Será la peor crisis en México?


#1

Cuando Carlos Slim, uno de los hombres de negocios más acaudalados del planeta, dijo hace tres días durante un foro organizado por el Congreso que la crisis económica actual provocará desempleo, quiebras y cierres de comercios, las alarmas, que llevaban ya tiempo encendidas en corporativos, sindicatos y partidos políticos, comenzaron a sonar y destellar con mayor intensidad.

Frente a esa descripción sobre el futuro económico de México y el mundo y ante el aluvión de noticias económicas negativas de los últimos meses, muchos empresarios, funcionarios y trabajadores han comenzado a preguntarse si ésta no será la peor crisis económica que enfrenta México en su historia reciente.

Si bien la respuesta a esa pregunta dependerá en gran medida de la circunstancia particular por la que atraviese cada empresa o cada individuo, un buen número de economistas coinciden en señalar que ésta no es la peor crisis económica del país de los últimos años y que difícilmente lo será.

Además, algunos dicen que hoy México, con todo y los múltiples problemas económicos, sociales y políticos que aún padece, cuenta con herramientas que no tuvo en el pasado para amortiguar los embates de la recesión mundial.
Para algunos observadores, un buen número de variables macroeconómicas hacen prever que este será un año muy complicado, pero nada que se parezca al que vivió el país y los ciudadanos en 1995 cuando la economía se contrajo entre 6.5% y 7% y el consumo interno se desplomó 15%.

Ese año además, la inflación se disparó a más de 50%, mientras que el crédito bancario simplemente desapareció y las tasas de interés en los Certificados de la Tesorería de la Federación de corto plazo llegaron hasta 110%.

Hoy, los economistas más pesimistas estiman que México sufrirá este año una contracción económica de entre 2.5% y 3%, aún lejos de lo que ocurrió hace 13 años , mientras que la inflación en lugar de subir, al parecer caerá de 6.5% en 2008 a menos de 4% para finales del año. También, si bien el crédito bancario se está desacelerando, existen aún perspectivas de que éste pueda crecer entre 6.5% y 8% en 2009, con crecimientos de entre 10.5% y 12.5% para los créditos a las empresas y de entre 7.5% y 9.5% para los créditos hipotecarios.

Además, las tasas de interés de corto plazo cercanas a 8% no se han disparado y, por el contrario, podrían incluso bajar si la inflación se contiene y el tipo de cambio se estabiliza.

Claro que si bien México hoy no sufrirá una recesión económica tan severa como la de 1995, eso no implica que la economía no vaya a atravesar por momentos complicados, como de hecho ya los está viviendo. Eso no significa tampoco que no vaya a existir un fuerte desempleo (Banco de México estima que este año podrían perderse entre 160,000 y 340,000 puestos de trabajo), y eso no implica que no dejen de generarse preocupaciones entre trabajadores, empresarios, inversionistas y funcionarios gubernamentales.

Incluso, si bien a nivel macro la economía podrá estar mejor hoy que hace 13 años, eso no garantiza que algunas industrias o algunos sectores puedan enfrentar la peor crisis de su historia.

Los economistas y funcionarios gubernamentales basan sus perspectivas, tal vez menos catastrofistas que las de quienes han perdido su empleo o han tenido que cerrar sus empresas o comercios por el vendaval económico, en dos elementos principalmente: uno, el origen de la crisis, y dos, las circunstancias actuales de la economía mexicana.
A diferencia de 1995, la crisis que hoy vive México no se generó en el país, sino que está siendo importada desde Estados Unidos. Esto, para algunos, quiere decir que los problemas no se originaron por un gasto gubernamental excesivo o por un gran déficit en las cuentas externas. La economía mexicana, en ese sentido, marchaba bien y se encontraba sana. Está en crisis porque Estados Unidos, la principal economía del planeta y el principal socio comercial del país, cayó en recesión ante el excesivo endeudamiento de los consumidores de ese país.

Estamos absorbiendo en un mismo año tres impactos del exterior muy importantes: una desaceleración de la demanda por nuestros productos derivados de la caída en el crecimiento económico en el resto del mundo; una caída en el precio de las materias primas, principalmente el petróleo, que nos afecta de manera importante y, obviamente, en tercer lugar, una recesión importante.

El segundo elemento que para algunos analistas hace que la crisis de hoy sea de menor intensidad que la de 1995 es que el gobierno tiene finanzas sanas. El cuidado que han tenido las últimas administraciones por equilibrar los ingresos con los gastos, dan al gobierno hoy ciertos márgenes de maniobra que le permiten aplicar, como de hecho ya lo está haciendo, políticas de gasto anti-cíclicas que muy probablemente mitiguen la caída del consumo y de la inversión privada.

Tan sólo este año, mediante diversos programas, el gobierno inyectará a la economía casi 170,000 millones de pesos, una suma que permitirá generar empleos y contrarrestar aquellos despidos que tengan que hacer las empresas cuyos mercados sufran una fuerte contracción.

Gracias a finanzas públicas sanas, el gobierno pudo además congelar el precio de la gasolina y el gas L.P. En 1995, la diferencia no pudo ser mayor. Ese año, cuando estalló la crisis por los desequilibrios internos del gobierno, las autoridades tuvieron que subir los precios de los combustibles e incluso tuvieron que subir la tasa del Impuesto al Valor Agregado de 10% a 15% para poder cubrir su exagerado endeudamiento.

Hoy, en cambio, de acuerdo a los economistas, el gobierno no tiene una deuda abultada y está en condiciones de poder utilizar su buen manejo financiero para mitigar la crisis proveniente del exterior.
Jamás habíamos tenido un gobierno en materia financiera tan fuerte como el que estamos teniendo ahora. Los riesgos de deuda pública son muy reducidos.

Una pregunta que muchos comienzan a hacerse es si esta crisis, aún cuando no sea tan severa como la de hace 13 años, podrá ser más prolongada. Algunos argumentan que si bien la economía mexicana vivió un severo bache en 1995, el país también contó en ese año con una economía estadounidense boyante, que le ayudó a salir de la crisis en menos de un año gracias al crecimiento que experimentaron las exportaciones.

Hoy ese motor externo está averiado y no se ve, al menos en el corto plazo, que pueda reparase pronto. Pero de nuevo los economistas son más optimistas y estiman que para fines de este año, la economía estadounidense comenzará a recuperarse.


#2

JUAN CARLOS ¡¡EXCELENTE INFORMACIÓN!! CONSIDERO QUE A MUCHOS DE NOSOTROS LA CRISIS LA TENEMOS DENTRO DE NUESTRA PERSONA. PARA LOS QUE ESTAMOS EN LA POSICION DE COMPARTIR ES LA MEJOR OPORTUNIDAD DE AYUDAR A OTROS A ESTABILIZAR SU POSICION ECONOMICA …SALU2 Y EXITO PRIMO…


#3

Muchas gracias por tus comentarios Rafa,s eguimos en contacto, Saludos!!!


#4

Gracias por tu excelente información Juan Carlos. Lo único que yo te puedo decir, ya que desconozco este tema, es que el sector obrero está en la indefinición total con los incrementos en la canasta básica y un raquítico aumento salarial del 4.06% a principio de este año. La recesión ya llegó y está golpeando de manera significatia al sector obrero de nuestro México.
Todo parece indicar o nos quieren hacer creer que en Veracruz no ha habido despidos y el índice de desempleo se encuentra por debajo de la media nacional, sin embargo es necesario que el gobierno busque apoyos para que esta crisis venga a menos.


#5

Juan carlos, sabes que hay crisis en todos los rincones del mundo, con esto del dolar y el euro, no se a donde vamos a parar, al menos en Argentina, siempre estamos en crisis, de hecho ya nos acostumbramos un poco, pero se estima que en mayo va a pasar algo mayor, mucho desempleo, paros, para colmo la capacidad de ahorro se perdio, te aumentan un 24% el sueldo, y a los dos dias aumento todo lo demas, al final tenes que hacer piruetas para llegar a fin de mes, esperemos que la situacion mundial mejore.


#6

que buene informacion Juan carlos Si se ve muy dificil el año, no queda mas que no aflojar, seguir trabajando y mantener la familia unida, acerca del ing. slim, mi paricular punto de vista es que le dio una patadita al gobierno, yo creo que esta enojado porque le obligaron a “compartir” sus instalaciones, con la compencia, no con esto quiero decir que la situacion d nuestro amdo pais es critica, no hay que perder el optimismo pase lo que pase.


#7

hola Juan Carlos! gracias por la información sobre lo que está pasando en la economía y esperemos en Dios que tengamos esperanzas de que todo esto mejore, pues de por sí hay tanta pobreza en México y el mundo y ahora tanto desempleo!..Por otra parte quiero comentarte que acabo de leer tus poesías y están muy bonitas! tienes mucho talento, no cabe duda!..Ah! y te quiero dar las gracias por ayudar a mi hermana Elizabeth a poner sus fotos que yo no había podido ver y ahora están en la página gracias a ti! y además te comento que cuando entré aquí tú fuiste una de las personas que me hizo el favor de darme la bienvenida y te agregué como amistad, pero no supe qué pasó y no estás entre mis amistades!!, por lo que te voy a agregar una vez más ok? bueno, pues muchas gracias por todo y te mando un abrazo! Cuídate!


Web-Stat web statistics