento de todos, para poder evitar todo este tipo de situaciones que dañan a toda la familia.

Saludos cordiales...!


#3

Gracias a dios, pronto ese tipo de enfermedades desaparecerán, y todo seremos sanados. Revelación (Apocalipsis) 21:3,4. Sabes me infunde esperanza saber eso de parte de dios y ahora veo las enfermedades como algo mas llevadero. Jehová nunca nos va a dejar y por los acontecimientos que se ven ya mero va a traer ese paraíso sin enfermedad y me pone muy feliz. Espero y tomes en tu corazón ese texto de la Biblia. Saludos!!! Que jah te bendiga y cuide mucho!


#4

Gracias Fabiola Perez!!! Muy linda nota con pensamientos positvos basados en tus creencias religiosas, por favor no pierdas el punto mientras eso pasa, CUIDARNOS... Dios también dice ayudate que yo te ayudaré, la fé mueve montañas, pero las acciones garantizan aún más la prosperidad.
Excelente día!!!


#5

Estimada Monica: Hay que ser fuertes y levantarse de los tropiezos que nos pone la vida, para avisarnos de que después de un túnel oscuro lleno de soledad, vienen cosas muy buenas. Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida. Aún con lagrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa: "ESTOY BIEN".
Esto de la Diabétes no es fácil, pero si que debemos de sobreponernos e intentar que no nos impida realizar una vida completa y plena en todos los sentidos, sabiendo mantenerla siempre a raya, sin que nos impida divertirnos y SER FELICES.


#6

Pepe! Eso me dices tú que eres un luchador consciente, y eso lo se yo que día a día vivo en paz con mi diabetes, este post fué escrito pensando en personas como mi primo Arturo y mi tio Roberto (QEPD) a quienes ese túnel obscuro se les hace eterno y sólo los lleva a la muerte temprana y no ha vivir bien. Creo que todos quienes pertenecemos a este foro somos proactivos y conscientes de que vivir negando nuestro padecimiento no nos reditua nada. Y en mi intención de abrirle los ojos a los nuevos usuarios me atreví a escribirlo.
Si la diabetes no es fácil y aunque parezco a fácil ignorarla el precio a pagar es demasiado caro. Para mi verlos caer no es grato x es sencillo siento fracasé al menos con mi primo en ser su roll model. Pero cada cabeza es un mundo y definitivamente aqui hay de tres sopas, las mias, las de Dios y las de los demás. Yo no puedo inmiscuirme en lo que cada quien decide hacer con su vida y su salud. Asi como participamos en este foro, me gustaría pedirle a todo el mundo que en sus oraciones diarias, tengamos el hábito de pedir iluminación para todos nuestros compañeros de enfermedad; que a fin de cuentas es lo único que nos queda.


Web-Stat web statistics