Perdida de peso y la diabetes


#1

Hola a todos....

Quisiera pedirles orientación acerca del peso y la diabetes... Por que pasa esto?

Resulta que mi pareja padece diabetes hace mucho tiempo y esta perdiendo mucho peso. Esta super delgado, y aunque se que no es bueno aumente hasta llegar al punto de obesidad, ambos tenemos la creencia que debe buscar la manera de subir de peso... Alguna sugerencia, medicamento, dieta o comentario que me pueda ayudar...


#2

Hola Pioja , espero esto te pueda orientar un poco mas …

El control del peso y la diabetes

¿Por qué controlarse el peso?

Si está excedido de libras, el cuerpo no puede aprovechar bien la insulina; se dice que el organismo presenta resistencia a la insulina. Incluso perder de 10 a 20 libras puede ayudarle a controlar mejor el azúcar en la sangre. Si pierde peso también le bajará la presión arterial.

Después de perder peso, es posible que necesite menos medicamentos para la presión arterial y para la diabetes, lo cual le permitirá economizar dinero.

La pérdida de peso alivia la presión en las coyunturas artríticas. Además, al pesar menos, casi todas las personas tienen más energía y se sienten mejor.

No tiene que bajar hasta su peso ideal para ver los resultados. Incluso si no puede perder peso, le conviene no aumentar de peso. Cualquier cambio en lo que come y en su nivel de actividad que baje el nivel de azúcar en la sangre también le ayudará a mejorar su salud y su estado físico.

Claves para controlar el peso

Anote lo que come.
Anote qué va a comer y cuánto va a comer antes de comerlo.
Tendrá mayor conciencia de la cantidad de alimentos que consume.
No olvide que las bebidas también tienen calorías.
No mantenga comidas tentadoras en casa.
Si se le antoja algo, compre una porción solamente.
Cómala, disfrútela y olvídela.
Si compra una cantidad mayor, la comerá hasta que se acabe.
Una manera de controlar las compras impulsivas consiste en hacer una lista de lo que va a comprar.
Haga ejercicio casi todos los días.
No haga ejercicio sin primero obtener el visto bueno del médico.
Lleve un control de cuánto ha progresado; es decir, anote su nivel de actividad.
Al principio, haga menos actividad de la que cree que puede hacer.
Poco a poco aumente la duración y la intensidad de los ejercicios hasta que pueda completar sesiones de 30 minutos o más.
Revísese el nivel de azúcar en la sangre antes y después de hacer ejercicio hasta que usted y el médico sepan cómo el ejercicio afecta sus niveles.
Tome agua en abundancia.
Tenga un bocadillo o merienda a la mano para tratar la reacción cuando se le baje el azúcar.
Lleve puesta y visible siempre una identificación que indique que usted tiene diabetes.
Prémiese a menudo.
Dése ánimo con una lista de regalitos no comestibles y prémiese cada vez que alcance una meta de corto plazo: un libro nuevo de bolsillo, una hora libre sin tener que cuidar a los niños, una planta nueva para la casa o alquilar una
videopelícula.

Escoja alimentos ricos en fibra.
La fibra le hace sentirse más lleno y no eleva el azúcar en la sangre.
La fibra es parte del carbohidrato en los panes y cereales de grano entero, y en las verduras y frutas.
Durante dos semanas, mida con cuidado las porciones de todo lo que come y bebe.
Una vez que conozca bien lo que es una porción, puede calcular las porciones al ojo.
Use siempre los mismos platos, tazas, tazones y vasos para así controlar bien sus porciones.
Vuelva a medir sus porciones una o dos veces al mes para evitar que el tamaño de las porciones vaya aumentando.
Mida más a menudo si aumenta de peso o si el nivel de azúcar en la sangre se eleva.
Mida también con cuidado cuando coma o beba algo nuevo.

Póngase una o dos metas de nutrición y de ejercicio a la vez.
Con cambios paulatinos es más probable que se produzca un cambio permanente.
Las metas grandes desglóselas en objetivos pequeños. Por ejemplo, trate de recorrer una milla
caminándola en 15 minutos en lugar de imponerse la meta de caminar tres millas en 45
minutos.
Reúnase con un grupo. Muchas personas se dedican mejor a los nuevos hábitos cuando reciben el apoyo de otros.
El Servicio de Extensión y otras entidades ofrecen programas de control del peso y de acondicionamiento físico. Afíliese a un grupo en elque se fomenten comer una dieta balanceada y hacer ejercicio con constancia.
No evalúe su progreso sólo por lo que dice la báscula.
Puede reducir pulgadas en sus medidas sin lograr un cambio importante en el peso. Sentirá que la ropa le queda
menos tallada.
La presión arterial, el azúcar en la sangre y los niveles de colesterol y triglicéridos también podrían mejorar.


#3

GRACIAS SANDRA…!!!

Que bueno contar con apoyo, de verdad esto esta super bueno.

Ahora, segun la informacion que me envias es mejor que baje de peso, sin embargo me preocupa que baje demaiado, el esta intentando subir un poco, me comentaron que podria tomar pastillas de levadura de cerveza para esto sera bueno?


#4

Propiedades de la levadura de cerveza
Beneficios y contraindicaciones de la levadura de cerveza para la salud
Las propiedades de la levadura de cerveza, la convierten en un complemento alimenticio que aporta muchos beneficios al organismo, gracias a su alto contenido en vitamina B y proteínas. Sin embargo, tiene algunas contraindicaciones, ya que por ser muy rica en purinas, no se recomienda su consumo en quienes padecen gota o cálculos renales.
La levadura de cerveza no sólo constituye un componente esencial en el proceso de fabricación de la cerveza, sino que al mismo tiempo, es un complemento alimenticio rico en vitamina B y proteínas.

Su consumo habitual ayuda al fortalecimiento de piel, uñas y cabello. También contribuye a bajar el colesterol malo, elevando el bueno y mejorando la circulación sanguínea. Por otra parte, es ideal para contrarrestar los efectos del estrés, ya que actúa sobre el sistema nervioso, mejorando estados de insomnio, irritabilidad, ansiedad y depresión.

Debido a las propiedades de la levadura de cerveza en la regeneración de los tejidos, su consumo está indicado para la recuperación de quemaduras o intervenciones quirúrgicas. Además, por su contenido en proteínas, constituye el complemento ideal tanto en dietas vegetarianas, como durante el embarazo y la lactancia. Sin embargo, tiene algunas contraindicaciones. Su alto contenido en purinas, determina que su consumo no esté recomendado en personas que padecen de gota o de cálculos renales.

Yo, la verdad, no la tomaria, pues contiene mucha proteina, y esto puede dañar mis riñones, a menos que mi doctor me lo indique…


#5

super buena la informacion sandra… muchisimas gracias


Web-Stat web statistics