¿Por qué debo hacer ejercicio? razones que lo justifican


#1

Pues bien, es la primera discusión que inicio en la comunidad, espero sirva de ayuda. Daré tan solo 20 razones espero Uds. puedan aportar más razones.

  1. Bajara los niveles de glucosa en sangre: cuando estamos practicando una actividad física, el músculo aumenta la utilización y consumo de la glucosa, de esta manera se disminuyen las cifras de azúcar en la sangre, ayudándonos a mantener un mejor control metabólico.

  2. Mejorará la acción de la insulina: el ejercicio incrementa la acción de la insulina que aún nuestro cuerpo produce, así como también hace más eficaz la acción de la insulina que se inyecta. Efecto que se aprecia especialmente en el músculo y en el tejido graso, tejidos en los cuales disminuye la resistencia a la insulina.

  3. Se perderá grasa: a través del ejercicio se pierde grasa a diferencia de cuando bajamos peso con un plan de alimentación en el cual se pierde peso por una disminución en la masa muscular. El ejercicio aeróbico constituye la manera más eficiente para quemar calorías y aquellos que se complementan con pesas ayudan a evitar que el musculo se desgaste a medida que usted adelgaza.

  4. Mantendrá el peso perdido: la mayor parte de la gente que pierde peso lo recupera al cabo de un corto tiempo, entre las principales causas tiene explicación a que no hacen ejercicio. Estudios clínicos demuestran que el 95% de las personas que siguen un programa de ejercicio de manera regular logran mantener su nivel de peso.

  5. Disminuirá el requerimiento diario de insulina: practicar una actividad física en forma frecuente y con cierto grado de esfuerzo, hace que progresivamente se disminuyan los requerimientos de insulina.

  6. Logrará mantener baja la presión arterial: quienes siguen un programa regular de ejercicios tienen cerca de 30% menos de riesgos que las personas sedentarias en desarrollar una hipertensión que ponga en peligro el corazón. También puede ayudar a bajar la presión arterial de las personas que padecen de hipertensión.

  7. Mejorará el tono muscular y la circulación: este impacto tan favorable es evidente muy especialmente en las extremidades inferiores y en todo nuestro sistema circulatorio.

  8. Disminuirá el colesterol: la actividad física favorece el descenso en los niveles de triglicéridos y del colesterol malo (LDL). Además, incrementa el nivel del colesterol bueno conocido como colesterol HDL. Estos efectos benéficos nos ayudan a prevenir la arterosclerosis.

  9. Mejorará la condición cardiaca y pulmonar: las personas que no hacen ejercicio alguno tienen tantas probabilidades de desarrollar enfermedades coronarias como los fumadores. Con la actividad física fortalecemos el músculo más importante de nuestro sistema circulatorio: el corazón, oxigenamos mejor. Cuando se mantiene una disciplina con el ejercicio el corazón disminuirá su ritmo cardiaco mientras descansa, esto hace que el corazón se contraiga un menor número de veces y bombeará la misma cantidad de sangre, lo cual reduce el desgaste el sistema cardiovascular. En síntesis se optimiza el sistema cardiopulmonar.

  10. Se fortalecerán los huesos: tanto los hombres como las mujeres, comenzamos a perder masa ósea entre los 30 y los 40 años de edad, la actividad física disminuye, detiene y hasta revierte la perdida ósea, lo cual es muy beneficioso para evitar la osteoporosis. Los ejercicios que implican portar cierto grado de peso como caminar, correr y un poco de pesas ayudan al fortalecimiento de los huesos.

  11. Sentirá menos estrés: existe un sinnúmero de estudios clínicos que evidencian como el ejercicio regular nos ayuda a reducir el estrés, permitiéndonos afrontar y tolerar con un mejor ánimo hechos y circunstancias que nos afligen y hacen sufrir.

  12. Se mantendrá más ágil y flexible: tan solo cinco minutos de estiramientos diarios le ayudarán a mantener flexibles los músculos y a sentirse más ágil. Podremos agacharnos, alcanzar elementos que se encuentran en la parte posterior del carro, mejorar reflejos, equilibrio y así poder realizar con agilidad varias de las actividades cotidianas.

  13. Sentirá menos dolores: muchas personas sufren de dolores de cabeza crónicos causados por un estado de tensión muscular, el ejercicio relaja los músculos conduciendo a una sensación de alivio. El fortalecimiento de los músculos abdominales y de la espalda aminora los dolores lumbares. Quienes además de la diabetes sufren de artritis sus esfuerzos con el ejercicio se verán recompensados con una disminución del dolor y una mayor movilidad.

  14. Dormirá mejor: cuando realizamos una actividad física las horas de sueño en fase de descanso se aumentan, luego se mejora la calidad del descanso. También, se produce un menor número de despertares nocturnos.

  15. Vivirá más: estudios clínicos en personas con diabetes han demostrado que caminar tan solo 30 a 45 minutos diarios reduce la mortalidad en un 50% a causa de muertes por enfermedades cardiovasculares.

  16. Se sentirá con más energías: con frecuencia una de las principales disculpas por las cuales no hacemos ejercicio alguno obedece a que nos sentimos sin energías para hacerlo. Sin embargo desconocemos el hecho que el ejercicio es fuente de energía. Los estudios clínicos demuestran como personas mayores inactivas cuando realizan ejercicio después de un año su actividad se había incrementado hasta en un 27%.

  17. Mejorará su memoria: un estudio realizado durante seis meses a hombres y mujeres en edades comprendidas entre los 60 y los 75 años, que tenían un vida sedentaria, se les invitó a que caminaran 3 veces por semana. Al cabo de los seis meses fueron evaluados y se encontró que mejoraron en un 25% en sus funciones de memoria y tareas que requerían algún juicio de su parte.

  18. Mejorará la calidad de su vida: el ejercicio nos aumenta esa agradable sensación de bienestar tanto físico como mental. Es por ello que se produce una dependencia sana que nos lleva a no dejarlo de hacer, una vez hemos logrado mantener esos dos importantes valores de la vida: disciplina y constancia.

  19. Ahorrará dinero: el ejercicio es uno de los pilares del tratamiento de la diabetes, es considerado actualmente como una parte esencial de la prescripción médica. Practicarlo en una ciudad, que ofrece vías peatonales, ciclo rutas, parques, ciclo vías, constituye un buen uso y disposición de estos espacios creados para nuestro bienestar, además de los beneficios antes explicados en ninguno de ellos hay que pagar.

  20. Dará ejemplo: formar hábitos de vida saludable constituye todo un reto de familia. Recuerde nuestro ejemplo es vital para hijos y familiares. Crear esa fiebre de ejercicio como actividad recreativa de la familia, mejorara la comunicación, suministrara bienestar y tranquilidad. Los efectos benéficos del ejercicio son aplicables también para aquellos que no tienen diabetes. Además otra de las razones prioritarias para todos hacerlo es que con él estamos previniendo la diabetes en nuestros seres más queridos, quienes muy seguramente tienen la misma predisposición genética a padecerla.
    Son estas algunas de las razones por las que se sugiera la práctica de una actividad física. Hable con su médico para que reciba la orientación más detallada y específica. A su vez infórmese acerca de sus parámetros (peso, presión arterial, frecuencia cardiaca) y laboratorios (glucemia, hemoglobina glicosilada, colesterol bueno y malo y triglicéridos), para que tenga unos indicadores como punto de partida y con el tiempo de práctica observe las modificaciones.

POST DATUM recuerde que no es necesario ser un atleta o que practique algún deporte de gran esfuerzo para obtener beneficios. En la diabetes, lo más importante es movernos, por eso actividades como caminar a paso ligero, bailar, desplazarnos en bicicleta, utilizar una bicicleta estática o realizar los oficios domésticos con agilidad y ritmo, todas ellas tienen el mismo efecto benéfico.

ESTE ES UN ARTICULO DE LA REVISTA “DIABETES AL INSTANTE”


Web-Stat web statistics