¿Por qué a mí?


#1

Las preguntas frecuentes que un profesional de la salud escucha son ¿Por qué a mí? ¿Por qué tengo yo diabetes, si toda la vida he sido una persona saludable? ¿Por qué Dios permitió que esto me sucediera a mí? ¿Por qué curas, pastores y religiosos en general dicen que Dios es amoroso y bueno, cuando permite estas situaciones de dolor e impotencia frente a “una enfermedad incurable, progresiva y de consecuencias fatales”?. ¿Por qué?

Estas preguntas son difíciles de contestar. Estos cuestionamientos, cuando intentamos responderlos, no son siempre claros para la persona afectada. El Libro de Job es un clásico literario. No se encuentra una mejor reflexión frente al dolor y el sufrimiento en la literatura universal. En la Biblia, versión Nácar-Colunga, el libro de Job figura como el primero de los Libros Sapienciales. Allí encontramos que Job a pesar que sufrió una serie de problemas que podrían haber abrumado a cualquiera de nosotros, él nunca logró comprender por qué sufría. Job experimentó el sufrimiento, sin embargo nunca se alejó de Dios, al contrario, se fortaleció y su vida prospero.

La capacidad humana no puede entender el porque de los sufrimientos. Y El Gobernador del basto Universo dice: “bástate mi Gracia”.

Aceptemos la bueno y lo malo que la vida nos da. Sigamos haciendo lo correcto para obtener una mejor salud y deshechemos todo lo nocivo para nuestra salud física, mental y espiritual.

Sólo en el cementerio y en la “Casa de la Risa” no hay problemas. Te saluda LG


Web-Stat web statistics