PROBARAN EN EL ESPACIO LOS EFECTOS DE UNA NUEVA CLASE DE INSULINA (Diario Perfil de Buenos Aires del 27-12-08)


#1

"Siempre intrigó como se pueden comportar personas, animales y sustancias en el espacio. Desde el iniciático viaje de la perrita Laika, que murió a las pocas horas de partir, hasta los que se llevan a cabo en la Estación Espacial Internacional, a cado rato se buscan las reacciones a una situación tan distinta de la de todos los días en la Tierra; por ejemplo, sin gravedad.

El próximo eslabón de esa cadena de experimentos será protagonizada por el alpinista vasco Josu Feijoo, el primer diabético en conseguir llegar a la cumbre del Everest. Lo que hará durante 2009 será probar como se comporta una nueva clase de insulina en el espacio exterior. Ese será uno de los tres experimentos cintíficos que llevará a cabo en septiembre de 2009 cuando realice un viaje orbital alrededor de la Tierra y se convierta así en el primer paciente diabético del mundo en viajar al espacio.
Es euskonauta, tal como se define el propio Feijoo, ya se ha prestado en anteriores ocasiones a que los laboratorios prueben nuevas técnicas, como las que permiten transmitir los valores de glucosa en sangre a los médicos en tiempo real y desde cualquier lugar del mundo. Ahora se subirá a bordo de la futura nave VSS Enterprise, propiedad de Virgin Galactic, para realizar tres experimentos relacionados con la diabetes, enfermedad que lo acompaña desde los 23 años.
La nave despegará en septiembre de 2009 desde la base de Mojave, en California, y alcanzará una altura de 135 mil metros. Hasta allí se trasladrá diez días antes del vuelo para prepararse físicamente para el viaj que durará en total, apenas entre cuatro y cinco horas.

Pruebas. A Feijoo le diagnosticaron diabetes hace 18 años y, desde entonces tiene que inyectarse medicación cuatro veces al día. En el espacio probará una nueva insulina, que ya se ha experimentado en la Tierra con animales y con pacientes diabéticos.

Esta nueva insulina permitirá controlar el azúcar en la sangre sólo tres veces a la semana, en lugar de hacerlo a diario. Su efecto dura entre 48 y 55 horas y de lo que se trata es de comprobar si sus cualidades no se pierden en el espacio. Para ello accederá a la nave con altos valores de glucosa en sangre y no se aplicará la insulina hasta que esté en el espacio. ambién probará un nuevo medidor de glucosa con un sistema de telemedicina incorporado y cada 15 minutos transmitirá a la Tierra los resultados de sus análisis. El tercer experimento consistirá en extraerse diez mililitros de sangre cuando esté en el espacio para comprobar si los componentes proteómicos en sangre varían sin gravedad."

La información también salió publicada en un pequeño recuadrito en el diario Clarín del día de hoy.
Tal vez alguno de los miembros españoles puedan encontrar más información en los medios de España.


#2

ROBERTO:
Gracias por tu información me parece verdaderamente interesante. Debemos estar pendiente de toda esta clase de noticias.


Web-Stat web statistics