Reemplazar carbohidratos simples por legumbres puede evitar picos de glucosa posprandial


#1

Según los resultados que se publicaron recientemente Dita Moravek y colaboradores del Departamento de Salud Humana y Ciencias de la Nutrición de la University of Guelph , en Guleph, Canadá en la revista Journal of Nutrition, reemplazar una porción de carbohidratos de papas o arroz blanco por una de “legumbres”, como los frijoles y las lentejas, puede reducir significativamente la respuesta glucémica posprandial en adultos jóvenes sanos.

La incidencia de diabetes tipo 2 (DT2) continúa aumentando en América del Norte y en todo el mundo; como tal, la investigación sobre su prevención y manejo es cada vez más importante.

Las investigaciones actuales se centran en gran medida en las intervenciones que implican modificaciones en la dieta, dado que la dieta es un enfoque preferido de primera línea en el tratamiento de la diabetes. Las reducciones en la respuesta de glucosa en sangre posprandial (RGSP) son importantes para lograr mejoras en el control de la glucemia, que es el objetivo de cualquier intervención dietética, con el fin de evitar las complicaciones asociadas con la hiperglucemia.

Las intervenciones dietéticas para la prevención de la diabetes se han centrado con frecuencia en alimentos con un bajo índice glucémico (IG), entre los que destacan no solo por tener IG bajos sino también por otros atributos nutricionales positivos, como altas cantidades de fibra dietética, micronutrientes y fitoquímicos, bajos cantidades de grasa y carbohidratos de digestión rápida.

Los pulsos, definidos como las semillas secas de las leguminosas, incluidas las lentejas, los garbanzos, los guisantes secos y los frijoles, se recomiendan desde hace tiempo como parte de una dieta saludable. Los pulsos también han sido ampliamente estudiados por su papel en la salud humana, incluida la reducción del riesgo de DT2.

En una revisión sistemática de 41 ensayos clínicos controlados aleatorizados, el consumo de pulso se asoció con mejoras en los marcadores de control glucémico a largo plazo, independientemente de si el consumo de pulso se incrementó en combinación con una dieta baja en IG, alta en fibra o regular dieta.

Intuitivamente, la combinación de un alimento con alto IG con pulsos probablemente resultará en una disminución de la RGSP; sin embargo, se desconoce la magnitud y consistencia de este efecto, así como la dosis efectiva mínima de pulsos requeridos para disminuir significativamente la RGSP.

El objetivo fue determinar hasta qué punto el RGSP y la respuesta glucémica relativa (RGR) disminuyen cuando la mitad del carbohidrato disponible (CD) del arroz o la papa se reemplaza con lentejas cocidas.

Utilizando un diseño cruzado, 2 grupos de 24 adultos sanos consumieron aleatoriamente 50 g de CD del arroz blanco de control solo [media ± SD índice de masa corporal (IMC, en kg / m2): 24.3 ± 0.5; media ± DE edad: 27.7 ± 1.2 y], papa instantánea sola (IMC: 24.0 ± 0.5; edad: 27.4 ± 1.2 años), o la misma fuente de almidón en una combinación de CD 50:50 con cada uno de los 3 tipos de lentejas disponibles comercialmente (verde grande, verde pequeña, roja partida).

Las muestras de sangre en ayunas y posprandiales se analizaron para glucosa e insulina, y se usaron para derivar área incremental bajo la curva (iAUC), RGR y concentración máxima (Cmax). Los efectos del tratamiento se evaluaron con el uso de ANOVA de medidas repetidas dentro de los tratamientos de arroz y patata.

En comparación con el arroz solo, la glucosa en sangre iAUC y Cmax (P <0.001) disminuyeron después del consumo de arroz con lentejas verdes grandes (P = 0.057), verdes pequeñas (P = 0.002) y rojas divididas (P = 0.006).

Los niveles de glucosa en sangre iAUC y Cmax también se redujeron significativamente (P <0,0001) después del consumo de papa combinado con cada lenteja, en comparación con la papa sola. La insulina plasmática iAUC y Cmax disminuyeron significativamente (P <0,001) cuando las lentejas se combinaron con papa, pero no con arroz. Los RGR de arroz y papa se redujeron en ~ 20% y 35%, respectivamente, cuando la mitad de su CD se reemplazó con lentejas.

Reemplazar la mitad de la CD de alimentos con IG alto con lentejas atenúa significativamente el RGSP en adultos sanos; esto puede contribuir a definir nuevas pautas dietéticas con leguminosas y obtener reducción de glucosa en sangre.

También mostró que tanto el incremento de insulina plasmática bajo la curva como su concentración máxima disminuyeron significativamente cuando las lentejas se combinaron con papa, pero no con el arroz ( p < 0,001).

Legumbres: Potencial para contrarrestar la disglucemia, pero se necesitan más investigaciones

Los hallazgos pueden tener implicaciones para la prevención de la diabetes y otras afecciones causadas o exacerbadas por los niveles irregulares de glucosa, dicen Moravek y sus coautores.

“Estos resultados sugieren que el reemplazo alternativo de carbohidratos es un enfoque eficaz para atenuar la respuesta de glucemia posprandial, que a largo plazo podría reducir el riesgo tanto de diabetes de tipo 2 como de la enfermedad cardiovascular”, así como las complicaciones asociadas, observan.

Las leguminosas son las semillas secas de las legumbres. Incluyen garbanzos y guisantes secos, así como lentejas y frijoles. Los investigadores dicen que eligieron harina de lentejas en lugar de otras legumbres porque las lentejas muestran una hidrólisis más lenta y un índice glucémico aún más bajo que las harinas de guisantes y garbanzos.

“Las legumbres son alimentos extremadamente ricos en nutrientes que tienen el potencial de reducir las enfermedades crónicas asociadas con niveles de glucosa mal controlada”, dijo la coautora del estudio Alison M. Duncan, Ph. D., nutricionista, en un comunicado emitido por la University of Guelph .

“Esperamos que esta investigación concientice a las personas sobre los beneficios para la salud de comer legumbres”, dijo.

Pero se necesitan más estudios, subrayan los investigadores.

“A medida que continúan los esfuerzos para aumentar el consumo de legumbres, se justifican las investigaciones científicas sobre los beneficios para la salud, este estudio se suma a esa evidencia”, escriben.

Sin embargo, “como este trabajo se realizó en adultos sanos, se necesita más información sobre los efectos de las legumbres en otras poblaciones, como en personas con sobrepeso u obesidad, las mujeres posmenopáusicas, los ancianos y las personas con riesgo de diabetes de tipo 2”, agregaron.

De manera similar, se requiere una evaluación de las legumbres que no sean de lentejas para ver si son igualmente efectivas para disminuir la respuesta de glucemia posprandial, concluyeron Moravek y sus colaboradores.

Fuente: espanol.medscape.com


Web-Stat web statistics