¿Qué tengo que hacer si algunos días como demasiado?


#1

La importancia de las transgresiones dietéticas en los diabéticos depende

de si se trata de una diabetes tipo 1 o tipo 2 y del control que

tenga el paciente de sus niveles de glucemia. El diabético ha de saber

que el control de su diabetes es una especie de balanza: en uno

de los platillos está el consumo de alimentos y, en el otro, el tratamiento

y el ejercicio. Así pues, si desequilibramos la balanza aumentando

la ingesta, debemos reequilibrarla aumentando el ejercicio

(y/o, en su caso, las dosis de insulina).

El ejercicio ayuda a reducir el nivel de glucemia, las cifras de

presión arterial y los niveles de colesterol. La actividad física consume

azúcar extra, reduce la glucemia y ayuda a la insulina a trabajar

mejor.

Fundamentos científicos

Una transgresión dietética será más o menos relevante dependiendo

del tipo de diabetes que se padezca y del tratamiento instaurado. Un

paciente con diabetes mellitus tipo 1, con normopeso, en tratamiento

con terapia intensiva (insulina basal y análogos rápidos antes de

cada comida), si prevé un consumo de hidratos de carbono superior

deberá aumentar la dosis de análogo rápido preprandial. En el caso

de un paciente con diabetes mellitus tipo 2 en tratamiento con agentes

orales no existe tanta flexibilidad, y hay que ceñirse a la dieta. En

la diabetes mellitus tipo 2 con sobrepeso u obesidad, lo deseable es

el cumplimiento de la dieta hipocalórica y de la actividad física prescrita

en la rutina del día a día; que, por ejemplo con motivo de una

celebración, se coma un poco más de forma puntual no suele ser

demasiado problemático.


Web-Stat web statistics