QUIERO SALIR DE VACACIONES Còmo me preparo?


#1

¿Cómo prepararme para ir de vacaciones si tengo diabetes?

Te presentamos algunos aspectos que puedes tomar en cuenta para que planees de mejor forma tus vacaciones y puedas disfrutarlas al máximo, aun si tienes diabetes

Sin duda tener diabetes no implica que se dejen de hacer diversas actividades como las vacaciones, pero debes conocer y tener en cuenta algunos aspectos para que esos momentos sean maravillosos y divertidos para ti, por lo tanto, tendrás que considerar no solo el equipaje.

Antes de salir de vacaciones debes realizar algunos preparativos:

· Acude a revisión médica de rutina para confirmar que todo se encuentra en orden, si tuvieras una glucosa fuera de control, unas vacaciones no te favorecerían. Es necesario que el especialista te expida una receta donde te recomiende insulina o antidiabéticos orales, los cuales son útiles en caso de una emergencia.

· No olvides una identificación médica, donde indiques que padeces diabetes y los medicamentos que usas, incluso, si es posible que tu médico te extienda una constancia donde se especifique el tratamiento que llevas y sus contraindicaciones o si sufres de alergias a medicamentos o alimentos, sería mejor.

· Prepara la medicación suficiente e incluso un poco más de la que consideres que vas a necesitar durante el viaje.

T tu botiquín debe incluir insulina suficiente, doble dosis de antidiabéticos orales, jeringas hipodérmicas, glucómetro con suficiente batería, tiras reactivas, tiras para medir los cuerpos cetónicos sea en orina o en sangre, suministros para examen de orina.

· De igual forma tendrás que llevar contigo alimentos que te permitan combatir una posible hipoglucemia o baja de azúcar, durante el viaje. Lleva contigo algunos alimentos de absorción rápida como fruta, jugos, bebidas azucaradas y alimentos de absorción lenta como galletas o barras de cereal energéticas.

· Debes tomar en cuenta cuáles son las particularidades del lugar, tal es el caso de las comidas, costumbres, clima y horario, para considerar los cambios de hábitos que se suscitarán durante tus vacaciones, lo cual va afectar tus horas de comida, sueño y ejercicio, entre otros.

· Lo más importante es que estés consciente y que no pierdas el autocontrol.

¡Vacaciones! ¡Yo manejo el auto!

Probablemente durante tus vacaciones quieres tomar tu auto y manejar, pero debes considerar que si tú tienes diabetes tendrás que estar muy alerta a cualquier mensaje que envié tu organismo, tal es el caso de doble visión o empañamiento de la vista, mareos, sudoración, temblor u otro síntoma de hipoglucemia, por tanto, para evitarla es preferible seguir respetando tus horarios de ingesta, por ello es indispensable parar cada dos horas te detengas a descansar, liberar el estrés de la conducción y realizar una pequeña ingesta de alimentos.

Vacaciones en el extranjero

La diabetes no es un impedimento para realizar viajes al extranjero, sin embargo, se deben tomar en consideración los cambios de horario, sobre todo cuando la diferencia es de más de dos horas, por ello una recomendación es mantener tu reloj con la hora de la zona horaria de tu casa hasta llegar al lugar destinado para hacer los cambios pertinentes.

Toma en cuenta que si tienes diabetes e ingieres pastillas debes mantener el horario de la administración de éstas, adaptándola a los cambios de horario, pero si te inyectas insulina, es importante que junto con tu médico estudien la diferencia horaria y muy probablemente te indique alguna dosis de insulina rápida para que te adaptes al nuevo horario, pero ello solo lo debe determinar tu médico.

De igual forma, es necesario que tomes tus precauciones cuando viajes en avión, ya sea a un destino nacional o al extranjero, ya que muchas líneas no tienen contempladas comidas especificas para diabéticos, por eso debes alistar comida baja en grasa, azúcares y colesterol. Más vale prevenir que lamentar.

¡Hemos llegado! ¡A disfrutar las vacaciones!

Es necesario que al llegar a tu destino e instalarte, revises de inmediato tu glucosa, con ello te aseguras de evitar cualquier complicación. También es importante que descanses, ya que el viaje suele ser agotador, de igual forma, es recomendable que revises tu piel y tus pies, ello para detectar cualquier problema de enrojecimiento, inflamación, ampollas, cortadas o posibles arañazos.

Durante tu estancia en el lugar elegido cuida tu medicamento, sobre todo cuando los climas son extremosos, pues el frío puede congelar tu insulina y el calor descomponerla.

Las vacaciones implican recreación y relajamiento, conocer nuevas costumbres y platillos típicos de la región, pero no debes olvidar que tienes que comer con moderación aquellas comidas muy condimentadas y ricas en carbohidratos, bebidas gaseosas y, sobre todo, bebidas embriagantes.

Los alimentos flexibles son las verduras, ensaladas, carnes, pescados, huevos, quesos y embutidos. En cuanto a las bebidas, puedes tomar con libertad infusiones y agua.

De regreso a casa, los especialistas recomiendan que acudas a una revisión médica, con lo cual evitarás cualquier sorpresa inesperada.

Como ves no es tan difícil ni imposible salir de viaje con tu diabetes, sea a la playa, la montaña o cualquier lugar que elijas, solo necesitas estar consciente de que tu enfermedad requiere de cuidados específicos para un mejor control de tu glucosa en sangre, con ello te aseguramos que tus vacaciones serán inolvidables.

¡Feliz viaje!

Referencia informativa: Rubin, A. “Diabetes para Dummies”. Wiley, EUA, 2007, Guerrero, F

L.I.Raquel Duarte P...♥♀♥


#2

me parecen exelentes tus recomendaciones, y asi poder mantenernos alertas ante cualquier sintoma fuera de los que consideremos normales,
Pero tengo una pregunta. como debemos transportar y mantener la insulina para evitar su descomposicion?
agradezco quien me de un consejo sobre esto.
gracias y muchos saluditos a todos


#3

Gacias Cecilia por tu comentario, entre tus cosas para el viaje no debes incluir una pequeña hielera, o heladera portatil como le llaman en otros paises, ademàs de acompañarla con hielo mismo que los vas a ir consiguiendo en los lugares a que vallan llegando, porque este se derrite y hay que estarlo surtiendo, eso no es dificil porque en vastantes establecimintos ya esta a la venta. Pero para evitarte todo esto, de estar consiguiendo hielo que a lo mejor te parece una molestia, tambien existen en el mercado unas pequeñas bolsitas de gel que se congelan en tu Refrigerador o heladera y te sirven para llevarlas y esto no tiene tantos problemas porque si se derrite no se derrama y se vuelve a reutilizar cuantas veces quieras, espero que te sirva esto saludos,Raquel…:heart:


Web-Stat web statistics