Segunda Parte de Ciencia, Religión y Salud


#1

Suma Teológica: La reflexión metafísica sobre el conocimiento de Dios
a. La existencia de Dios no pertenece necesariamente a la FE.
b. A esta verdad puede acceder el hombre mediante su RAZON.
c. Esto no quita que también esta verdad esté revelada en la SAGRADA ESCRITURA.
El cristianismo no es una filosofía, sería un gran error pensar así, pero hubo cristianos que filosofaron. Hay dos grande cristianos: Agustín de Hipona (354 - 430 DC) y Tomás de Aquino (1225 – 1274 DC)
Para demostrar la existencia de Dios Agustín de Hipona, propone vías o caminos por los cuales se puede transitar hacia esa convicción:

  1. Movimiento. La materia es inerte, por lo tanto todo lo que se mueve necesita un motor, y ese motor a su vez tiene que ser movido, por otro. El primer motor, generador de todos los movimientos, es Dios.
  2. Causa eficiente. Cada ser encuentra su origen en otro, por lo tanto existen muchas causas eficientes. La primera causa eficiente, causa no causada y causa de las causas es Dios.
  3. Contingencia. Los seres existentes son eventuales, hubo tiempo en que no existían y pueden no existir en el futuro. Si todos los seres son eventuales o circunstanciales, hubo un momento en que no existió nada. De la nada no puede surgir nada, por lo tanto es necesario un ser esencial que haya dado existencia a todas las cosas. Eser ser esencial es Dios.
  4. Grados de perfección. Todo lo que observamos tiene diversos grados de perfección. Lo imperfecto implica la existencia de lo perfecto, porque todo lo que tiene finitud no es más que restricción de la infinitud. Por lo tanto lo perfecto es Dios. A diferencia de los anteriores, este argumento se origina en el platonismo.
  5. Prueba teleológica. En el mundo hay orden y finalidad, lo que presupone una mente que organiza y da propósito a todas las cosas. Esa mente es Dios.
    Resumiendo los cinco puntos:
    (1) “Todo lo que se mueve es movido por otro”
    (2) “No hay nada que sea causa de sí mismo”.
    (3) “Los seres contingentes no tienen el principio de su existencia en
    sí mismos”.
    (4) “Lo perfecto no puede tener su origen en lo imperfecto sino sólo
    en algo aún más perfecto”.
    (5) “Las cosas que carecen de conocimiento solo puede tender a un
    fin si alguien que entiende las dirige”
    Esta es mi opinión y respeto la suya. Mi segunda reflexión es para el creyente que no tiene ninguna duda de la existencia de Dios. Pero más vale prevenir que lamentar. Es por eso que quiero advertir que existe un anacronismo y analfabetismo religioso. Debemos evitar este analfabetismo entre los cristianos, pues es más peligroso que otras formas de ignorancia. El mejor antídoto al fanatismo, al sectarismo, al dogmatismo y a cualquier otro “ismos” destructivo, es investigación por si mismo. Es triste ver las horas dedicada a la música y luego escuchar aguados sermones sin contenido.
    Otra gran paradoja: la Biblia es siempre el gran Best Seller (el más vendido), pero al mismo tiempo persiste el fenómeno de una cultura religiosa débil. Aquí en Estados Unidos se venden cada año 20 millones de Biblias, muchas personas son incapaces de decir el nombre de los autores de los Evangelios o el de uno de los apóstoles. Y muchas congregaciones cristianas no tienen Escuela Dominical.
    ¿Qué dialogo tendrán las bancas vacías de las iglesias del siglo XXI?
    Luis L. Gavin y sus dulces "garabatos’ sin carbohidratos

Web-Stat web statistics