Que Dios nos agarre confesados


#1


@#$%&@#$%... 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10… ¿Por qué la gente no entiende que vivir con diabetes no es un castigo divino y que uno no la padece por la ausencia de Dios?
Ayer en el trabajo tuve una hipoglucemia leve y no pude evitar comentarlo pues me retiré de mi área por unos minutos para comer algo. Dicho incidente me costó ser víctima de bulling religioso -en serio no es broma-... Fui atacada por una de esas personas con ideas de Dios muy intensas y cargadas de un aire fanático, así a jarro de botella me dijo que -me veía mal, sin luz, cansada, que me refugiará en Dios, que la muerte no avisa y que debo estar en paz con Él-
-¿Perdón? ¿De qué me hablas?- Según mi agresor debo entregarle mi vida a cristo, porque en "él está la salvación", según su entendimiento tengo diabetes por no estar cerca de Dios... Me dejo con cara de What???; definitivamente no le falte al respeto a dicho personaje ni a Dios mismo en ningún momento, pero si me dieron ganas de darle un par de cachetadas por ignorante y quemarle la biblia mental transquiversada que trae en la cabeza.
La diabetes es como esa una fábula donde en una gran inundación donde hubo una inundación muy grande en un pueblo pequeño. Todas las personas buscaron la manera de salvarse, pero un hombre se quedó solo en ese lugar, subió al techo de su casa y rezaba incansablemente pidiendo que Dios lo salvara.
Éste, confiaba plenamente en el Señor y estaba seguro que lo salvaría, de repente fue interrumpido por un hombre que pasaba en una balsa invitándolo a subir, sin embargo el hombre respondió "Dios me salvará" y lo dejó ir.
Luego pasaron un hombre en un bote, luego una lancha y finalmente un helicóptero.
A todos los rechazó diciendo: "Dios me salvará."
Finalmente se ahogó y llegó al cielo. Dios lo recibió a la entrada.
El hombre, molesto, le dijo a Dios:
"¿Por qué no me salvaste si yo confiaba en ti?"
Dios le respondió: "¿Y la balsa, el bote, la lancha y el helicóptero que te mandé?...
Precisamente gracias a Dios y a todas las oraciones de mi familia estoy donde estoy ahora, sana, productiva y feliz, pero sobre todo consciente de que padezco una enfermedad controlable por que no estoy desahuciada, ni paralitica ni tonta para creerme ese discurso religioso erróneo del rol de la fe en mi vida, para mi Dios es acción no palabras (-si me inspire en una canción de Arjona-) de nada sirven los rezos, ni los buenos deseos si no hay acciones acordes a la realidad.
Realidad que vivimos millones de diabéticos en el mundo y que somos juzgados o etiquetados como gordos, flojos, con malos hábitos alimenticios y que creen nos la vivimos como la muñeca fea escondida tras los rincones o andamos como alma en pena implorando compasión por que ya nos estamos quedando ciegos, solo nos funciona un riñón o nos amputaron ya un dedo.
Dios nos da la conciencia de entender nuestra enfermedad, de aceptarla y de superar las etapas difíciles así como la entereza para comprender que NO HAY REVERSION A LA DIABETES TIPO 1, pero si CALIDAD DE VIDA POR ELECCION PERSONAL al seguir las reglas del juego: MONITOREO CONSTANTE, DIETA, INSULINA Y EJERCICIO, PREVENCION.
Me da risa que se juzgue mi relación con Dios tan solo por padecer diabetes, yo no estoy lejos de él, ni Dios está lejos de mí, todos los días le doy gracias por quien soy y le pido me ayude a ser mejor conmigo misma, a permanecer consciente y alerta de mis necesidades, y anexas. Dios nunca nos abandona, no te abandones a ti mismo.
Vive y emana tu proceso, vive dignamente con diabetes.

Monique Divabetic


#2

Muy interesante este comentario en realidad la ignorancia es muy amplia y el ignorante es atrevido Yo padezco de Diabetes del tipo 2 y por lo que me dijo el medico el motivo fue que mi amada madre (que la mato el cáncer y no la diabetes)me la trasmitió vía genética ya que yo nunca estuve en el grupo de riesgo, es una bendición para mi por que ahora puedo cuidarme mas que antes y se mis limitaciones, para nada estoy atado, solo modifique en algo mi rutina de alimentos y decidí correr por lo que me queda de vida 40 minutos diarios ahora quiero ganar algo de masa muscular, después de eso soy tan igual como cualquier cristiano gracias al gran Dios que me dio la oportunidad de aprender a cuidarme así podre quizás vivir una vejes mas provechosa y menos achacosa...al diablo con los pobres de mente y espiritud....


#3

Que gran realidad la que hacemos, pero solo nosotros estamos conscientes de ello. Todas las personas externas a nosotros tienen sus propias ideas acerca de la diabetes; mi madre siempre me dice que mi falta de Dios acarreo mi diabetes, dice que si yo me acercara mas a el estaría mucho mejor, dice que tal vez hay pecados en mi y que por eso no me he curado y una larga lista que no terminaría de contar. Pero la realidad solo pocos la sabemos; se que en en mi hubo una falla genética y que ahora tengo que vivir con una condición de vida diferente y que si yo no me cuido nadie lo hará por mi, ni siquiera el mismo Dios vendrá a hacerlo por mi. Se que el dejo la ciencia para que haya cosas mas efectivas y menos invasivas y dolorosas, y siempre le pido que me se la sabiduría y los medios para poder controlar mi diabetes.

Monica, Gracias por tus escritos, por que el lo personal siempre me hacen reflexionar acerca de lo que estoy haciendo, y si lo estoy haciendo bien o si lo estoy haciendo mal. La verdad he estado un poco alejado de Dios, pero eso no quiere decir que dejo de creer en el y mucho menos que lo culpe a el por tener diabetes. Solo espero que un día todas esas personas que nos juzgan tanto comprendan que el hecho de que la diabetes haya llegado a nuestras vida no es culpa nuestra ni de Dios.

Saludos cordiales...!


#4

Hola Mónica, las personas de esta condicion de vida aparte de tener que cuidar nuestra alimentacion, cumplir un tratamiento sea cual sea, hacer varias mediciones al día y hacer ejercicio tenemos que calarnos las sandeses que dicen algunas personas que creen saberlo todo respecto a la diabetes y a cuestiones religiosas. Es por ello que debemos educarnos en diabetes para que no venga alguien y nos llene la cabeza de cosas que no son verdad....pues si somos ignorantes al respecto viene otro más ignorante a decirnos "verdades".

Y en cuanto al tema religioso, no tenemos diabetes por estar cerca o lejos de Dios, lo que si es cierto es que asi nosotros nos alejemos de Él, Él nunca se alejará de nosotros, siempre está ahi,aunque no lo sepamos reconocer.


Web-Stat web statistics