Reconsideremos lo que beben nuestros hijos


#1

Los políticos, psicólogos, educadores, médicos, nutricionistas y en especial los padres de familia están preocupados por lo que nuestros hijos están bebiendo; beben de todo menos agua.

El continuo consumo de refrescos azucarados vuelve a los niños hiperactivos, obesos, malos estudiantes y desnutridos. Los niños deben aprender a pensar por sí mismo. Pregúnteles a tus hijos ¿Por qué cree que el azúcar es dañino? ¿Por qué el azúcar y la obesidad están relacionados? ¿Porqué las sodas y los jugos azucarados dañan el esmalte de los dientes?

El cuidar a los niños es responsabilidad de todos. Pero la principal responsabilidad es de los padres. Es nuestro deber de orientar a los hijos que aprenden “cómo pensar” para evitar que sean satélites de pensamientos ajenos, ellos deben aprender a decir ¡NO! A las sodas, no a los jugos azucarados, no a los caramelos y confites.

Las sodas o gaseosas son altas en calorías. Observe los indicaciones y comprobará que oscilan entre las 140 y 190 calorías las sodas en lata. El azúcar es el carbohidrato contenido en las sodas o refrescos suministra energía al organismo rápidamente. El problema es que tiene un valor nutricional cero. Las tristes consecuencias: obesidad, caries dentales, diabetes y otras cosas más.

La problematica con los adolescente. Los adolescentes que consumen bebidas azucaradas, beben un promedio de 360 calorías al día, un mínimo de dos sodas. Se tendría que caminar unas 70 cuadras o bloques para quemar esa cantidad de calorías. Y mientras escribo esta nota el noticiero de la mañana nos dice que 2 sodas diarias puede producir cáncer al páncreas.

Yo crecí con Colca –Cola, nuestros hijos adolescentes estan creciendo con Red Bull y otros tantos energizantes. En los últimos tiempos ha habido una explosión en el mercado de las bebidas energizantes y/o deportivas. Pero, realmente, ¿son efectivas y buenas para la salud?, ¿cuánto hay de cierto en todo lo que prometen?, ¿existen riesgos en el consumo nocturno que los jóvenes adoptaron?

Estas bebidas energizantes siguen ganado popularidad entre la juventud que ha comenzado a utilizarlas como si fueran gaseosas. Red bull posee taurina, glucoronolactona, alto contenido de cafeína, sacarosa, glucosa, inositol, vitamina B6 y B 12, niacina y ácido pantoténico. Red Bull, Rock Star, puede matar y peor si se combinan con alcohol.

Reconsidere los que beben nuestros hijos. Motívelos hacer un cambio; cambie el jugo de fruta por la fruta entera, una manzana 60 calorías un vaso de jugo de manzana contiene 110 calorías, una Coca-Cola 140 calorías, un Punch 180 y una a Orange 180 calorías. “Juventud divino tesoro” es nuestro presente y futuro.

Por favor sin azúcar para mi, gracias. Luis L. Gavin


Web-Stat web statistics